El cálcu­lo del sa­la­rio en va­ca­cio­nes de­be­rá acla­rar­se en los con­ve­nios

Los sindicatos con­fían en que el fa­llo del Su­pre­mo fa­ci­li­te la ne­go­cia­ción co­lec­ti­va

La Voz de Galicia (Lugo) - - Economia - GA­BRIEL LE­MOS

La sen­ten­cia del Tri­bu­nal Su­pre­mo que es­ta­ble­ce que los tra­ba­ja­do­res de va­ca­cio­nes tie­nen de­re­cho a co­brar el 100 % de su sa­la­rio or­di­na­rio, in­clu­yen­do plu­ses y co­mi­sio­nes o in­cen­ti­vos por ven­ta que per­ci­ben de for­ma re­gu­lar du­ran­te el res­to de me­ses del año, abri­rá un nue­vo fren­te en­tre sindicatos y pa­tro­na­les a la ho­ra de ne­go­ciar los con­ve­nios co­lec­ti­vos.

Y es que, pe­se a que en sus fa­llos (ha dic­ta­do dos sen­ten­cias) el al­to tri­bu­nal ya de­ja más o me­nos cla­ro cuá­les son las re­tri­bu­cio­nes que pue­den con­si­de­rar­se ha­bi­tua­les y que, por tan­to, de­be­rían abo­nar­se tam­bién du­ran­te los pe­río­dos de asue­to, los jue­ces de la Sa­la de lo So­cial re­cuer­dan en un co­mu­ni­ca­do que el cálcu­lo con­cre­to de los ele­men­tos que de­ben for­mar par­te del sa­la­rio a abo­nar a los tra­ba­ja­do­res du­ran- te su pe­río­do de des­can­so anual la «de­be fi­jar la ne­go­cia­ción co­lec­ti­va en ca­da ca­so».

Por tan­to, mar­ca­do el cam­po de jue­go, la pe­lo­ta que­da aho­ra en el te­ja­do de los agen­tes so­cia­les, que de mo­men­to no ati­nan a ca­li­brar el im­pac­to real de la sen­ten­cia. Así, las pa­tro­na­les con­sul­ta­das por La Voz de­cli­na­ron de mo­men­to rea­li­zar va­lo­ra­cio­nes has­ta es­tu­diar el fa­llo en pro­fun­di­dad. Sí ha­bla­ron los sindicatos y, aun­que coin­ci­den en la im­por­tan­cia de que el Su­pre­mo zan­je de una vez el de­ba­te y, so­bre to­do, en que se tras­la­de a la ju­ris­pru­den­cia na­cio­nal un cri­te­rio que ya ha­bía mar­ca­do el Tri­bu­nal de Jus­ti­cia de la Unión Eu­ro­pea, no tie­nen tan cla­ro en có­mo se tras­la­da­rá es­te a la ne­go­cia­ción co­lec­ti­va.

Luis Ba­nei­ra, se­cre­ta­rio de Po­lí­ti­ca Sin­di­cal de UGT en Ga­li­cia, ex­pli­ca que el sa­la­rio de las va­ca­cio­nes, y los con­cep­tos que es­te de­be in­cluir, es un de­ba­te re­cu­rren­te en las me­sas de ne­go­cia­ción, aun­que has­ta el mo­men­to con es­ca­so éxi­to cuan­do los sindicatos tra­ta­ban de ha­cer va­ler la pos­tu­ra que aho­ra re­fren­da el Su­pre­mo, es­pe­cial­men­te en lo re­la­ti­vo al abono de co­mi­sio­nes e in­cen­ti­vos por ven­tas o pro­duc­ción es­pe­cial —no así con los plu­ses, cu­yo pa­go es­tá más ge­ne­ra­li­za­do—. Aho­ra, Ba­nei­ra es­pe­ra que sea más fá­cil lle­gar a un pun­to de en­cuen­tro en­tre las dos par­tes, pues­to que ya se han pro­nun­cia­do to­dos los ór­ga­nos ju­di­cia­les com­pe­ten­tes en la ma­te­ria.

Pe­ro, ¿cuál es la si­tua­ción en Ga­li­cia y có­mo se apli­ca­rá la sen­ten­cia? Je­sús Cas­tro, se­cre­ta­rio de Ac­ción Sin­di­cal en CC.OO.-Ga­li­cia, ma­ti­za que la ma­yo­ría de em­pre­sas ya abo­nan los plu­ses en do­ce men­sua­li­da­des, aun­que re­co­no­ce que hay ca­sos con­cre­tos en los que no se ex­tien­den es­tos pa­gos al mes de va­ca­cio­nes y que aho­ra se de­be­rán co­rre­gir. Pa­ra ello, ex­pli­ca, po­dría va­ler con un acuer­do de la co­mi­sión pa­ri­ta­ria del con­ve­nio, en­car­ga­da de in­ter­pre­tar el mis­mo, aun­que en otros ca­sos po­dría ser ne­ce­sa­rio de­nun­ciar el mar­co la­bo­ral y apro­bar uno nue­vo.

Cas­tro, que no cree que el nue­vo cri­te­rio va­ya a di­fi­cul­tar la ne­go­cia­ción co­lec­ti­va, es más es­cép­ti­co so­bre el al­can­ce real del fa­llo, ya que, re­cuer­da, siem­pre que­da mar­gen pa­ra la pi­ca­res­ca, de for­ma que cam­bian­do el nom­bre de al­gu­nos com­ple­men­tos o su de­ven­go, pa­ra que el pa­go no sea re­gu­lar (que es el re­qui­si­to que fi­ja el Su­pre­mo pa­ra in­cluir­los en el sa­la­rio de va­ca­cio­nes), se evi­te te­ner que abo­nar­los du­ran­te el pe­río­do de des­can­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.