Un ex al­to car­go de Kirch­ner, sor­pren­di­do cuan­do ocul­ta­ba en un con­ven­to 160 fa­jos de 50.000 dó­la­res

La po­li­cía de­tu­vo a un ex­se­cre­ta­rio del kirch­ne­ris­mo cuan­do in­ten­ta­ba ocul­tar di­ne­ro en un ce­no­bio

La Voz de Galicia (Lugo) - - Portada - PAU­LA SABAJANES

De gro­tes­ca pue­de con­si­de­rar­se la for­ma en que fue de­te­ni­do en Argentina el ex­se­cre­ta­rio de Obras Pú­bli­cas con Nés­tor Kirch­ner y Cris­ti­na Fer­nán­dez Jo­sé Fran­cis­co Ló­pez, mien­tras lan­za­ba de ma­dru­ga­da bol­sas con fa­jos de dó­la­res por en­ci­ma de la ta­pia de un mo­nas­te­rio de clau­su­ra. Un ve­cino llamó a la po­li­cía al ob­ser­var sus mo­vi­mien­tos en el ex­te­rior del con­ven­to de Mon­jas Oran­tes y Pe­ni­ten­tes de Nues­tra Se­ño­ra de Fá­ti­ma, en Ge­ne­ral Ro­drí­guez, pro­vin­cia de Bue­nos Ai­res. Y Ló­pez, que lle­gó so­lo con su vehícu­lo, que­dó de­te­ni­do por te­ner una ca­ra­bi­na Sig Sa­guer del ca­li­bre 22 con el per­mi­so ca­du­ca­do y sin ha­ber con­se­gui­do ocul­tar va­rias bol­sas con fa­jos de dó­la­res y otras di­vi­sas, ade­más de jo­yas. «Hay más de ocho mi­llo­nes de dó­la­res», in­for­mó el in­ten­den­te lo­cal, Da­río Ku­bar, tras con­tar los 160 fa­jos de 50.000 dó­la­res in­cau­ta­dos.

Ló­pez era el se­gun­do del to­do­po­de­ro­so mi­nis­tro de Pla­ni­fi­ca­ción del kirch­ne­ris­mo, Ju­lio de Vi­do, y por sus ma­nos pa­sa­ron du­ran­te años con­tra­tos mi­llo­na­rios de in­fra­es­truc­tu­ras de to­da Argentina. Aho­ra, su su­pues­to «sis­te­ma de so­bre­pre­cios» es­tá ba­jo la lu­pa en la cau­sa que in­ves­ti­ga la ru­ta del di­ne­ro K, por

la que es­tá de­te­ni­do el em­pre­sa­rio Lá­za­ro Báez, tras la de­nun­cia del arre­pen­ti­do Leo­nar­do Fa­ri­ña. Su ca­rre­ra co­men­zó en la pro­vin­cia de Santa Cruz co­mo co­la­bo­ra­dor, en el área de obra pú­bli­ca, de Nés­tor Kirch­ner, cuan­do fue in­ten­den­te de Río Ga­lle­gos y des­pués go­ber­na­dor.

Ló­pez es in­ves­ti­ga­do des­de el 2008 por en­ri­que­ci­mien­to ilí­ci­to por el fis­cal fe­de­ral Federico Del­ga­do, que ayer so­li­ci­tó su en­car­ce­la­mien­to tras co­no­cer las cir­cuns­tan­cias en las que fue sor­pren­di­do Ló­pez. Del­ga­do ex­pli­có las di­fi­cul­ta­des para avan­zar en su in­ves­ti­ga­ción de «una in­ge­nie­ría so­cie­ta­ria» que per­mi­tie­ra ocul­tar los fon­dos, pe­ro ayer com­pren­dió que, «evi­den­te­men­te, las co­sas es­ta­ban más cer­ca». «Jo­ce­si­to» co­no­cía el mo­nas­te­rio. Ha­bi­ta­do por me­nos de cin­co mon­jas, vi­vió allí has­ta su muer­te el pa­sa­do abril mon­se­ñor Ru­bén Di Mon­te, ar­zo­bis­po emé­ri­to de Mer­ce­des y Lu­ján, co­no­ci­do co­mo mon­se­ñor K, a quien vi­si­ta­ban pe­rió­di­ca­men­te De Vi­do y Ló­pez.

El je­fe de Ga­bi­ne­te, Mar­cos Peña, re­co­no­ció la «sor­pre­sa» del Go­bierno por es­ta de­ten­ción «de pe­lí­cu­la» y el mi­nis­tro de Se­gu­ri­dad de Bue­nos Ai­res, Cris­tian Ri­ton­do, des­ve­ló que Ló­pez in­ten­tó so­bor­nar a la po­li­cía y que en­ga­ñó a las mon­jas di­cién­do­les que que­rían «ro­bar­le el di­ne­ro que lle­va­ba para do­nar».

Jo­sé Ló­pez, ex­se­cre­ta­rio de Obras Pú­bli­cas, es dipu­tado en Par­la­sur

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.