Le pi­den en un do­cu­men­to in­terno que bom­bar­dee a Al Asad

La Voz de Galicia (Lugo) - - Internacional - ADRIA­NA REY

Más de 50 fun­cio­na­rios del De­par­ta­men­to de Es­ta­do es­ta­dou­ni­den­se fir­ma­ron un do­cu­men­to in­terno cri­ti­can­do la ac­tual po­lí­ti­ca de Ba­rack Oba­ma so­bre Si­ria. Le pi­den que bom­bar­dee di­rec­ta­men­te a las fuer­zas del pre­si­den­te Ba­char al Asad. El do­cu­men­to, fa­ci­li­ta­do a The New York Ti­mes, re­fle­ja el har­taz­go de los fun­cio­na­rios con el pre­si­den­te, a quien so­li­ci­tan un «uso jui­cio­so del ar­ma­men­to aé­reo», por­que las po­lí­ti­cas de Was­hing­ton se han vis­to «su­pe­ra­das» por la cons­tan­te vio­len­cia en Si­ria, don­de más de 400.000 per­so­nas han muer­to y mi­llo­nes han si­do des­pla­za­das.

El do­cu­men­to ya tu­vo res­pues­ta del se­cre­ta­rio de Es­ta­do, John Kerry, quien en su día pro­pu­so ac­cio­nes más con­tun­den­tes so­bre el te­rreno: «Se tra­ta de una de­cla­ra­ción im­por­tan­te y res­pe­to mu­chí­si­mo de es­te pro­ce­di­mien­to in­terno. En­con­tra­ré la for­ma de re­unir­me con es­tos fun­cio­na- rios cuan­do es­té de vuel­ta», di­jo des­de Co­pen­ha­gue.

El pro­ce­di­mien­to del que ha­bla Kerry es el co­no­ci­do co­mo ca­nal de di­sen­so, un cau­ce ofi­cial de su de­par­ta­men­to crea­do du­ran­te la gue­rra de Viet­nam pa­ra que cual­quier fun­cio­na­rio pu­die­ra dis­cre­par sin te­mor a re­pre­sa­lias. A pe­sar de que su uso es al­go ha­bi­tual, el nú­me­ro de fir­man­tes en es­ta oca­sión es muy re­le­van­te. Ade­más, los fir­man­tes son di­plo­má­ti­cos de ca­rre­ra que co­no­cen bien la reali­dad si­ria, ya que a lo lar­go de los úl­ti­mos años se de­di­ca­ron en ex­clu­si­va a las po­lí­ti­cas de ac­tua­ción en es­te país de Orien­te Me­dio.

Los fir­man­tes con­si­de­ran que las es­tra­te­gias adop­ta­das en el con­flic­to si­rio han si­do un fra­ca­so, pues no han ser­vi­do pa­ra po­ner fin a la gue­rra. Aun así, es po­co pro­ba­ble que la Ca­sa Blan­ca va­ya a cam­biar su po­lí­ti­ca a es­tas al­tu­ras, a sie­te me­ses de aban­do­nar Oba­ma la pre­si­den­cia y te­nien­do en cuen­ta que sus prio­ri­da­des pa­san por ata­car al gru­po te­rro­ris­ta Es­ta­do Is­lá­mi­co, an­tes que por pro­cu­rar el de­rro­ca­mien­to de Al Asad.

Re­pro­ches de McCain

Tam­bién tu­vo re­pro­ches pa­ra Oba­ma el se­na­dor re­pu­bli­cano John McCain, que in­clu­so lle­gó a se­ña­lar­lo co­mo cul­pa­ble «di­rec­to» de la ma­sa­cre de Or­lan­do. «Oba­ma es di­rec­ta­men­te res­pon­sa­ble, por­que él sa­có a to­dos de Irak. Al Qai­da fue a Si­ria y se con­vir­tió en el Es­ta­do Is­lá­mi­co, y el EI es lo que es hoy gra­cias a sus erro­res», sen­ten­ció McCain. Ho­ras más tar­de, el se­na­dor ma­ti­zó sus pa­la­bras: «Me equi­vo­qué. No qui­se dar a en­ten­der que el pre­si­den­te fue­ra per­so­nal­men­te res­pon­sa­ble. Me re­fe­ría a sus de­ci­sio­nes de se­gu­ri­dad na­cio­nal, no al pro­pio Oba­ma», acla­ró a tra­vés de un co­mu­ni­ca­do. McCain, quien per­dió las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les en el 2008, reali­zó es­tas de­cla­ra­cio­nes mien­tras el Oba­ma vi­si­ta­ba en Or­lan­do a los fa­mi­lia­res de las 49 víc­ti­mas muer­tas en la ma­sa­cre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.