He­re­de­ros de una for­tu­na de un mi­llón de eu­ros tum­ban a la Xun­ta en el Su­pre­mo

No ten­drán que pa­gar por la trans­mi­sión de las ac­cio­nes de una sa­la de des­pie­ce

La Voz de Galicia (Lugo) - - La Voz De Lugo - XO­SÉ CA­RREI­RA

Des­pués de nue­ve años de pug­na ju­di­cial los he­re­de­ros de una for­tu­na su­pe­rior al mi­llón de eu­ros con­si­guie­ron tum­bar a la Xun­ta en el Tri­bu­nal Su­pre­mo. La ha­cien­da ga­lle­ga les de­ne­ga­ba los be­ne­fi­cios so­cia­les que re­cla­ma­ban por la trans­mi­sión de unas par­ti­ci­pa­cio­nes en un co­no­ci­do ma­ta­de­ro lu­cen­se. Pe­ro aho­ra el al­to tri­bu­nal na­cio­nal les ha da­do la ra­zón al de­cla­rar fir­me una sen­ten­cia del Tri­bu­nal Su­pe­rior de Xus­ti­za de Galicia al que ya ha­bían re­cu­rri­do en su día los afec­ta­dos.

En agos­to de 2007 fue pre­sen­ta­do an­te el Ser­vi­cio de Ges­tión Tri­bu­ta­ria del De­par­ta­men­to Te­rri­to­rial de Lu­go de la Con­se­lle­ría de Fa­cen­da, la re­la­ción de bie­nes y de­re­chos, va­lo­ra­dos en 1.018.150 eu­ros, que in­te­gra­ban la he­ren­cia de una mu­jer que ha­bía fa­lle­ci­do unos me­ses an­tes. Fue­ron de­cla­ra­dos he­re­de­ros dos hi­jos de la mis­ma, sin per­jui­cio del usu­fruc­to le­gal del viu­do. En las au­to­li­qui­da­cio­nes, los hi­jos con­sig­na­ron co­mo ba­ses im­po­ni­bles 490.126 eu­ros y el viu­do, 66.215. So­bre es­tas apli­ca­ron re­duc­cio­nes por pa­ren­tes­co, vi­vien­da ha­bi­tual y par­ti­ci­pa­cio­nes so­cia­les en un ma­ta­de­ro, re­sul­tan­do unas cuo­tas ín­te­gras de 28.663 y 637 eu­ros, res­pec­ti­va­men­te.

En ma­yo de 2010 la ins­pec­ción va­lo­ró las par­ti­ci­pa­cio­nes en una sa­la de des­pie­ce Lual­co en 728.711 eu­ros y de­ne­gó el be­ne­fi­cio fis­cal so­li­ci­ta­do por la trans­mi­sión de las mis­mas. Los afec­ta­dos fue­ron no­ti­fi­ca­dos de es­ta de­ci­sión en sep­tiem­bre del mis­mo año. Fue abier­to un trá­mi­te de au­dien­cia y les ad­jun­ta­ron pro­pues­tas de li­qui­da­ción. Los he­re­de­ros op­ta­ron por ha­cer ale­ga­cio­nes y de­nun­ciar de­fec­tos en la com­pro­ba­ción del va­lor de las par­ti­ci­pa­cio­nes so­cia­les. Se­ña­la­ron que era im­pro­ce­den­te la omi­sión de las re­duc­cio­nes por vi­vien­da ha­bi­tual y por la trans­mi­sión de las par­ti­ci­pa­cio­nes so­cia­les del ma­ta­de­ro.

Dos me­ses más tar­de, el ser­vi­cio de Ges­tión Tri­bu­ta­ria fi­na­li­zó el pro­ce­di­mien­to y fi­jó li­qui­da­cio­nes por 13.919 eu­ros y 101.829; la del viu­do, so­bre una ba­se im­po­ni­ble de 292.897 eu­ros, y las de los he­re­de­ros so­bre igua­les ba­ses de 522.840. A es­tos les apli­có so­lo la re­duc­ción por pa­ren­tes­co, pe­ro no así la de vi­vien­da ha­bi­tual, que so­lo be­ne­fi­ció al viu­do.

No con­for­mes con las nue­vas li­qui­da­cio­nes, los he­re­de­ros so­li­ci­ta­ron la prác­ti­ca de una ta­sa­ción pe­ri­cial con­tra­dic­to­ria y se pro­du­jo una rec­ti­fi­ca­ción en las li­qui­da­cio­nes. Pe­ro los afec­ta­dos, no sa­tis­fe­chos, op­ta­ron por pre­sen­tar otra reclamación ale­gan­do nue­va­men­te que pro­ce­día apli­car la re­duc­ción por trans­mi­sión de las par­ti­ci­pa­cio­nes so­cia­les en el ma­ta­de­ro en el que un hi­jo de la fa­lle­ci­da, por tan­to den­tro del grupo de pa­ren­tes­co, ejer­cía fun­cio­nes di­rec­ti­vas, por las que per­ci­bía una re­mu­ne­ra­ción que su­po­nía más del 50% de la ba­se im­po­ni­ble del IRPF. Pe­ro es­ta reclamación fue des­es­ti­ma­da por el Tri­bu­nal Eco­nó­mi­co Ad­mi­nis­tra­ti­vo Re­gio­nal de Galicia.

El ci­ta­do ór­gano con­si­de­ró que el hi­jo de la fa­lle­ci­da, aun sien­do di­rec­ti­vo en la em­pre­sa no era ti­tu­lar de nin­gu­na par­ti­ci­pa­ción so­cial, lo que con­si­de­ra­ba re­qui­si­to im­pres­cin­di­ble para te­ner de­re­cho a la exen­ción que re­cla­ma­ba. El pe­ri­plo ju­di­cial que si­guie­ron los afec­ta­dos no fi­na­li­zó ahí. Re­cu­rrie­ron al TSXG y un tri­bu­nal les dio la ra­zón, de­ci­sión que fue re­cu­rri­da por par­te de los ser­vi­cios de la Xun­ta.

El li­ti­gio co­men­zó en 2007 cuan­do pre­sen­ta­ron las cuen­tas en Ges­tión Tri­bu­ta­ria Los he­re­de­ros apli­ca­ron de­duc­cio­nes su­pe­rio­res a los 500.000 eu­ros

AL­BER­TO LÓ­PEZ

Unas ac­cio­nes de es­ta sa­la de des­pie­ce de car­ne fue­ron la cau­sa del li­ti­gio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.