Con­si­de­ran «ile­gal» su ce­se ful­mi­nan­te del par­ti­do Com­pro­mi­so por Ga­li­cia

La Voz de Galicia (Lugo) - - Sarria - X. R. PENOUCOS

Los edi­les que ha­ce una se­ma­nas fue­ron ex­pul­sa­dos de ma­ne­ra ful­mi­nan­te de Com­pro­mi­so por Ga­li­cia Con­ce­llos Trans­pa­ren­tes (CxG-CC-TT), Ben­ja­mín Es­con­tre­la y An­tón For­tes, tras te­ner con­fir­ma­ción los di­ri­gen­tes de es­ta for­ma­ción de que es­ta­ban apo­yan­do una mo­ción de cen­su­ra am­pa­ra­dos por el PP, pre­sen­ta­ron un plie­go de ale­ga­cio­nes en el Con­ce­llo en el que con­si­de­ran que di­cha me­di­da fue ile­gal.

Am­bos edi­les so­li­ci­tan a la al­cal­de­sa, Pi­lar Ló­pez, que se abs­ten­ga de adop­tar nin­gu­na de­ci­sión que afec­ta a la com­po­si­ción del gru­po po­lí­ti­co mu­ni­ci­pal CxG-CC-TT y que se man­ten­ga la com­po­si­ción de la cor­po­ra­ción mu­ni­ci­pal que se cons­ti­tu­yó el 13 de ju­nio del 2015 «sen dar con­ta do acor­do ile­gal adop­ta­do po­lo par­ti­do po­lí­ti­co CxG de ex­pul­sar a Ben­ja­mín Es­con­tre­la y An­tón For­tes».

El do­cu­men­to que re­gis­tra­ron in­clu­ye una va­lo­ra­ción so­bre la de­ci­sión que adop­tó el par­ti­do de ex­pul­sar a am­bos con­ce­ja­les. «Re­xei­tar ta­mén a adop­ción ar­bi­tra­ria adop­ta­da ao mar­xe do pro­ce­de­men­to e ca­ren­te de fun­da­men­to, des­ta co­mu­ni­ca­ción ba­sea­da en me­ras sos­pei­tas, nun­ha de­ci­sión inexis­ten­te, cues­tión que se di­lu­ci­da­rá —de se­lo ca­so— pe­ran­te a xus­ris­dic­ción com­pe­ten­te».

La ba­se prin­ci­pal y prác­ti­ca­men­te úni­ca en la que ba­san su re­cur­so los con­ce­ja­les que apo­ya­ban una mo­ción de cen­su­ra en la que el Par­ti­do Po­pu­lar es­ta­ba dis­pues­to a po­ner los vo­tos de sus sie­te edi­les a dis­po­si­ción de For­tes y Es­con­tre­la pa­ra que el se­gun­do fue­ra nom­bra­do al­cal­de es que la ti­tu­la­ri­dad de un car­go pú­bli­co la de­ben de os­ten­tar per­so­nas y «no me­ros mo­ni­cre­ques de un par­ti­do po­lí­ti­co».

Es­con­tre­la y For­tes de­fien­den la te­sis de que la ex­pul­sión de los miem­bros de un gru­po po­lí­ti­co mu­ni­ci­pal es com­pe­ten­cia del pro­pio gru­po, no del par­ti­do po­lí­ti­co. Apun­tan que en el ca­so de CxG en­tre las com­pe­ten­cias de la eje­cu­ti­va na­cio­nal no con­tem­pla la po­si­bi­li­dad de acor­dar la ex­pul­sión de con­ce­ja­les del gru­po mu­ni­ci­pal.

El es­cri­to de ale­ga­cio­nes fue pre­sen­ta­do a me­dia ma­ña­na de ayer en el Con­ce­llo. La al­cal­de­sa lo tras­la­dó de in­me­dia­to a los res­pon­sa­bles po­lí­ti­cos de CxG-CC-TT pa­ra que pue­dan ana­li­zar­lo y tam­bién les hi­zo sa­ber, co­mo así cons­ta en otro es­cri­to, que am­bos con­ce­ja­les si­guen fir­man­do co­mo in­te­gran­tes de es­ta for­ma­ción po­lí­ti­ca, Es­con­tre­la en con­di­ción de por­ta­voz del gru­po mu­ni­ci­pal y For­tes co­mo miem­bro.

La nue­va si­tua­ción de am­bos con­ce­ja­les se ha­rá ofi­cial en el pró­xi­mo pleno en el que es­tá pre­vis­to que uno de los pun­tos en el or­den del día sea el de dar cuen­ta del pa­so de Es­con­tre­la y For­tes a la si­tua­ción de no ads­cri­tos, que­dan­do de es­ta ma­ne­ra fue­ra del gru­po mu­ni­ci­pal de CxG-CC-TT del que for­ma­ban par­te des­de el 13 de ju­nio del 2015 cuan­do se cons­ti­tu­ye­ron los gru­pos po­lí­ti­cos de Sa­rria.

El pa­so de los dos edi­les ex­pul­sa­dos de Com­pro­mi­so por Ga­li­cia a la con­di­ción de no ads­cri­tos les im­pe­di­ría to­mar par­te en una mo­ción de cen­su­ra. Am­bos to­da­vía si­guen man­te­nien­do que no exis­tía nin­gún acuer­do con el PP pa­ra des­ban­car del go­bierno a la so­cia­lis­ta Pi­lar Ló­pez y que las reunio­nes que man­te­nían con edi­les de es­te par­ti­do eran pa­ra pre­pa­rar asun­tos del pleno. as aven­tu­ras y des­ven­tu­ras del dúo Es­con­tre­la-For­tes ya re­sul­tan tan can­si­nas co­mo có­mi­cas.

Ayer vol­vie­ron a dar un ejem­plo más y van .... de su in­con­gruen­cia en to­dos los sen­ti­dos dan­do a en­ten­der que CxG ha­bía co­me­ti­do con ellos un ase­si­na­to po­lí­ti­co al ex­pul­sar­los sin nin­gún mo­ti­vo y so­lo ba­sán­do­se en sos­pe­chas.

La nue­va bu­fo­na­da en la que se tra­ta­ron de ven­der co­mo víc­ti­mas es di­fí­cil de en­ten­der, y más cuan­do ha­ce ape­nas unos me­ses fue­ron ellos, am­pa­ra­dos en unos ad­lá­te­res que en aquel mo­men­to los apo­ya­ron y de los que ya ape­nas que­da ni ras­tro, los que de­ci­die­ron ex­pul­sar de su par­ti­do a su com­pa­ñe­ra de can­di­da­tu­ra Sil­via Váz­quez, úni­ca­men­te por no ple­gar­se a sus de­sig­nios.

El he­cho de que­dar fue­ra de jue­go pa­ra pre­sen­tar o apo­yar una mo­ción de cen­su­ra al ser no ads­cri­tos es lo úni­co que real­men­te les preo­cu­pa a es­tos con­ce­ja­les que to­da­vía si­guen pen­san­do que tie­nen a Sa­rria a sus pies, cuan­do la úni­ca reali­dad es que su ma­ne­ra de ha­cer po­lí­ti­ca y sus ver­da­de­ras in­ten­cio­nes ya es­tán más que cla­ras an­te la so­cie­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.