La fac­tu­ra del ab­sen­tis­mo la­bo­ral sube un 10 %, hasta los 61.300 mi­llo­nes

Las ho­ras no tra­ba­ja­das aumentan en Ga­li­cia por pri­me­ra vez des­de el 2011

La Voz de Galicia (Lugo) - - ECONOMÍA - GA­BRIEL LE­MOS

Que la cri­sis em­pie­za a que­dar atrás se no­ta no so­lo en las ci­fras de crea­ción de em­pleo, en las tí­mi­das subidas sa­la­ria­les o en la re­duc­ción de los ERE. Hay otros in­di­ca­do­res me­nos or­to­do­xos, pe­ro igual de efec­ti­vos, pa­ra me­dir la sa­lud del mer­ca­do de tra­ba­jo, co­mo la evo­lu­ción del ab­sen­tis­mo la­bo­ral. Si du­ran­te los años más du­ros de la re­ce­sión los tra­ba­ja­do­res se lo pen­sa­ban dos ve­ces a la ho­ra de pe­dir una ba­ja por una en­fer­me­dad me­nor y el pre­sen­tis­mo se hi­zo nor­ma en las em­pre­sas, co­mo he­rra­mien­ta pa­ra in­ten­tar ga­ran­ti­zar el pues­to de tra­ba­jo en un pe­río­do de re­cor­tes, aho­ra pa­re­ce que el te­mor se ha di­si­pa­do.

Así lo in­di­ca el fuer­te re­pun­te en la ta­sa de ab­sen­tis­mo que, se­gún un in­for­me de la agen­cia de co­lo­ca­ción Adec­co, lle­gó el año pa­sa­do al 4,7 %, por­cen­ta­je de las ho­ras pac­ta­das en con­ve­nio que no se rea­li­za­ron por mo­ti­vos di­fe­ren­tes a va­ca­cio­nes, fes­ti­vos o ex­pe­dien­tes de re­gu­la­ción de em­pleo, a razón de unas 68 por tra­ba­ja­dor al año. Son tres dé­ci­mas de in­cre­men­to res­pec­to a la ci­fra re­gis­tra­da en el 2014, prin­ci­pal­men­te por el al­za de las ba­jas por in­ca­pa­ci­dad tem­po­ral, que se dis­pa­ra­ron un 21 %.

Cla­ro que la si­tua­ción no es igual en to­das las co­mu­ni­da­des. Ga­li­cia, se­gún es­te in­for­me, es la ter­ce­ra co­mu­ni­dad en la que más ho­ras se tra­ba­jan al año de for­ma efec­ti­va, so­lo su­pe­ra­da por Ba­lea­res y Ma­drid y a pe­sar del fuer­te re­tro­ce­so ex­pe­ri­men­ta­do el año pa­sa­do. Y pa­sa a ser la oc­ta­va cuan­do se mi­de el tiem- po de au­sen­cia del pues­to de tra­ba­jo, que se in­cre­men­ta por pri­me­ra vez des­de el 2011, el ma­yor re­pun­te en­tre to­das las re­gio­nes es­pa­ño­las.

Nor­ma­li­za­ción de las ba­jas

Si se atien­de a la si­tua­ción por sec­to­res eco­nó­mi­cos, la ma­yor ta­sa de ab­sen­tis­mo se re­gis­tra en los ser­vi­cios, con un 4,9 %, fren­te al 4,6 % en la in­dus­tria y un 3,2 % en la cons­truc­ción. Los au­to­res del in­for­me re­cuer­dan, eso sí, que las au­sen­cias la­bo­ra­les «frau­du­len­tas» aso­cia­das a ba­jas por in­ca­pa­ci­dad tem­po­ral ha­bían des­apa­re­ci­do ca­si por com­ple­to en los años de la cri­sis, «en los que in­clu­so se de­ja­ban de co­ger ba­jas la­bo­ra­les en ca­sos don­de sí de­be­rían ha­ber­se co­gi­do», por lo que creen que el re­pun­te del pa­sa­do ejer­ci­cio es so­lo un sín­to­ma de «nor­ma­li­za­ción» de la si­tua­ción eco­nó­mi­ca y so­cial.

No opi­nan lo mis­mo en las mu­tuas, en­car­ga­das de su­fra­gar la fac­tu­ra de las ba­jas. En el mis­mo in­for­me, Pe­dro Pa­blo Sanz, di­rec­tor ge­ren­te de la Aso­cia­ción de Mu­tuas de Ac­ci­den­tes de Tra­ba­jo (AMAT), es­ti­ma que el cos­te to­tal del ab­sen­tis­mo en Es­pa­ña por en­fer­me­dad co­mún re­pun­tó el año pa­sa­do hasta los 61.300 mi­llo­nes de eu­ros, un 10 % más que en el 2014. De esta can­ti­dad, 5.135,2 mi­llo­nes co­rres­pon­den a las pres­ta­cio­nes abo­na­das a los tra­ba­ja­do­res y otros 3.857,2 mi­llo­nes el cos­te pa­ra las em­pre­sas que, en cier­tos ca­sos, tam­bién com­ple­men­tan esas pa­gas pa­ra que el em­plea­do no no­te re­duc­ción res­pec­to a su sa­la­rio. El res­to, otros 52.387 mi­llo­nes se­rían el «cos­te de opor­tu­ni­dad», es­to es, los bie­nes y ser­vi­cios que se de­ja­ron de pro­du­cir por la au­sen­cia del tra­ba­ja­dor.

A la vis­ta de los da­tos —el nú­me­ro de ba­jas por con­tin­gen­cias co­mu­nes re­pun­tó más de un 10,2 % el año pa­sa­do, cuan­do los tra­ba­ja­do­res con pro­tec­ción so­lo cre­cie­ron un 3,4 %—, des­de las mu­tuas se cues­tio­na la efec­ti­vi­dad real de los cam­bios in­tro­du­ci­dos en la ges­tión y el con­trol de las ba­jas la­bo­ra­les. Y apro­ve­chan pa­ra vol­ver a po­ner so­bre la me­sa una de sus reivin­di­ca­cio­nes his­tó­ri­cas: po­der dar de al­ta a los tra­ba­ja­do­res cuan­do con­si­de­ren que ya es­tán en con­di­cio­nes de re­in­cor­po­rar­se a su pues­to, co­mo ya lo ha­cen con las en­fer­me­da­des y ac­ci­den­tes la­bo­ra­les. Es­ti­ma que el cos­te de las ba­jas se re­du­ci­ría en­tre un 20 y un 25 %, hasta 15.000 mi­llo­nes al año.

Las mu­tuas pi­den po­der ges­tio­nar las al­tas pa­ra aho­rrar en­tre 12.000 y 15.000 mi­llo­nes

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.