El exal­cal­de de Cas­tro de Rei ne­gó que die­se em­pleo a fa­mi­lia­res su­yos y obras a ami­gos

La vis­ta de la ope­ra­ción Rei arran­ca con que­jas de abo­ga­dos

La Voz de Galicia (Lugo) - - Portada - XO­SÉ CA­RREI­RA

Le cos­tó arran­car, pe­ro fi­nal­men­te el jui­cio de la ope­ra­ción Rei se ce­le­bra des­de ayer en la Au­dien­cia Pro­vin­cial de Lu­go con ocho acu­sa­dos en el ban­qui­llo, en­tre ellos el exal­cal­de so­cia­lis­ta de Cas­tro de Rei, Juan Jo­sé Díaz Va­li­ño y tres ex­miem­bros de la junta de go­bierno. Las tres pri­me­ras ho­ras de la vis­ta las pro­ta­go­ni­za­ron los abo­ga­dos. Pri­me­ro plan­tea­ron sus­pen­der el jui­cio para que el pre­si­den­te de tri­bu­nal fue­se otro que ac­tual­men­te es­tá de ba­ja, pe­ro la pe­ti­ción no fue acep­ta­da. Lue­go pi­die­ron, en­tre otras co­sas, la nu­li­dad de las es­cu­chas te­le­fó­ni­cas, pe­ro so­bre es­to ha­brá pro­nun­cia­mien­to en la sen­ten­cia.

Juan Jo­sé Díaz Va­li­ño, ex­dipu­tado pro­vin­cial, fue acu­sa­do de pre­va­ri­ca­ción, fal­se­dad en do­cu­men­to pú­bli­co, trá­fi­co de in­fluen­cias y cohe­cho. Se en­fren­ta a ca­si cin­co años de cár­cel y más de vein­te de in­ha­bi­li­ta­ción. Los de­más miem­bros de la junta de go­bierno, uno de los cua­les si­gue ac­tual­men­te aho­ra en el go­bierno que os­ten­ta el PP, no se en­fren­tan a pe­nas de pri­sión, pe­ro sí de in­ha­bi­li­ta­ción de en­tre ocho y nue­ve años. En el ban­qui­llo tam­bién es­tá la se­cre­ta­ria mu­ni­ci­pal, para la que el fis­cal re­cla­ma cua­tro años de cár­cel y ocho de in­ha­bi­li­ta­ción.

Va­li­ño de­cla­ró du­ran­te ca­si tres ho­ras. Su in­ter­ven­ción fue un ca­ra a ca­ra con el fis­cal que le fue re­cor­dan­do, una a una, sus pre­sun­tas irre­gu­la­ri­da­des. El acu­sa­dor pú­bli­co lo res­pon­sa­bi­li­zó de ha­ber da­do con­tra­tos de obras del de­no­mi­na­do Plan E a me­dia do­ce­na de em­pre­sas ami­gas o del mis­mo signo po­lí­ti­co. Y a ma­yo­res le atri­bu­yó el ha­ber en­chu­fa­do a cua­tro peo­nes den­tro de un pro­gra­ma de coope­ra­ción para el fo­men­to del em­pleo. No se aca­ba­ron ahí las impu­tacio­nes del fis­cal por­que este le re­cor­dó que una em­pre­sa a la que le dio la vi­gi­lan­cia de la pis­ci­na y cur­sos de na­ta­ción con­tra­tó tem­po­ral­men­te a quien en­ton­ces era su cu­ña­da.

El acu­sa­dor pú­bli­co tam­bién le re­cor­dó que le ha­bía da­do un contrato de su­mi­nis­tro de ener­gía eléc­tri­ca al cam­po de fút­bol y a la pis­ci­na a la em­pre­sa que le pu­so unos ha­ló­ge­nos en su vi­vien­da par­ti­cu­lar sin que los hu­bie­ra pagado.

«No hu­bo fa­vo­ri­tis­mos»

El ex­re­gi­dor le di­jo al fis­cal que du­ran­te su man­da­to «no hu­bo fa­vo­ri­tis­mos» y con el sis­te­ma de contratación con el que ope­ra­ban no sa­bían en qué em­pre­sa iba a re­caer la obra. En tal sen­ti­do re­cor­dó que en aque­lla épo­ca, y por el Plan E, ha­bía una gran ava­lan­cha de obras y to­dos los ayun­ta­mien­tos te­nían pro­ble­mas para en­con­trar em­pre­sas que las hi­cie­ran a tiem­po para no per­der la sub­ven­ción. En Cas­tro, di­jo el al­cal­de, hi­cie­ron va­rios blo­ques de em­pre­sas, se­gún la es­pe­cia­li­dad que tu­vie­ran y lue­go les cur­sa­ban la in­vi­ta­ción, pe­ro ad­vir­tió que eso no sig­ni­fi­ca­ba que ini­cial­men­te de­ci­die­ran a quién le da­ban la obra. Ne­gó, ade­más, que pi­die­sen pre­su­pues­tos a la car­ta.

El fis­cal le sa­có a re­lu­cir al­gu­nas con­ver­sa­cio­nes te­le­fó­ni­cas en las que ha­bla­ban de que ha­bía que dar obras a em­pre­sas afi­nes al par­ti­do, o ad­ju­di­car con­tra­tos que pu­die­ran re­por­tar vo­tos. En este sen­ti­do, el re­gi­dor ex­pli­có: «Nun­ca le pe­di­mos el car­né po­lí­ti­co a na­die». Re­cor­dó que la em­pre­sa de un edil so­cia­lis­ta de Cos­pei­to no ob­tu­vo nin­gún contrato.

En cuan­to a la su­pues­ta contratación de peo­nes ami­gos, di­jo que fue un tri­bu­nal el que de­ci­dió. A lo lar­go de la de­cla­ra­ción ad­vir­tió que su cu­ña­da tra­ba­jó en la em­pre­sa de la pis­ci­na 15 días, pe­ro no ob­tu­vo re­no­va­ción del contrato. Tam­bién di­jo que los ha­ló­ge­nos de su ca­sa se los pa­gó al pro­mo­tor de la obra.

ÓS­CAR CE­LA

El exal­cal­de de Cas­tro de Rei, Juan Jo­sé Díaz Va­li­ño, en pri­mer tér­mino, en el ini­cio del jui­cio en la Au­dien­cia de Lu­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.