Ra­joy anun­cia que si los re­sul­ta­dos son co­mo los del 20D, él ha­rá lo mis­mo

Sán­chez in­vi­ta a los de­cep­cio­na­dos con Po­de­mos a re­gre­sar al PSOE Ri­ve­ra in­sis­te en que de nin­gu­na ma­ne­ra apo­ya­rá a Ra­joy

La Voz de Galicia (Lugo) - - Portada - CAR­LOS PUNZÓN

Ma­riano Ra­joy es un hom­bre pre­vi­si­ble. Esa es la prin­ci­pal ima­gen de mar­ca que ven­de de él su pro­pio par­ti­do pa­ra ofre­cer las má­xi­mas ga­ran­tías al elec­to­ra­do que más va­lor da a la es­ta­bi­li­dad. Y ayer, en el tea­tro Prin­ci­pal de Pon­te­ve­dra, en el mis­mo es­ce­na­rio en el que el pa­sa­do fe­bre­ro la cor­po­ra­ción mu­ni­ci­pal le de­cla­ró per­so­na no gra­ta, Ra­joy dio la mues­tra más gran­de po­si­ble de pre­vi­si­bi­li­dad po­lí­ti­ca que se po­día dar al lle­gar al ecua­dor de la cam­pa­ña. Apos­tan­do pre­via­men­te a que el re­sul­ta­do de las elecciones del día 26 se­rá bas­tan­te pa­re­ci­do al del pa­sa­do di­ciem­bre, el can­di­da­to a la re­elec­ción ade­lan­tó sin mis­te­rio que va a ha­cer exac­ta­men­te lo mis­mo que ha­ce seis me­ses.

«Si los re­sul­ta­dos tu­vie­ran al­gún pa­re­ci­do, yo ha­ré la mis­ma pro­pues­ta», di­jo con fir­me­za an­te un pú­bli­co en­tre­ga­do y que que­ría ejer­cer co­mo tal pa­ra se­guir com­ba­tien­do el ex­pe­dien­te po­lí­ti­co y so­cial que por ha­ber pro­lon­ga­do la vi­da de En­ce le ha ins­trui­do el ayun­ta­mien­to del que el pre­si­den­te fue an­tes con­ce­jal. Su mo­vi­mien­to se­rá vol­ver a ofer­tar a PSOE y Ciu­da­da­nos un pac­to pa­ra ha­cer po­si­ble la for­ma­ción de Go­bierno, co­mo plan­teó sin éxi­to tras los co­mi­cios an­te­rio­res. «Y si no, que de­jen go­ber­nar al más vo­ta­do», exi­gió, dan­do por he­cho que esa se­rá de nue­vo su po­si­ción.

Y en una pla­za tan tau­ri­na co­mo Pon­te­ve­dra, Ra­joy lan­zó un pri­mer avi­so. «La úni­ca al­ter­na­ti­va a que go­bier­ne el que tie­ne más apo­yos es una coa­li­ción en­tre Po­de­mos, Ciu­da­da­nos y el PSOE. A ver si son ca­pa­ces de ha­cer­la. No la van a po­der ha­cer», au­gu­ró abrien­do así la po- si­bi­li­dad a que el país se vea abo­ca­do a unas ter­ce­ras elecciones generales.

En for­ma pa­ra cua­tro años

Tras su pa­seo com­ple­ta­men­te blin­da­do por po­li­cías y es­col­tas, Ma­riano Ra­joy pi­só con to­da in­ten­ción la te­cla per­so­nal an­te un tea­tro tan lleno de gen­te co­mo la ca­lle de ac­ce­so con se­gui­do­res que no pu­die­ron en­trar. «Es­toy en for­ma, es­toy bien, pre­pa­ra­do pa­ra se­guir lle­van­do el ti­món de Es­pa­ña du­ran­te los pró­xi­mos cua­tro años», di­jo pa­ra ha­cer ver que ni el des­gas­te del po­der ni el pu­ñe­ta­zo que le pro­pi­nó un ve­cino ado­les­cen­te en la cam­pa­ña pa­sa­da le van a apear de la po­lí­ti­ca, co­mo vie­ne de­man­dan­do Al­bert Ri­ve­ra co­mo con­di­ción pa­ra un acuer­do de go­ber­na­bi­li­dad.

Y sen­ta­das las ba­ses de que las ur­nas pue­den va­riar el or­den de res­pal­do a los prin­ci­pa­les par­ti­dos, pe­ro no al su­yo; que en to­do ca­so se­rá di­fí­cil un acuer­do del res­to de la opo­si­ción, y que él es­tá en for­ma, Ra­joy cru­zó una puer­ta que mi­nu­tos an­tes ha­bía abier­to en su in­ter­ven­ción el pre­si­den­te de la Xun­ta. Si Fei­joo com­bi­nó en su in­ter­ven­ción las loas a Ra­joy con el en­sal­za­mien­to de su ac­ción de go­bierno, es­pe­cial­men­te en los úl­ti­mos me­ses, el lí­der es­ta­tal de los po­pu­la­res pi­só la mis­ma sen­da de la recta fi­nal de su cam­pa­ña y los pri­me­ros pa­sos de la pre­cam­pa­ña de las elecciones au­to­nó­mi­cas de oto­ño.

El as­pi­ran­te a se­guir sien­do in­qui­lino del pa­la­cio de la Mon­cloa pu­so al pre­si­den­te ga­lle­go co­mo el má­xi­mo ejem­plo de cum­pli­mien­to del ajus­te de cuen­tas que la UE y el Eje­cu­ti­vo tra­za­ron pa­ra las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas. Y co­mo cum­pli­dor de ese ba­lan­ce con el dé­fi­cit, Ra­joy anun­ció a Fei­joo un pre­mio, aun­que es­te que­de em­bar­ga­do y con­di­cio­na­do a que el PP si­ga sien­do el par­ti­do del Go­bierno cen­tral des­pués de los co­mi­cios del día 26.

Anun­cian­do ha­ber com­pren­di­do las re­cla­ma­cio­nes de la Ad­mi­nis­tra­ción ga­lle­ga, Ma­riano Ra­joy pro­me­tió que si si­gue en su ac­tual pues­to afron­ta­rá un cam­bio en el mo­de­lo de fi­nan­cia­ción au­to­nó­mi­ca, en el que pe­sa­rá tan­to el en­ve­je­ci­mien­to de la po­bla­ción co­mo fac­tor a com­pen­sar eco­nó­mi­ca­men­te, co­mo tam­bién abri­rá un nue­vo fren­te pre­su­pues­ta­rio pa­ra que las co­mu­ni­da­des más afec­ta­das por la caí­da de­mo­grá­fi­ca, co­mo Ga­li­cia, cuen­ten con par­ti­das pa­ra po­ner en mar­cha pla­nes na­ta­li­cios con ob­je­ti­vos a me­dio y lar­go pla­zo.

El anun­cio fue es­pe­cial­men­te ce­le­bra­do en­tre el PP­deG, al con­si­de­rar­lo co­mo el re­co­no­ci­mien­to al es­fuer­zo en el cum­pli­mien­to de las cuen­tas y un gui­ño di­rec­to ha­cia uno de los pro­ble­mas pre­sen­tes con más con­se­cuen­cias pa­ra el fu­tu­ro que tie­ne que afron­tar Ga­li­cia.

Pe­li­gro de re­tro­ce­so

Sen­ta­das las ba­ses de su es­tra­te­gia, de su pre­dis­po­si­ción per­so­nal y de sus in­ten­cio­nes pa­ra con su tie­rra, Ra­joy se en­tre­gó al mis­mo guion que an­tes pro­nun­cia­ron en el mis­mo ac­to Al­fon­so Rue­da, Ana Pas­tor y Nú­ñez Fei­joo. Un li­bre­to cu­yo tí­tu­lo pu­die­ra ser el de «el PP o el caos». «Vol­ve­ría­mos al 2011», di­jo el can­di­da­to a la re­elec­ción sin ne­ce­si­dad de men­tar a Za­pa­te­ro, cu­yo pa­pel de agi­ta­dor de la mi­li­tan­cia po­pu­lar ha si­do arre­ba­ta­do por Pa­blo Igle­sias, que in­clu­so lle­gó a ser iden­ti­fi­ca­do por la mi­nis­tra de Fo­men­to en fun­cio­nes con los «bol­che­vi­ques» y el «fren­te po­pu­lis­ta».

«Ten­go un equi­po de pri­me­ra y el res­pal­do del mejor par­ti­do po­lí­ti­co de Es­pa­ña: el PP» Ma­riano Ra­joy Pre­si­den­te del Go­bierno «Los vo­tos que no han compu­tado pa­ra Ciu­da­da­nos han he­cho dipu­tado a uno de las ma­reas» Al­ber­to Nú­ñez Fei­joo Pre­si­den­te de la Xun­ta «La úni­ca ga­ran­tía pa­ra el AVE de Ga­li­cia es Ma­riano Ra­joy, y no el fren­te po­pu­lis­ta» Ana Pas­tor Mi­nis­tra de Fo­men­to en fun­cio­nes «Ma­riano Ra­joy es una per­so­na muy gra­ta en Pon­te­ve­dra, que se lo di­gan a Pe­dro Sán­chez» Al­fon­so Rue­da Pre­si­den­te del PP de Pon­te­ve­dra

RA­MÓN LEIRO

Ma­riano Ra­joy fue acla­ma­do por sus se­gui­do­res ayer en Pon­te­ve­dra en el mis­mo tea­tro en el que fue de­cla­ra­do per­so­na no gra­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.