El odio nos es­tá ma­tan­do

La Voz de Galicia (Lugo) - - OPINIÓN -

De pe­que­ña, apa­ga­ba la te­le­vi­sión des­pués de los di­bu­jos por­que si veía las no­ti­cias no po­día evi­tar las ga­nas de llo­rar, la an­gus­tia y el mie­do. Pen­sa­ba que era de­ma­sia­do frá­gil to­da­vía co­mo pa­ra en­ten­der lo que al mun­do le ocu­rría y el da­ño que unos hu­ma­nos ha­cían a otros a dia­rio. Hoy, 16 años des­pués, tam­po­co con­si­go en­ten­der có­mo el odio es­tá aca­ban­do con no­so­tros y có­mo si­gue ha­bien­do gen­te mi­se­ra­ble que lo alimenta o so­cie­da­des en­te­ras que ni si­quie­ra sa­ben que lo es­tán ha­cien­do.

«Una se­ma­na an­tes vio a dos hom­bres be­sán­do­se y eso le in­dig­nó», ase­gu­ra­ba el pa­dre del ase­sino de Or­lan­do.

Es­to es ho­rri­ble, y lo cu­rio­so es que des­pués de una ma­sa­cre co­mo esta, en la que se ha aten­ta­do di­rec­ta­men­te con­tra el co­lec- ti­vo LGTB, por mo­ti­vos que van más allá de lo po­lí­ti­co y re­li­gio­so, que tras­cien­den hasta la ho­mo­fo­bia, to­da­vía no so­mos ca­pa­ces de fre­nar­lo o evi­tar­lo. Tan so­lo de­ja­mos que ocu­rra, y ya ten­dre­mos tiem­po de la­men­tar­lo.

Por cier­to, esta vez se han ol­vi­da­do de ha­cer ban­de­ri­tas pre­de­ter­mi­na­das su­per­so­li­da­rias. ¿Qué ocu­rre? Allí han muer­to más de 50 per­so­nas. Per­so­nas.

Aun­que no sé de qué me ex­tra­ño, si nos ol­vi­da­mos tam­bién de las mi­les de per­so­nas que ca­da

día lu­chan por no mo­rir en las aguas me­di­te­rrá­neas. RAQUEL LÓ­PEZ GU­TIÉ­RREZ. GONDOMAR.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.