Es­co­tet in­sis­te en la idea de sa­car Aban­ca a bol­sa, pe­ro no le po­ne fe­cha

El ban­co re­ne­go­ció diez mil hi­po­te­cas y con­do­nó dos mi­llo­nes de eu­ros en 80 prés­ta­mos

La Voz de Galicia (Lugo) - - Economía - G. LEMOS

«En al­gún mo­men­to co­ti­za­re­mos en bol­sa». Con esa bre­ve fra­se, pro­nun­cia­da ayer du­ran­te la pre­sen­ta­ción de la pri­me­ra me­mo­ria de res­pon­sa­bi­li­dad so­cial cor­po­ra­ti­va de Aban­ca, el má­xi­mo ac­cio­nis­ta y vi­ce­pre­si­den­te de la en­ti­dad, Juan Car­los Es­co­tet, vol­vía a po­ner so­bre la me­sa el pro­yec­to de que las ac­cio­nes del ban­co se ne­go­cien en el par­qué ma­dri­le­ño.

Ya ha­ce dos años, y an­tes de la ab­sor­ción del Et­che­ve­rría, se lan­zó una emi­sión de bo­nos con­ver­ti­bles por 270 mi­llo­nes que se vio co­mo el pri­mer pa­so ha­cia la fu­tu­ra sa­li­da a bol­sa, que es­tá pre­vis­to que se pro­duz­ca an­tes de oc­tu­bre del 2018. Eso sí, Es­co­tet fue ayer cau­to y no fi­jó nin­gún ho­ri­zon­te tem­po­ral.

No es el úni­co pa­so que apun­ta ha­cia el par­qué, ya que en la jun­ta de ac­cio­nis­tas con­vo­ca­da pa- ra el pró­xi­mo lu­nes 27 se apro­ba­rá que el ban­co pue­da abo­nar par­te del sa­la­rio va­ria­ble de los di­rec­ti­vos en ac­cio­nes de la en­ti­dad. Tí­tu­los que, fue­ra de la bol­sa, tie­nen me­nos li­qui­dez, pe­ro que po­drían re­va­lo­ri­zar­se con fuer­za una vez se dé el sal­to.

Im­pac­to eco­nó­mi­co y so­cial

El vi­ce­pre­si­den­te de Aban­ca qui­so de­mos­trar con cifras el com­pro­mi­so de la en­ti­dad con Ga­li­cia y alu­dió al pe­so de la en­ti­dad en la eco­no­mía de la co­mu­ni­dad, en la que ge­ne­ra el 1,42 % del va­lor aña­di­do to­tal y ca­si el mis­mo por­cen­ta­je (una cen­té­si­ma más) de em­pleo. La en­ti­dad da tra­ba­jo en la co­mu­ni­dad a 15.924 per­so­nas, en­tre pues­tos di­rec­tos (3.730), in­di­rec­tos (5.625) e in­du­ci­dos (6.569).

Cifras re­co­gi­das en la pri­me­ra me­mo­ria de res­pon­sa­bi­li­dad so­cial del ban­co, que na­ce con el ob­je­ti­vo de «ren­dir cuen­tas pa­ra ser bue­nos ciu­da­da­nos cor­po­ra­ti­vos», ex­pli­có Es­co­tet, que re­cor­dó que «al igual que al ciu­da­dano co­mún se le exi­ge que cum­pla unas obli­ga­cio­nes, tam­bién las em­pre­sas las te­ne­mos».

Co­mo par­te de su ac­ción so­cial, el di­rec­ti­vo des­ta­có la ac­tua­ción de la en­ti­dad fren­te al «dra­ma so­cial» de los desahu­cios: ce­dió cien vi­vien­das a la Xun­ta y 200 al fon­do so­cial del Go­bierno cen­tral, con­ce­dió 53 al­qui­le­res so­cia­les y re­ne­go­ció más de diez mil hi­po­te­cas. Alu­dió tam­bién al «tra­ta­mien­to es­pe­cial de si­tua­cio­nes de es­pe­cial gra­ve­dad», con ochen­ta ca­sos par­ti­cu­la­res que aca­ba­ron en qui­tas por im­por­te de dos mi­llo­nes de eu­ros.

Pa­ra man­te­ner esa «al­ma de ca­ja» que siem­pre reivin­di­ca, Es­co­tet des­ta­có la ne­ce­si­dad de man­te­ner la bue­na sa­lud fi­nan­cie­ra de la en­ti­dad. En ese sen­ti­do, anun­ció que Afun­da­ción lle­ga­rá el año que vie­ne al «pun­to de equi­li­brio» pre­su­pues­ta­rio, vi­tal pa­ra pro­fun­di­zar en la obra so­cial.

CÉ­SAR QUIAN

Es­co­tet pre­sen­tó la me­mo­ria de res­pon­sa­bi­li­dad so­cial.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.