El juez, que no se fía de Con­de, re­cha­za las ga­ran­tías hi­po­te­ca­rias

Le exi­ge la fian­za en me­tá­li­co o me­dian­te aval ban­ca­rio

La Voz de Galicia (Lugo) - - Economía - J. A. BRA­VO, M. ASCÓN

No lo va a te­ner fá­cil Ma­rio Con­de si quie­re sa­lir de la cár­cel pa­gan­do la fian­za de 300.000 eu­ros que el juez de la Au­dien­cia Na­cio­nal Santiago Pe­draz le im­pu­so el mar­tes. El ins­truc­tor del ca­so, a ins­tan­cias de la Fis­ca­lía An­ti­co­rrup­ción, re­cha­zó ayer las ga­ran­tías hi­po­te­ca­rias pre­sen­ta­das por dos ami­gos su­yos, an­te el ries­go de que pue­dan re­sul­tar un en­ga­ño.

Han pe­sa­do es­ta vez los an­te­ce­den­tes del ex­ban­que­ro, que le ha re­cor­da­do el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co en un in­for­me al ad­ver­tir de «pre­sun­tas ma­nio­bras tor­ti­ce­ras» rea­li­za­das en el pa­sa­do por el que fue pre­si­den­te de Ba­nes­to «con va­rias de las fin­cas de­co­mi­sa­das» pa­ra im­pe­dir su eje­cu­ción de­fi­ni­ti­va. De he­cho, aún que­dan por cu­brir otros 14,1 mi­llo­nes de res­pon­sa­bi­li­dad ci­vil den­tro del ca­so. La Fis­ca­lía se­ña­la dos ejem­plos al res­pec­to, las fin­cas de Los me­lo­na­res (Se­vi­lla) y Can Po­le­ta (Mallorca). La pri­me­ra fue hi­po­te­ca­da por Con­de a tra­vés de ter- ce­ros ha­cien­do «inope­ran­te» su eje­cu­ción ju­di­cial, mien­tras que la se­gun­da fue pues­ta a nom­bre de una fir­ma lu­xem­bur­gue­sa pa­ra el mis­mo fin.

Por eso el juez te­me que el ex­ban­que­ro ter­mi­ne in­ten­tan­do una ma­nio­bra si­mi­lar, má­xi­me cuan­do el juz­ga­do —re­cuer­da la fis­cal— «no pue­de ejer­cer un con­trol cons­tan­te y fé­rreo so­bre cual­quier vai­vén transac­cio­nal» de las cua­tro fin­cas en Fuer­te­ven­tu­ra apor­ta­das por dos ami­gos. Es­tos, dos al­tos car­gos de la Fun­da­ción Fran­cis­co Fran­co, son a su vez so­cios de Con­de en la so­cie­dad Los Ca­rri­zos y An­ti­co­rrup­ción ha pe­di­do in­ves­ti­gar esos víncu­los, ade­más de los exis­ten­tes con al­gu­nos de los «más pró­xi­mos fa­mi­lia­res o alle­ga­dos» al ex­fi­nan­cie­ro.

La Fis­ca­lía, ade­más, di­ce que Con­de «tie­ne re­cur­sos eco­nó­mi­cos des­co­no­ci­dos to­da­vía por el juz­ga­do», amén de ser una per­so­na «con cuen­tas y re­cur­sos eco­nó­mi­cos en el ex­tran­je­ro». Co­mo con­clu­sión de es­tas aler­tas, Pe­draz exi­ge a Con­de que pres­te la fian­za en me­tá­li­co o con aval ban­ca­rio co­mo «plus de con­mi­na­ción» pa­ra «lo­grar el fin del ase­gu­ra­mien­to», al creer que se lo pen­sa­ría dos ve­ces an­te una hi­po­té­ti­ca fu­ga si sus ava­lis­tas «pier­den de in­me­dia­to el di­ne­ro».

Adiós a las ayu­das de la Xun­ta

Por otro la­do, la Xun­ta ha or­de­na­do el re­in­te­gro de los vein­te mi­llo­nes de pe­se­tas (120.000 eu­ros) con los que ha­bía sub­ven­cio­na­do la reha­bi­li­ta­ción del pa­zo de Cha­gua­zo­so, en A Mez­qui­ta (Ou­ren­se), en el que el ex­ban­que­ro te­nía fi­ja­da su re­si­den­cia par­te del año. La ayu­da ha­bía si­do con­ce­di­da con la con­di­ción de que fun­cio­na­se co­mo es­ta­ble­ci­mien­to de turismo ru­ral, pe­ro fi­nal­men­te su uso fue ex­clu­si­vo pa­ra Con­de. La de­vo­lu­ción se ha co­no­ci­do a tra­vés de una res­pues­ta par­la­men­ta­ria a la so­cia­lis­ta Noe­la Blan­co, que di­jo ayer que el Go­bierno au­to­nó­mi­co in­ten­ta «ago­char un po­si­ble pe­lo­ta­zo» del sue­gro del pre­si­den­te de la Dipu­tación, exal­cal­de de A Mez­qui­ta y que fue quien ven­dió esa pro­pie­dad al ex­ban­que­ro.

MÓ­NI­CA FERREIRÓS

La Xun­ta obli­ga­rá a Con­de a de­vol­ver los 120.000 eu­ros de ayu­da pa­ra reha­bi­li­tar su pa­zo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.