El par­ti­do, abu­rri­do; el de­ba­te...

Al­bert Ri­ve­ra ga­nó en co­men­ta­rios fa­vo­ra­bles du­ran­te la primera par­te del pro­gra­ma; Igle­sias, en la se­gun­da

La Voz de Galicia (Lugo) - - A Fondo - JUAN CAR­LOS MARTÍNEZ

La te­le­vi­sión ofre­ció ayer dos es­pec­tácu­los en di­rec­to de pri­mer or­den: el par­ti­do en el que la selección es­pa­ño­la se es­tre­na­ba en la Eurocopa y el de­ba­te en­tre los cua­tro prin­ci­pa­les can­di­da­tos a la pre­si­den­cia del Go­bierno.

El par­ti­do fue abu­rri­do. Los ju­ga­do­res son ex­ce­len­tes pe­ro no ven la por­te­ría, y ya es­tá bien de ha­cer un mag­ní­fi­co jue­go y no con­se­guir re­sul­ta­dos. Los men­sa­jes que se col­ga­ron en las re­des du­ran­te ca­si no­ven­ta mi­nu­tos, has­ta que Pi­qué la en­chu­fó de ca­be­za, re­ve­lan has­tío, esa sen­sa­ción de dé­jà vu que acom­pa­ña al fútbol del equipo es­pa­ñol des­de ha­ce unas tem­po­ra­das. El gol del defensa trans­mi­tió ali­vio e in­clu­so en­tu­sias­mo, co­mo el que mos­tra­ron dos fut­bo­le­ras de ex­cep­ción: las mi­nis­tras Ana Pas­tor y Fá­ti­ma Bá­ñez, que vie­ron el par­ti­do des­de Re­don­de­la y res­pon­die­ron con pa­sión al gol, que de pa­so qui­tó hie­rro a la in­qui­na con­tra los so­be­ra­nis­tas que al­gu­nos ex­tien­den a to­dos los ca­ta­la­nes.

¿Y el de­ba­te? Por lo que se pu­do leer en Twit­ter y en otros me­dios, aún me­nos apa­sio­nan­te que el par­ti­do, por­que na­die mar­có nin­gún gol. Y esa sen­sa­ción de

dé­jà vu que acom­pa­ña a la po- lí­ti­ca es­pa­ño­la des­de ha­ce unas tem­po­ra­das, con el aña­di­do de que el jue­go no se pue­de ca­li­fi­car de mag­ní­fi­co, y que el re­sul­ta­do, por des­gra­cia, pue­de ser de nue­vo un cuá­dru­ple empate.

Quien más gus­tó en la primera par­te, se­gún las webs que mi­den la apro­ba­ción de los usua­rios, fue Al­bert Ri­ve­ra, se­gui­do por Pa­blo Igle­sias y por Ma­riano Ra­joy. Pe­dro Sán­chez, de acuer­do con nu­me­ro­sos co­men­ta­rios, fue el par­ti­ci­pan­te al que me­nos ca­so le ha­cían los de­más can­di­da­tos cuan­do ha­bla­ba.

A Ri­ve­ra se le re­co­no­ció sol­tu­ra en el dis­cur­so y acier­to en el mar­ca­je a Ra­joy cuan­do to­có de­ba­tir so­bre la co­rrup­ción, pe­ro con un tono muy edu­ca­do. Ra­joy, por su par­te, usó chu­le­tas y en al­gún mo­men­to el tono era de lec­tu­ra de ca­rre­ri­lla. A Igle­sias, en las re­des, se le ha acha­ca­do es­tar un po­co dor­mi­do. Has­ta que se de­ba­tió so­bre co­rrup­ción. Ahí, el en­cuen­tro ga­nó in­ten­si­dad y las re­des so­cia­les mul­ti­pli­ca­ron los men­sa­jes en di­rec­to. Igle­sias ga­nó apro­ba­ción en los co­men­ta­rios de las re­des, mien­tras Ri­ve­ra y Ra­joy ba­ja­ban puntos. En­ton­ces se pa­só a Ca­ta­lu­ña y los tui­te­ros vol­vie­ron a fre­nar­se: lo que se de­cía era lo mis­mo que ya se ha­bía oí­do, sal­vo por la en­tra­da de los so­cia­lis­tas en el go­bierno lo­cal de Bar­ce­lo­na. Y, para aca­bar, Ve­ne­zue­la, per­dón, la política ex­te­rior: na­da nue­vo en el país del Arau­ca vi­bra­dor.

«Si sube la ma­rea...»

Los cua­tro gran­des y el fútbol no fue­ron los úni­cos pro­ta­go­nis­tas en las re­des. Un ha­bi­tual del hu­mor áci­do en You­Tu­be, Tro­lea­da Ga­le­ga, pu­bli­có una ré­pli­ca tru­ca­da del ví­deo mu­si­cal de En Ma­rea para la pa­sa­da cam­pa­ña elec­to­ral, en el que los can­di­da­tos can­ta­ban su ver­sión de un te­ma de Ex­tre­mo­du­ro. La mú­si­ca (con per­dón sea di­cho) y la le­tra aho­ra son las de El chi­rin­gui­to, de Geor­gie Dann, que los mis­mos pro­ta­go­nis­tas si­guen con un me­neí­to rít­mi­co ace­le­ra­do.

«Pro­me­te­ron un grupo par­la­men­tar ga­le­go. Pe­ro o que mon­ta­ron foi... Un chi­rin­gui­to», di­ce el men­sa­je de pre­sen­ta­ción del que, aven­tu­ran es­tos crea­ti­vos, se­rá «o bai­le do ve­rán»: «Si sube la ma­rea, / me va de ma­ra­vi­lla, / la gen­te se amon­to­na / y yo le doy mor­ci­lla. / El chi­rin­gui­to, / el chi­rin­gui­to», et­cé­te­ra.

SALVADOR SAS

Pa­sión. Las siem­pre co­me­di­das mi­nis­tras Fá­ti­ma Bá­ñez, a la iz­quier­da, en pleno sal­to, y Ana Pas­tor, en el cen­tro, ce­le­bran el gol de Pi­qué en el par­ti­do de la selección es­pa­ño­la con­tra la che­ca, tras pi­car un po­co de em­pa­na­da, sin más que agua y re­fres­cos, ayer en un lo­cal de Re­don­de­la.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.