En su ca­sa se le es­ca­pan 300 eu­ros al año por el en­chu­fe sin que se dé cuen­ta

Gas Na­tu­ral Fe­no­sa es­ti­ma que las fa­mi­lias ga­lle­gas po­drían re­du­cir ca­si un 30 % su fac­tu­ra ener­gé­ti­ca si fue­sen más efi­cien­tes

La Voz de Galicia (Lugo) - - Economia - GA­BRIEL LE­MOS

Para esas no­ches en las que le da pe­re­za le­van­tar­se del so­fá para apa­gar la te­le­vi­sión y aca­ba dán­do­le al mando a dis­tan­cia para po­ner­la en stand by (el fa­mo­so pi­lo­ti­to ro­jo), grá­be­se una ci­fra en el dis­co du­ro: si se apli­ca­ra a la ta­rea de la efi­cien­cia ener­gé­ti­ca con to­dos los re­cur­sos a su al­can­ce, po­dría aho­rrar­se has­ta un 30 % de las fac­tu­ras anua­les de luz y gas. Ese es, al me­nos, el cálcu­lo al que lle­ga Gas Na­tu­ral Fe­no­sa tras en­tre­vis­tar a 3.800 fa­mi­lias es­pa­ño­las so­bre sus há­bi­tos de con­su­mo.

Tras dos años de pa­rón, la eléc­tri­ca ha re­cu­pe­ra­do el es­tu­dio so­bre efi­cien­cia ener­gé­ti­ca que em­pe­zó a rea­li­zar en el año 2004. Y en él con­clu­ye que los ho­ga­res de la co­mu­ni­dad mal­gas­tan ca­da año 2.890 gi­ga­va­tios ho­ra (GWh), una can­ti­dad de ener­gía su­fi­cien­te para abas­te­cer el alum­bra­do pú­bli­co de una ciu­dad co­mo A Co­ru­ña du­ran­te 128 años. En eu­ros, el so­bre­cos­te ron­da los 328 mi­llo­nes, un 0,6 % del PIB ga­lle­go, a ra­zón de 298 eu­ros de me­dia por fa­mi­lia.

Para aque­llos a los que no les due­la el bol­si­llo, ape­lan a la con­cien­cia me­dioam­bien­tal: un con­su­mo efi­cien­te evi­ta­ría emi­tir 0,64 mi­llo­nes de to­ne­la­das de CO , los 2 ga­ses de 200.000 tu­ris­mos.

El es­tu­dio, pre­sen­ta­do ayer en A Co­ru­ña por el de­le­ga­do de Gas Na­tu­ral Fe­no­sa en Ga­li­cia, Manuel Fer­nán­dez Pe­lli­cer, y el eco­no­mis­ta Manuel Lu­de­vid, mi­de el po­ten­cial de aho­rro ener­gé­ti­co de los clien­tes par­ti­cu­la­res (no se in­clu­yen em­pre­sas), ana­li­zan­do fac­to­res co­mo el equi­pa­mien­to con el que cuen­tan en sus ca­sas, el man­te­ni­mien­to del mis­mo, su cul­tu­ra ener­gé­ti­ca y su con­trol so­bre el con­su­mo. Y, aun­que re­co­no­ce bue­nas prác­ti­cas, co­mo el uso ca­da vez más ge­ne­ra­li­za­do de bom­bi­llas de ba­jo con­su­mo o el cui­da­do de los con­su­mi­do­res por ajus­tar la po­ten­cia con­tra­ta­da a sus ne­ce­si­da­des reales, tam­bién re­fle­ja aque­llos com­por­ta­mien­tos que ha­cen que se nos es­ca­pen los eu­ros por el en­chu­fe, co­mo po­ner el la­va­va­ji­llas a me­dia car­ga, no usar el ciclo cor­to de la la­va­do­ra o no sus­ti­tuir los elec­tro­do­més­ti­cos más an­ti­guos por otros mo­der­nos que con­su­man me­nos. Y es que, para bri­llar en efi­cien­cia, no to­do es con­cien­cia­ción y bue­na vo­lun­tad, ha­ce fal­ta tam­bién li­qui­dez para ro­dear­se de los apa­ra­tos de ho­gar que me­nos con­su­men.

Por eso sur­ge la du­da: ¿Ha in­flui­do la cri­sis en la efi­cien­cia ener­gé­ti­ca de las fa­mi­lias, al im­pe­dir re­no­var el par­que de elec­tro­do­més­ti­cos? «No ca­be du­da de que el en­torno eco­nó­mi­co pue­de in­fluir, por­que las fa­mi­lias tie­nen otras prio­ri­da­des de gas­to», con­ce­de Pe­lli­cer, que cree que una po­si­ble so­lu­ción se­ría recuperar los pla­nes de ayu­da para la com­pra de apa­ra­tos (re­no­ve).

¿Dón­de pue­do aho­rrar?

De he­cho, es en el con­su­mo de los elec­tro­do­més­ti­cos don­de más mar­gen de aho­rro hay: se po­dría re­cor­tar más del 47 %. Un ho­gar ga­lle­go me­dio po­dría aho­rrar una me­dia de 127 eu­ros ad­qui­rien­do el úl­ti­mo equi­pa­mien­to y op­ti­mi­zan­do su uso. Otra co­sa es cuan­tos años tar­da­ría en amor­ti­zar la in­ver­sión. Tam­bién se po­dría re­cor­tar un 26 % del gas­to en ilu­mi­na­ción, pe­ro ahí el ajus­te po­ten­cial es de ape­nas diez eu­ros anua­les por ho­gar. Mu­cho más, has­ta 120 eu­ros, po­dría aho­rrar­se ese ho­gar me­dio en ca­le­fac­ción con un buen man­te­ni­mien­to del sis­te­ma y una re­gu­la­ción óp­ti­ma de la tem­pe­ra­tu­ra.

Sea por la cri­sis, o por una re­la­ja­ción del con­trol, la efi­cien­cia ener­gé­ti­ca de los ho­ga­res ga­lle­gos ha ba­ja­do en los úl­ti­mos cin­co años, tras lo­grar en el 2011 la no­ta más al­ta, un 6,48. Aho­ra el in­di­ca­dor es­tá en el 6,16. Se man­tie­ne tam­bién el di­fe­ren­cial ne­ga­ti­vo res­pec­to a España, don­de el po­ten­cial de aho­rro es li­ge­ra­men­te in­fe­rior, del 27 %.

En esa bre­cha pue­de in­fluir tam­bién la demografía, ya que, tal y co­mo des­li­za el es­tu­dio y con­fir­ma la eléc­tri­ca, exis­te más sen­si­bi­li­za­ción ha­cia el aho­rro ener­gé­ti­co en las ciu­da­des que en el ru­ral. «Te­ne­mos que fo­men­tar que lle­gue la in­for­ma­ción a to­do el mun­do para que no ha­ya bre­cha», apun­ta Pe­lli­cer.

La ener­gía que se po­dría aho­rrar per­mi­ti­ría ilu­mi­nar 128 años la ciu­dad de A Co­ru­ña

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.