El ob­je­ti­vo: equi­pa­rar las zo­nas ru­ra­les con las ur­ba­nas

La Voz de Galicia (Lugo) - - Sociedad -

La nue­va red, aun­que no sea to­da de fi­bra (que se­ría la op­ción de más ca­li­dad aun­que de cos­te in­abor­da­ble), ten­drá cier­tas exi­gen­cias que se con­tem­plan en el plie­go téc­ni­co:

Fi­bra y red mó­vil

La em­pre­sa ad­ju­di­ca­ta­ria del ser­vi­cio po­drá com­bi­nar fi­bra y red mó­vil pa­ra aten­der los di­fe­ren­tes cen­tros. Des­de la Xun­ta se asu­me que lle­var la fi­bra —un ca­blea­do de fi­bra óp­ti­ca, y no co­bre, sub­te­rrá­neo— a to­dos los es­pa­cios edu­ca­ti­vos ga­lle­gos es una la­bor com­pli­ca­dí­si­ma y ex­ce­si­va­men­te ca­ra. Ade­más, los cen­tros pe­que­ños no tie­nen las mis­mas exi­gen­cias que los muy gran­des. Eso se con­tem­pla en el plie­go de la si­guien­te ma­ne­ra: se va­lo­ra igual la ofer­ta de cen­tros con ve­lo­ci­dad de 100 a 300 Me­ga­bit/s (zo­nas ais­la­das) que la de más de 500 (zo­nas ur­ba­nas); sin em­bar­go, el gru­po in­ter­me­dio (de 300 a 500 Mbit/s), tie­ne pe­na­li­za­ción y so­lo se va­lo­ra en un 25 %.

Un mí­ni­mo de ba­ja­da

El plie­go exi­ge que cual­quier alumno dis­pon­drá de un Me­ga­bit por se­gun­do (un Me­ga­bit es 8 ve­ces me­nos que un Me­gaby­te) siem­pre que se co­nec­te a una ban­da de 5 gi­gaher­zios (ideal pa­ra zo­nas muy po­bla­das pe­ro no ap­ta pa­ra to­dos los equi­pos) y me­dio Me­ga­bit cuan­do lo ha­ga a una ban­da de 2,4 gi­gaher­zios (sir­ve pa­ra to­dos los equi­pos y atra­vie­sa me­jor las pa­re­des, aun­que pue­de cap­tar in­ter­fe­ren­cias de otros aparatos, co­mo teléfonos inalám­bri­cos o mi­cro­on­das). Por su­pues­to, la red de­be­rá es­tar pre­pa­ra­da pa­ra que to­dos los alum­nos del cen­tro se pue­dan co­nec­tar a la vez. Se­gún el plie­go, la ve­lo­ci­dad no­mi­nal mí­ni­ma se­rá de 100 Mbit/s de ba­ja­da y 25 de subida pa­ra to­dos los cen­tros. Ade­más, exi­ge una ve­lo­ci­dad ga­ran­ti­za­da mí­ni­ma: pa­ra 330 cen­tros de más de 100 alum­nos (hay unos 450 en el con­cur­so), 50 Mbits/s de ba­ja­da y 12,5 de subida; pa­ra el res­to de co­le­gios e ins­ti­tu­tos, 10 Mbit/s de ba­ja­da y 2,5 de subida. En nin­gún ca­so la ve­lo­ci­dad pue­de de­pen­der del ho­ra­rio o vo­lu­men trans­mi­ti­do.

La la­ten­cia, muy exi­gen­te

Uno de los as­pec­tos más im­por­tan­tes cuan­do se ha­bla de co­ne­xión a In­ter­net, y que com­ple­men­ta a la ca­pa­ci­dad de ba­ja­da, es la la­ten­cia. Es de­cir, el tiem­po de re­tar­do que tie­ne la se­ñal de un extremo a otro. A ve­ces ocu­rre que si la la­ten­cia es muy al­ta, uno pue­de te­ner ca­pa­ci­dad pa­ra ver un ví­deo pe­ro al final no se pue­de car­gar. Las co­mu­ni­ca­cio­nes vía sa­té­li­te son un ejem­plo de ello. En es­te con­tra­to, la la­ten­cia má­xi­ma es de 100 mi­li­se­gun­dos, una ci­fra, se­gún téc­ni­cos con­sul­ta­dos, muy am­bi­cio­sa y que a la pos­tre ga­ran­ti­za que los alum­nos de las zo­nas ru­ra­les ten­drán las mis­mas po­si­bi­li­da­des de uti­li­zar In­ter­net que los de las zo­nas ur­ba­nas, eli­mi­nan­do así la bre­cha di­gi­tal en­tre am­bas áreas.

Un pun­to wifi por ca­da se­sen­ta alum­nos

Pa­ra no so­bre­sa­tu­rar la red y vol­ver­la más len­ta cuan­do tie­ne mu­chos usua­rios, la ad­ju­di­ca­ta­ria tie­ne que ga­ran­ti­zar que ha­brá un pun­to wifi por ca­da 60 alum­nos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.