La jo­ya de la hal­te­ro­fi­lia es­pa­ño­la

Con so­lo 14 años de edad y una ex­pe­rien­cia de 18 me­ses, Ire­ne Blan­co es la promesa más fir­me de esta dis­ci­pli­na olím­pi­ca en los úl­ti­mos tiem­pos

La Voz de Galicia (Lugo) - - DEPORTES - PA­BLO GÓ­MEZ

«Nun­ca en mi vi­da ha­bía vis­to na­da pa­re­ci­do». Asom­bro de hal­te­ró­fi­lo y or­gu­llo de pre­pa­ra­dor es lo que sa­le del co­ra­zón y de la bo­ca de Fe­renc Sza­bo Ta­tar en su aná­li­sis de la promesa más fir­me de la hal­te­ro­fi­lia es­pa­ño­la en los úl­ti­mos tiem­pos.

Cuan­do el en­tre­na­dor del Club Hal­te­ro­fi­lia Co­ru­ña y di­rec­tor téc­ni­co de la Fe­de­ra­ción Ga­lle­ga di­ce «nun­ca» se re­fie­re a que a sus se­sen­ta años de edad y con me­dia ca­rre­ra pro­fe­sio­nal desa­rro­lla­da en su Hun­gría na­tal y el res­to en Es­pa­ña, ja­más fue tes­ti­go de una pro­gre­sión del ca­li­bre de la de Ire­ne Blan­co Ta­re­la (A Co­ru­ña, 2002) con tan po­ca ex­pe­rien­cia en la hal­te­ro­fi­lia (apenas año y me­dio).

Ha­ce quin­ce años que el CH Co­ru­ña rea­li­za prue­bas fí­si­cas de cap­ta­ción en va­rios ins­ti­tu­tos de A Co­ru­ña, ba­sa­das no en la fuer­za, sino en ve­lo­ci­dad, sal­tos, lan­za­mien­tos y coor­di­na­ción. A prin­ci­pios del 2015, una ni­ña del Rafael Dies­te ob­tu­vo la me­jor pun­tua­ción en­tre los más de 500 alum­nos co­ru­ñe­ses que par­ti­ci­pa­ron en es­tas prue­bas: Ire­ne Blan­co.

«No co­no­cía la hal­te­ro­fi­lia, pe­ro em­pe­cé a prac­ti­car­la por cu­rio­si­dad. Aho­ra me gus­ta por­que es un de­por­te de su­pera­ción per­so­nal, y ca­da com­pe­ti­ción y me­jo­ra me mo­ti­van», ex­pli­ca la de­por­tis­ta. «Des­co­no­cía­mos el de­por­te y nues­tra pri­me­ra reac­ción cuan­do Fe­renc nos di­jo que te­nía ap­ti­tu­des fue de per­ple­ji­dad. Aho­ra com­pro­ba­mos que a Ire­ne le apa­sio­na y es­ta­mos sa­tis­fe­chos con los va­lo­res que trans­mi­te», aña­de su ma­dre, Isa­bel. «Fue una agra­da­ble sor­pre­sa que esta vez los pre­con­cep­tos ha­bi­tua­les no apa­re­cie­sen ni por aso­mo», se con­gra­tu­la Sza­bo.

Ire­ne aca­ba de ter­mi­nar en la cuar­ta po­si­ción del Cam­peo­na­to de Es­pa­ña ab­so­lu­to con una mar­ca de 155 ki­los en el to­tal olím­pi­co (72 en arran­ca­da y 83 en dos tiem­pos). Sor­pren­de so­lo en cier­ta me­di­da pa­ra que el que hu­bie­se asis­ti­do ha­ce un año al Na­cio­nal sub-17, en el que fue bron­ce con 108 ki­los (48 más 60). «Esta evo­lu­ción no es nor­mal. En muy con­ta­das oca­sio­nes se da en la com­pe­ti­ción mas­cu­li­na, pe­ro nun­ca he vis­to es­to en la fe­me­ni­na», in­sis­te Fe­renc.

Ire­ne Blan­co se hi­zo con el oro en el Cam­peo­na­to de Es­pa­ña sub15 en di­ciem­bre con 125 ki­los (57 más 68) y ha­ce un mes, con la pla­ta na­cio­nal jú­nior (con ri­va­les de hasta vein­te años de edad) con 143 (65 más 78). Com­pi­te en la má­xi­ma ca­te­go­ría de pe­so cor­po­ral (más de 69 ki­los) y en eda­des sub-15 y sub17 ha ba­ti­do ya vein­ti­sie­te ré­cords de Ga­li­cia, mu­chos he­re­da­dos de Ma­ri­sol Mo­nas­te­rio, pe­ro al­guno que tum­bó es­te fin de se­ma­na co­mo el de Lu­cía García, con quin­ce años de an­ti­güe­dad. De he­cho, en el Na­cio­nal de ha­ce unos días de­jó atrás nue­ve ré­cords.

Sus éxi­tos tam­bién re­sis­ten la com­pa­ra­ción en el con­tex­to na­cio­nal. Los ré­cords de ca­te­go­ría sub15 no se re­gis­tran pa­ra pro­te­ger a los jó­ve­nes de­por­tis­tas de un ex­ce­so de am­bi­ción com­pe­ti­ti­va, pe­ro en sub-17 (ten­dría aún tres años de mar­gen pa­ra ba­tir­los) es­tá a do­ce ki­los del de arran­ca­da (de 72 a 84) y a vein­ti­séis del de dos tiem­pos (83 a 109). De mo­men­to, es la me­jor de­por­tis­ta sub-15 en to­das las ca­te­go­rías de pe­so cor­po­ral.

El Europeo sub-15

Su pró­xi­mo ob­je­ti­vo es in­ten­tar po­dio en el Europeo sub-15, pe­ro an­tes de­be cla­si­fi­car­se en el Na­cio­nal sub-17 que se ce­le­bra­rá el 16 de ju­lio en A Co­ru­ña. Con su mar­ca del pa­sa­do fin de se­ma­na, el po­dio es­ta­ría ase­gu­ra­do, sal­vo que sal­te la sor­pre­sa en al­guno de los de­más paí­ses par­ti­ci­pan­tes.

«Po­see una téc­ni­ca, una fuer­za y una ve­lo­ci­dad de le­van­ta­mien­to ex­ce­len­te», des­cri­be el en­tre­na­dor. Y hay dos in­di­cios que ma­ni­fies­tan que tie­ne mu­cho mar­gen de me­jo­ra. «El pri­me­ro es que en las úl­ti­mas com­pe­ti­cio­nes hi­zo to­dos los in­ten­tos vá­li­dos. Eso es tan ra­ro co­mo com­pli­ca­do, pe­ro es una vir­tud téc­ni­ca que le da se­gu­ri­dad por­que de­mues­tra que le so­bra fuer­za y le que­dan mu­chas re­ser­vas», ana­li­za.

El otro in­di­cio es­tá vin­cu­la­do al mo­do de le­van­tar la hal­te­ra y el pe­so. Exis­ten dos téc­ni­cas: de fuer­za (de apren­di­za­je y en­tre­na­mien­to, más sen­ci­lla, pe­ro con me­nos ca­pa­ci­dad pa­ra le­van­tar pe­so) o con sen­ta­di­lla (de com­pe­ti­ción, por­que per­mi­te ata­car más pe­so). «A ve­ces, a Ire­ne Blan­co le da igual. En el Na­cio­nal em­pe­zó con sen­ta­di­lla y aca­bó de fuer­za y ba­tien­do ré­cords», apun­ta Fe­renc.

«Es­tá ca­pa­ci­ta­da pa­ra cual­quier co­sa, pa­ra al­can­zar el ni­vel de las me­jo­res, pe­ro a es­tas eda­des hay mil fac­to­res que pue­den in­fluir en la con­ti­nui­dad de su ca­rre­ra», ad­vier­te cau­to Fe­renc Sza­bo.

CÉ­SAR QUIAN

Ire­ne Blan­co po­sa pa­ra La Voz du­ran­te un en­tre­na­mien­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.