El re­par­to de co­mi­da, po­si­ble de­to­nan­te de una pe­lea mul­ti­tu­di­na­ria en pri­sión

Más de cin­cuen­ta pre­sos se en­fren­ta­ron en A La­ma y hay va­rios he­ri­dos

La Voz de Galicia (Lugo) - - Galicia - LÓ­PEZ PENIDE

So­bre la cin­co de la tar­de de es­te vie­nes, una mul­ti­tu­di­na­ria pe­lea sor­pren­dió a los fun­cio­na­rios ads­cri­tos al mó­du­lo tres de la pri­sión pon­te­ve­dre­sa de A La­ma. Apro­xi­ma­da­men­te más de me­dio cen­te­nar de los 109 in­ter­nos que con­vi­ven en es­tas ins­ta­la­cio­nes se en­zar­za­ron en­tre sí de­jan­do un re­gue­ro de va­rios he­ri­dos.

Aun­que el ori­gen de es­te vio­len­to in­ci­den­te aún no es­tá acla­ra­do, ayer dis­tin­tas fuen­tes apun­ta­ron dos po­si­bles de­to­nan­tes. Por un la­do, al­gu­na cues­tión re­la­cio­na­da con el re­par­to de la co­mi­da y, por otro, ren­ci­llas de ca­rác­ter per­so­na que afec­ta­rían, o bien a unos re­clu­sos con­cre­tos, o bien a un gru­po de es­tos pre­sos.

Lo cier­to es que en la pe­lea mul­ti­tu­di­na­ria se vie­ron im­pli­ca­dos tan­to re­clu­sos mu­sul­ma­nes co­mo otros que no pro­fe­san esta re­li­gión, con­fir­ma­ron las fuen­tes con­sul­ta­das. Co­mo con­se­cuen­cia de es­tos en­fren­ta­mien­tos un re­clu­so del que no ha tras­cen­di­do su iden­ti­dad re­sul­tó he­ri­do de cier­ta en­ti­dad al re­ci­bir un pin­cha­zo, mien­tras que otros su­frie­ron le­sio­nes, en prin­ci­pio, de ca­rác­ter le­ve. «So­la­men­te la efi­caz y rá­pi­da in­ter­ven­ción de los fun­cio­na­rios im­pi­dió que los he­chos aca­ba­sen sien­do mu­cho más gra­ves», pre­ci­só En­ri­que Mos­que­ra, del sin­di­ca­to ACAIP.

Pe­se a esta rá­pi­da ac­tua­ción, la si­tua­ción que se vi­vió en el mo­du­lo tres fue de una vi­ru­len­cia tal que en el seno de la di­rec­ción del pe­nal se adop­tó la de­ci­sión de ais­lar a cin­co de los re­clu­sos que se vie­ron en­vuel­tos, en mayor o me­nor gra­do, es­te su­ce­so.

Mos­que­ra vin­cu­la es­te in­ci­den­te con la rea­li­za­ción de unas obras a ins­tan­cia de la Di­rec­ción Ge­ne­ral de Ins­ti­tu­cio­nes Pe­ni­ten­cia­rias pa­ra ins­ta­lar de­tec­to­res de hu­mo en to­das las cel­das del pe­nal pon­te­ve­drés.

Ade­más de que su «efi­ca­cia re­sul­ta más que du­do­sa da­da la ex­pe­rien­cia de otros cen­tros», el re­pre­sen­tan­te de la prin­ci­pal central a ni­vel pe­ni­ten­cia­rio ad­vir­tió que se tra­ta de unos tra­ba­jos que su­po­nen «el tras­va­se de in­ter­nos de un mo­du­lo a otro du­ran­te ca­tor­ce me­ses, con el enor­me ries­go que con­lle­va, sin en­trar en la inuti­li­dad del enor­me gas­to que re­pre­sen­ta».

A es­te res­pec­to, alu­dió al he­cho de que, en que to­dos los años que lle­va en el cen­tro pe­ni­ten­cia­rio de A La­ma, nun­ca se ha pro­du­ci­do un in­cen­dio en una cel­da más allá de que un re­clu­so que­me in­ten­cio­na­da­men­te un col­chón o al­gu­na pren­da de ves­tir. En es­te sen­ti­do, re­mar­có que, da­da la pro­pia con­fi­gu­ra­ción de las cel­das de las pri­sio­nes y de los ma­te­ria­les em­plea­dos en su cons­truc­ción, es «im­po­si­ble» que se pue­den in­cen­diar los ha­bi­tácu­los, por lo que ta­chó de gas­to inú­til la ins­ta­la­ción de de­tec­to­res.

En­ri­que Mos­que­ra, por otro la­do, mos­tró ayer «el enor­me des­con­ten­to» que exis­te en el seno de la plan­ti­lla de la cár­cel de A La­ma, un sen­ti­mien­to ex­tra­po­la­ble al res­to de cár­ce­les ga­lle­gas, por la si­tua­ción en la que se en­cuen­tra el per­so­nal ads­cri­to a es­tos cen­tros. Así, in­ci­dió en que re­cien­te­men­te se fir­mó un pro­to­co­lo fren­te a agre­sio­nes en el ám­bi­to de la Ad­mi­nis­tra­ción Ge­ne­ral del Es­ta­do, de tal mo­do que, «tan­to la Ad­mi­nis­tra­ción co­mo otros sin­di­ca­tos, han de­ja­do fue­ra [del mis­mo] a pri­sio­nes».

En cual­quier ca­so, lo ocu­rri­do es­te vier­nes por la tar­de ha si­do el in­ci­den­te más gra­ve de los úl­ti­mos años en el in­te­rior de la pri­sión de A La­ma.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.