La me­jo­ra del «stock» de mer­lu­za del nor­te abre la puer­ta a un al­za del TAC

La nue­va po­lí­ti­ca pes­que­ra ge­ne­ra be­ne­fi­cios a la gran flo­ta y per­ju­di­ca a la ar­te­sa­nal

La Voz de Galicia (Lugo) - - Cultura - CRIS­TI­NA PORTEIRO

Bru­se­las dio ayer el pis­to­le­ta­zo de sa­li­da a las con­sul­tas pa­ra fi­jar las po­si­bi­li­da­des de pes­ca del 2017. La pro­pues­ta fi­nal de la Co­mi­sión lle­ga­rá en oto­ño, pe­ro tras un pri­mer aná­li­sis del es­ta­do de los stocks, el sec­tor ya pue­de in­tuir ha­cia dón­de se van a orien­tar las po­si­bi­li­da­des de pes­ca. El re­sul­ta­do arro­ja lu­ces y som­bras pa­ra la flo­ta ga­lle­ga. Aun­que las po­bla­cio­nes de es­pe­cies co­mo la mer­lu­za nor­te me­jo­ran y abren la puer­ta a even­tua­les subidas del to­tal ad­mi­si­ble de cap­tu­ras (TAC), otras no re­mon­tan co­mo el ga­llo y mer­lu­za del sur.

En tér­mi­nos generales, los cien­tí­fi­cos con­si­de­ran que se han he­cho avan­ces pa­ra al­can­zar el ren­di­mien­to má­xi­mo sos­te­ni­ble (RMS). En to­das las re­gio­nes don­de se ges­tio­nan las pes­que­rías con TAC el ín­di­ce de pes­ca por en­ci­ma del RMS se ha re­du­ci­do «con­si­de­ra­ble­men­te». El mejor tra­ba­jo se ha he­cho en el Mar del Nor­te, don­de el ba­ca­lao se es­tá re­cu­pe­ran­do a ni­ve­les de los años 80, lo que per­mi­ti­rá un au­men­to del 15 % de sus cap­tu­ras. El Me­di­te­rrá­neo sus­pen­de. En el Atlán­ti­co no­ro­rien­tal, las pes­que­rías fun­cio­nan de for­ma di­ver­sa. La si­tua­ción es «po­si­ti­va» pa­ra el ju­rel del sur y el oc­ci­den­tal. Se es­tá pes­can­do a ni­ve­les sos­te­ni­bles, pe­ro es pron­to pa­ra anun­ciar subidas. La ca­ba­lla, sin em­bar­go, no se li­bra­rá de otro re­cor­te del 20 % res­pec­to al 2015, co­mo ya se ha­bía acor­da­do con No­rue­ga y Fe­roe en el 2014.

Mejor suer­te va a co­rrer la flo­ta de la mer­lu­za. Se­gún los úl­ti­mos da­tos cien­tí­fi­cos, el stock nor­te de la zo­na atlán­ti­ca de la pe­nín­su­la Ibé­ri­ca «tien­de a se­guir cre­cien­do», lo que po­dría dar luz ver­de a un au­men­to de las cap­tu­ras. Lo mis­mo pa­sa con el ra­pe. Se pes­ca de for­ma sos­te­ni­ble y su stock se en­cuen­tra «en muy bue­na for­ma». No se pue­de de­cir lo mis­mo de la mer­lu­za y el ga­llo del sur. Sus cap­tu­ras es­tán por en­ci­ma del RMS, pe­ro tam­bién se en­cuen­tran «por en­ci­ma de los lí­mi­tes bio­ló­gi­cos se­gu­ros». La ci­ga­la del Can­tá­bri­co y nor­te de la Pe­nín­su­la es­tá «ago­ta­da», no la del sur que si­gue cre­cien­do. El stock pa­ra el que no se pre­vén subidas es el del len­gua­do. Aun­que si­gue den­tro de lí­mi­tes se­gu­ros, su mor­ta­li­dad se ha in­cre­men­ta­do re­cien­te­men­te.

En el Mar de Ir­lan­da el ba­ca­lao y la ci­ga­la es­tán en ni­ve­les «su­ma­men­te ba­jos», al igual que el len­gua­do de la par­te orien­tal del Ca­nal de la Man­cha.

El im­pac­to de los des­car­tes

La nue­va po­lí­ti­ca co­mu­ni­ta­ria de pes­ca (PCP) su­po­ne un enor­me desafío pa­ra el sec­tor. El ob­je­ti­vo de al­can­zar el RMS pa­ra to­das las es­pe­cies a más tar­dar en el 2020 y la prohi­bi­ción de des­car­tes es­tán es­tran­gu­lan­do las fi­nan­zas. Aun­que Bru­se­las con­si­de­ra que «es di­fí­cil eva­luar los efec­tos so­cio­eco­nó­mi­cos» de la obli­ga­ción de des­em­bar­co, ad­mi­te un «po­si­ble au­men­to de la car­ga de tra­ba­jo y que los in­gre­sos de la ven­ta de cap­tu­ras por de­ba­jo del ta­ma­ño mí­ni­mo a me­nu­do no cu­bren los cos­tes adi­cio­na­les». Es más, se­gún los in­for­mes de la Co­mi­sión, los pe­que­ños bu­ques pe­lá­gi­cos «re­gis­tran pér­di­das» cuan­do pes­can can­ti­da­des gran­des de pe­ces pa­ra los que tie­nen asig­na­das cuo­tas ri­dí­cu­las.

A pe­sar de las di­fi­cul­ta­des, la flo­ta eu­ro­pea a gran es­ca­la do­bló sus be­ne­fi­cios res­pec­to al 2008, re­gis­tran­do en el 2014 ga­nan­cias ne­tas por va­lor de 700 mi­llo­nes. El co­mi­sa­rio de Pes­ca, Kar­me­nu Ve­lla, lo atri­bu­ye al «mo­de­lo de ex­plo­ta­ción sos­te­ni­ble», pe­ro las cifras no casan con las ma­las pers­pec­ti­vas de la pes­ca ar­te­sa­nal, mu­cho más se­lec­ti­va. Se­gún la Co­mi­sión, el sec­tor atra­vie­sa pro­ble­mas pa­ra lo­grar re­sul­ta­dos eco­nó­mi­cos que ga­ran­ti­cen su su­per­vi­ven­cia a lar­go pla­zo.

AL­BER­TO LÓ­PEZ

Las pes­que­rías de la mer­lu­za del nor­te y del ra­pe en la Pe­nín­su­la se es­tán re­cu­pe­ran­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.