«La Eu­ro­co­pa se­rá un cementerio»

El jo­ven que en nom­bre del Es­ta­do Is­lá­mi­co apu­ña­ló a un agen­te fran­cés y a su pa­re­ja an­tes de ser aba­ti­do de­jó una no­ta con una lis­ta de ob­je­ti­vos en sue­lo ga­lo

La Voz de Galicia (Lugo) - - Internacional - FER­NAN­DO ITU­RRI­BA­RRÍA

«La Eu­ro­co­pa se­rá un cementerio». La ame­na­za es pro­nun­cia­da por el yihadista fran­cés La­ros­si Ab­ba­lla, de 25 años, en el ví­deo con el que reivin­di­ca el ase­si­na­to a cu­chi­lla­das de un ma­tri­mo­nio de po­li­cías el lu­nes en su do­mi­ci­lio a las afue­ras de París an­tes de ser aba­ti­do. El do­ble cri­men, asu­mi­do por el au­to­pro­cla­ma­do Es­ta­do Is­lá­mi­co (EI), es el pri­mer ata­que te­rro­ris­ta per­pe­tra­do en Fran­cia con­tra agen­tes del or­den fuera de ser­vi­cio en su in­ti­mi­dad fa­mi­liar, una con­sig­na im­par­ti­da a los sol­da­dos del ca­li­fa­to para ex­ten­der un cli­ma de psi­co­sis en su seno. El au­tor del aten­ta­do, fi­cha­do por los ser­vi­cios de in­for­ma­ción, ha­bía sa­li­do de la cár­cel en sep­tiem­bre del 2013 tras pa­sar dos años y me­dio en pri­sión por yiha­dis­mo y en fe­bre­ro su te­lé­fono fue pin­cha­do por un juez en el mar­co de un su­ma­rio re­la­ti­vo a una red de re­clu­ta­mien­to ha­cia Si­ria sin que se de­tec­ta­ran sus pla­nes cri­mi­na­les.

El co­man­dan­te de po­li­cía Jean-Bap­tis­te Sal­vaing, de 42 años, je­fe ad­jun­to de la comisaría de Les Mu­reaux, al nor­te de Ver­sa­lles, fue ase­si­na­do en­tre las ocho y las ocho y vein­te de la tar­de del lu­nes de­lan­te de la en­tra­da de su do­mi­ci­lio en Mag­nan­vi­lle. Re­ci­bió nue­ve pu­ña­la­das en el ab­do­men ases­ta­das por su agre­sor al gri­to de Alá Ak­bar (Dios es gran­de), se­gún los ve­ci­nos del ba­rrio re­si­den­cial de ca­sas in­di­vi­dua­les con jar­dín don­de vi­vía, que avi­sa­ron a la po­li­cía tras ver­lo des­plo­mar­se mor­tal­men­te herido en la ca­lle.

Ac­to se­gui­do el yihadista en­tró en la vi­vien­da y se­cues­tró a la es­po­sa de la víc­ti­ma, Jes­si­ca Sch­nei­der, de 36 años y tam­bién fun­cio­na­ria de po­li­cía, y al hi­jo de la pa­re­ja, Mat­hieu, de 3 años y me­dio, an­tes de de­go­llar a la mu­jer. La­ros­si Ab­ba­lla se fil­mó en el do­mi­ci­lio de los po­li­cías me­dian­te la apli­ca­ción Fa­ce­book Li­ve, que per­mi­te a los usua­rios di­fun­dir en di­rec­to en su per­fil ví­deos gra­ba­dos con te­lé­fono móvil.

Cuen­ta de Moha­med Alí

La gra­ba­ción, con una du­ra­ción de tre­ce mi­nu­tos y quin­ce se­gun­dos, fue col­ga­da en una cuen­ta abier­ta a nom­bre de Moha­med Alí, el exboxeador con­ver­ti­do al is­lam re­cien­te­men­te fa­lle­ci­do. Pu­bli­ca­da a las 20.52 ho­ras, fue en­via­da a un cen­te­nar de con­tac­tos. En ella se ven imá­ge­nes de los ca­dá­ve­res de las víc­ti­mas y a su hi­jo en un so­fá de­trás del yihadista que dice: «No sé to­da­vía lo que voy a ha­cer con él». «Para la Eu­ro­co­pa os re­ser­va­mos otras sor­pre­sas, no os di­go más. La Eu­ro­co­pa se­rá un cementerio», ame­na­za an­tes de lla­mar a «que tiem­ble Fran­cia». En con­cre­to, ape­la a matar a po­li­cías, fun­cio­na­rios de pri­sio­nes, me­dia do­ce­na de pe­rio­dis­tas que ci­ta por su nom­bre e in­clu­so ima­nes por­que «han ven­di­do a la re­li­gión, han trai­cio­na­do a Alá y a su pro­fe­ta», así co­mo a los ra­pe­ros por ser «alia­dos de Sa­tán». Tam­bién men­cio­na a los dipu­tados y al­cal­des pues es «fá­cil» ya que bas­ta con «es­pe­rar­los de­lan­te de sus lo­ca­les». «No vais a dis­fru­tar de des­can­so, se os es­pe­ra­rá de­lan­te de vues­tras mo­ra­das», dice.

En el breve diá­lo­go que man­tu­vo con la po­li­cía an­tes del asal­to, Ab­ba­lla pre­ci­só que ha­bía ju­ra­do leal­tad al EI ha­cía tres se­ma­nas. Tam­bién amenazó con vo­lar la ca­sa con ex­plo­si­vos en ca­so de in­ter­ven­ción po­li­cial. A las do­ce de la no­che el RAID (los geo fran­ce­ses) asal­tó la vi­vien­da, aba­tió al yihadista, en­con­tró el cuer­po de la mu­jer con una he­ri­da abier­ta por ar­ma blan­ca en el cue­llo y res­ca­tó sano y sal­vo al ni­ño, pe­ro pro­fun­da­men­te con­mo­cio­na­do.

Los in­ves­ti­ga­do­res tra­tan de de­ter­mi­nar si Ab­ba­lla pu­do con­tar con com­pli­ci­da­des en la pre­pa­ra­ción del aten­ta­do. Tres hom­bres de su en­torno, de 27, 29 y 44 años, fue­ron detenidos. Uno de ellos fi­gu­ra en­tre los sie­te con­de­na­dos con él en el jui­cio del 2013.

Ho­ras des­pués, la agen­cia Amaq, ór­gano del Es­ta­do Is­lá­mi­co, di­fun­dió que uno de sus com­ba­tien­tes ha­bía ma­ta­do a la pa­re­ja de po­li­cías cer­ca de París. Más tar­de emi­tió el ví­deo reivin­di­ca­ti­vo.

MATTHIEU ALE­XAN­DRE

Un hom­bre en­tre­ga a un po­li­cía flo­res para po­ner en la ca­sa de la pa­re­ja ase­si­na­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.