Venezuela y la con­cep­ción par­ti­dis­ta de la Jus­ti­cia de Mo­ne­de­ro gol­pean a Po­de­mos

El co­fun­da­dor de la for­ma­ción mo­ra­da de­fien­de que el Go­bierno dé ór­de­nes a los jue­ces

La Voz de Galicia (Lugo) - - A Fondo - EN­RI­QUE CLE­MEN­TE

Son dos asun­tos recurrentes. La su­pues­ta fi­nan­cia­ción de Po­de­mos por par­te del Go­bierno del fa­lle­ci­do Hu­go Chá­vez y su con­cep­to de có­mo de­be fun­cio­nar la Jus­ti­cia en un sis­te­ma de­mo­crá­ti­co. Aho­ra, en me­dio de la cam­pa­ña, am­bos vuel­ven a aflo­rar y po­nen a la de­fen­si­va a la for­ma­ción mo­ra­da. Por un la­do, la Asam­blea ve­ne­zo­la­na ha abier­to una in­ves­ti­ga­ción so­bre los más de sie­te mi­llo­nes de eu­ros que ha­bría re­ci­bi­do, en­tre el 2003 y el 2011, el Cen­tro de Es­tu­dios Po­lí­ti­cos y So­cia­les, la fun­da­ción que di­ri­gían los que más tar­de se­rían má­xi­mos di­ri­gen­tes de Po­de­mos. Ade­más, pi­de la co­la­bo­ra­ción de Pa­blo Igle­sias, Juan Car­los Mo­ne­de­ro y Jor­ge Verstryn­ge pa­ra acla­rar si esa su­ma sir­vió pa­ra fi­nan­ciar al par­ti­do emer­gen­te, que na­ció en el 2014. La opo­si­ción ve­ne­zo­la­na con­si­de­ra des­me­su­ra­do el di­ne­ro re­ci­bi­do por las la­bo­res de ase­so­ría y for­ma­ción que ha­brían pres­ta­do.

De­te­ner a los co­rrup­tos del PP

Por otro, unas de­cla­ra­cio­nes de Mo­ne­de­ro han pues­to de nue­vo en cues­tión el res­pe­to de Po­de­mos a la se­pa­ra­ción de po­de­res. «En nues­tra fi­las van mu­chos jue­ces, van guar­dias ci­vi­les, por­que es­tán es­pe­ran­do que un Go­bierno les dé la or­den de de­te­ner a to­da es­ta cuer­da de co­rrup­tos», di­jo, en re­fe­ren­cia a los im­pli­ca­dos del PP en ca­sos de co­rrup­ción, el miér­co­les en un mi­tin en Car­ta­ge­na. «Es lo que es­tá es­pe­ran­do bue­na par­te de la ju­di­ca­tu­ra y de la guar­dia ci­vil que es­tán con no­so­tros», aña­dió. Aso­cia­cio­nes de jue­ces y fis­ca­les cri­ti­ca­ron ayer es­ta vi­sión de su­mi­sión del po­der ju­di­cial al eje­cu­ti­vo.

No es la pri­me­ra vez que Po­de­mos cho­ca con el con­cep­to de jus­ti­cia in­de­pen­dien­te. En el do­cu­men­to que en­vió a me­dia­dos de fe­bre­ro al PSOE co­mo ba­se pa­ra ne­go­ciar plan­tea­ba que pues­tos cla­ve de la Jus­ti­cia, co­mo el fis­cal ge­ne­ral del Es­ta­do, los ma­gis­tra­dos del Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal, el fis­cal es­pe­cial an­ti­co­rrup­ción o los vo­ca­les del Con­se­jo Ge­ne­ral del Po­der Ju­di­cial de­bían ser nom­bra­dos, ade­más de por los cri­te­rios de mé­ri­to y ca­pa­ci­dad, por su «com­pro­mi­so con el pro­gra­ma del Go­bierno». Aso­cia­cio­nes de jue­ces y fis­ca­les pu­sie­ron el gri­to en el cie­lo an­te lo que con­si­de­ra­ron una «abe­rra­ción».

El do­cu­men­to tam­bién re­co­gía la crea­ción de una se­cre­ta­ría de Es­ta­do contra la co­rrup­ción, que de­pen­de­ría de la vi­ce­pre­si­den­cia que re­cla­ma­ba Pa­blo Igle­sias, cu­ya mi­sión se­ría «coor­di­nar» a po­li­cías, Se ex­pre­sa­ba así des­pués de que el Go­bierno y el PSOE pi­die­ran a sus di­ri­gen­tes que co­la­bo­ren con el le­gis­la­ti­vo ve­ne­zo­lano. «To­dos los par­ti­dos tie­nen que co­la­bo­rar al má­xi­mo en las in­ves­ti­ga­cio­nes que se pro­duz­can en re­la­ción con su pro­pia fi­nan­cia­ción y los ca­sos de co­rrup­ción que le afec­ten», sos­tu­vo la vi­ce­pre­si­den­ta del Go­bierno en fun­cio­nes, So­ra­ya Sáenz de San­ta­ma­ría. La pre­si­den­ta de An­da­lu­cía, Su­sa­na Díaz, afir­mó que es­pe­ra que «en su ca­sa apli­quen la mis­ma trans­pa­ren­cia, exi­gen­cia y la mis­ma va­ra de me­dir que, la­men­ta­ble­men­te, apli­can, con mal­dad, a otras fuer­zas po­lí­ti­cas». El lí­der de Ciu­da­da­nos, Al­bert Ri­ve­ra, hi­zo re­fe­ren­cia a ese pa­go de sie­te mi­llo­nes de eu­ros en el de­ba­te televisado a cua­tro, que di­jo no po­día afir­mar que su­po­nía fi­nan­cia­ción ile­gal de Po­de­mos, pe­ro sí ca­li­fi­có de «in­mo­ral».

Mo­ne­de­ro di­jo que en las lis­tas de Po­de­mos hay jue­ces y guar­dias ci­vi­les por­que es­pe­ran del Go­bierno la or­den de de­te­ner a co­rrup­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.