Oba­ma lle­va con­sue­lo a Or­lan­do

Un se­na­dor de­mó­cra­ta fuer­za a los re­pu­bli­ca­nos a vo­tar dos pro­pues­tas pa­ra el con­trol de ar­mas tras una ma­nio­bra de fi­li­bus­te­ris­mo de ca­si 15 ho­ras de dis­cur­so

La Voz de Galicia (Lugo) - - Internacional - ADRIA­NA REY

Cua­tro días des­pués del peor ti­ro­teo ma­si­vo de Es­ta­dos Uni­dos, Ba­rack Oba­ma via­jó ayer a Or­lan­do pa­ra re­unir­se con fa­mi­lia­res de los 49 ase­si­na­dos el pa­sa­do do­min­go por Omar Ma­teen. Eran las 12.51 ho­ra lo­cal cuan­do el pre­si­den­te ate­rri­za­ba —acom­pa­ña­do del vi­ce­pre­si­den­te Jo­seph Bi­den y el se­na­dor Mar­co Ru­bio— en el ae­ro­puer­to de esa ciu­dad de Flo­ri­da, en­ga­la­na­da con ban­de­ras del ar­coí­ris en ho­nor de la co­mu­ni­dad ho­mo­se­xual ata­ca­da.

Ade­más de en­con­trar­se con las fa­mi­lias de las víc­ti­mas, la ma­yo­ría de ellas his­pa­nas, Oba­ma vi­si­tó a to­do el equi­po mé­di­co que aten­dió a los he­ri­dos del ti­ro­teo en la dis­co­te­ca gay Pul­se. Con su ges­to, el pre­si­den­te qui­so con­so­lar a to­do el pue­blo de Or­lan­do y de­jar cla­ro que el país es­tá del la­do de la co­mu­ni­dad LGTB (les­bia­nas, gais, bi­se­xua­les y tran­se­xua­les). «Nues­tros co­ra­zo­nes tam­bién es­tán des­tro­za­dos», di­jo Oba­ma, al evo­car el do­lor «in­des­crip­ti­ble» de las fa­mi­lias.

Tras re­unir­se con los fa­mi­lia­res, el pre­si­den­te lla­mó a los con­gre­sis­tas a po­ner­se «a la al­tu­ra» y vo­tar en fa­vor de pro­pues­tas que li­mi­ten la ven­ta de ar­mas. «Una vez más, co­mo mu­chas ve­ces an­tes, me abra­zó al due­lo de unas fa­mi­lias y me pre­gun­tan ¿por qué si­gue su­ce­dien­do? Y me pi­den que de­ten­ga la car­ni­ce­ría. No en­tien­den de po­lí­ti­ca. Yo tam­po­co».

En sus sie­te años de Go­bierno, Oba­ma ha da­do or­den de que se co­lo­que la ban­de­ra a me­dia as­ta en se­ñal de luto en 66 oca­sio­nes, más que cual­quie­ra de sus pre­de­ce­so­res. Los de­mó­cra­tas ob­tu­vie­ron una pe­que­ña vic­to­ria la ma­dru­ga­da de ayer al for­zar a los re­pu­bli­ca­nos del Se­na­do a com­pro­me­ter­se a vo­tar dos de sus pro­pues­ta pa­ra res­trin­gir el ac­ce­so a las ar­mas. To­do gra­cias a una ma­nio­bra de fi­li­bus­te­ris­mo a car­go del se­na­dor de­mó­cra­ta Ch­ris Murphy, quien per­ma­ne­ció ha­blan­do du­ran­te ca­si 15 ho­ras se­gui­das en el pleno de la Cá­ma­ra al­ta. «Ya no aguan­to más. Voy a per­ma­ne­cer en es­ta sa­la has­ta que ha­ya al­gu­na se­ñal de que po­de­mos unir­nos», afir­mó al ini­ciar su lar­go dis­cur­so es­te se­na­dor por Con­nec­ti­cut, dis­tri­to que in­clu­ye a New­town, don­de 20 ni­ños per­die­ron la vi­da en el ti­ro­teo a una es­cue­la en el 2012. Una pos­tu­ra que des­de Twit­ter apo­yó Hi­llary Clin­ton: «Al­gu­nas pe­leas son de­ma­sia­do im­por­tan­tes co­mo pa­ra per­ma­ne­cer en si­len­cio».

Una de las en­mien­das pro­po­ne am­pliar la re­vi­sión de an­te­ce­den­tes pe­na­les en las com­pras de ar­mas y la otra, evi­tar que los sos­pe­cho­sos de te­rro­ris­mo pue­dan ad­qui­rir­las. Murphy re­co­no­ció que «no hay nin­gu­na ga­ran­tía de que esas dos en­mien­das sal­gan ade­lan­te, pe­ro ten­dre­mos tiem­po pa­ra per­sua­dir a los miem­bros» de la Cá­ma­ra. Po­cos re­pu­bli­ca­nos es­tán re­con­si­de­ra­do su ne­ga­ti­va, a la es­pe­ra de la reunión de la Aso­cia­ción Na­cio­nal del Ri­fle a Do­nald Trump.

Nue­vos men­sa­jes del ase­sino

La in­ves­ti­ga­ción so­bre la ma­sa­cre si­gue sa­can­do a la luz de­ta­lles so­bre la ac­tua­ción de Ma­teen. El ase­sino te­nía cin­co cuen­tas di­fe­ren­tes en Fa­ce­book, que uti­li­zó an­tes y du­ran­te la ma­sa­cre y en las que es­cri­bió: «Los ver­da­de­ros mu­sul­ma­nes nun­ca acep­ta­rán los mo­dos in­de­cen­tes de Oc­ci­den­te». El Se­na­do ha pe­di­do a Fa­ce­book que pro­por­cio­ne to­dos los da­tos so­bre la ac­ti­vi­dad on­li­ne del ase­sino.

CAR­LOS BARRIA REUTERS

Oba­ma y el vi­ce­pre­si­den­te Bi­den se ale­jan des­pués de co­lo­car las flo­res en un me­mo­rial por las víc­ti­mas en Or­lan­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.