Erro­res de prin­ci­pian­te

La Voz de Galicia (Lugo) - - Opinión -

Las es­ti­ma­cio­nes de la in­ten­ción de vo­to de Son­da­xe son cohe­ren­tes con los re­sul­ta­dos del 20D y coin­ci­den­tes con to­das las en­cues­tas que se vie­nen pu­bli­can­do. Lo que nos di­ce que los es­pa­cios elec­to­ra­les es­tán con­so­li­da­dos y que na­die se atre­ve a sa­lir­se del es­ce­na­rio del sor­pas­so; la coa­li­ción en­tre Po­de­mos, sus con­fluen­cias e Iz­quier­da Uni­da, su­pe­ra­rá al PSOE en nú­me­ro de vo­tos y muy pro­ba­ble­men­te tam­bién en es­ca­ños. Son­da­xe es­ti­ma que ga­na­rá el PP con unos sie­te mi­llo­nes de vo­tos, el 29,2 % de los vá­li­dos y un re­sul­ta­do muy pa­re­ci­do al del 20D que se con­cre­ta en 121 es­ca­ños, dos me­nos que en aque­llos co­mi­cios. To­das las en­cues­tas si­túan en se­gun­da po­si­ción al en­torno de Uni­dos Po­de­mos, pero Son­da­xe nos pre­ci­sa que to­ta­li­zan el 26,1 % de los vo­tos vá­li­dos, unos 6,2 mi­llo­nes de elec­to­res y 90 es­ca­ños (+19). De­trás vie­ne el PSOE con el 21,4 % y 85 es­ca­ños (-5), lo que equi­va­le a 5,1 mi­llo­nes de vo­tos, cua­tro­cien­tos mil me­nos que el 20D. Lo mis­mo que Ciu­da­da­nos, con 34 es­ca­ños (-6), un 12,9 % de los vo­tos vá­li­dos, un pun­to me­nos que el 20D. Vie­nen dis­tan­cia­dos y de­fi­nen una se­rie de los en­tor­nos 30 % -25 % -20 % -15 %. La pre­gun­ta a ha­cer­se es si es­to ter­mi­na­rá así, y la res­pues­ta es que en tér­mi­nos del com­por­ta­mien­to elec­to­ral los re­sul­ta­dos del 26J con­so­li­da­rán la es­truc­tu­ra de­fi­ni­da el 20D, aun­que en tér­mi­nos po­lí­ti­cos o de es­ca­ños, en dos pun­tos de vo­tos vá­li­dos va­rían has­ta quin­ce ac­tas en­tre los cua­tro con­ten­dien­tes. Lue­go la nue­va pre­gun­ta a ha­cer­se es si al­guno de los cua­tro pue­de pro­gre­sar o re­tro­ce­der más de un pun­to de vo­tos vá­li­dos, y la res­pues­ta es que sí, por­que Pa­blo Igle­sias ya ha co­me­ti­do dos erro­res de los que cues­tan vo­tos o no tie­nen arre­glo. Pri­me­ro aban­do­nó el lu­gar es­tra­té­gi­co inex­pug­na­ble, que es la cer­ti­dum­bre plu­ri­na­cio­nal del Es­ta­do, des­pre­cian­do el re­fren­do de los ca­ta­la­nes, a quie­nes lla­mó di­ver­si­dad en el de­ba­te a cua­tro. Es­to aflo­ja las tuer­cas de las con­fluen­cias y le com­pli­ca la campaña a En Co­mú Po­dem, a Uni­dos Po­de­mos en el País Vas­co y me­nos a En Ma­rea aun­que sí pa­ra au­to­nó­mi­cas, así co­mo a ter­ce­ros que quie­ren ne­go­ciar co­mo el PNV o la CDC. El se­gun­do error de Pa­blo Igle­sias fue de­cla­rar­se ad­mi­ra­dor de Jo­sé Luis Ro­drí­guez Za­pa­te­ro, por­que sig­ni­fi­ca si­tuar­se en­fren­te del 15M, tra­gar­se la re­for­ma la­bo­ral del año 2010, la re­for­ma del ar­tícu­lo 135 de la Cons­ti­tu­ción y par­ti­ci­par en la Es­pa­ña del pe­lo­ta­zo, con sus ae­ro­puer­tos sin avio­nes, ca­rre­te­ras ra­dia­les res­ca­ta­das, tre­nes a nin­gu­na par­te y li­cen­cias pa­ra per­fo­rar en los ma­res del ar­chi­pié­la­go ca­na­rio. En de­fi­ni­ti­va, Pa­blo Igle­sias no es­tá en­ten­dien­do na­da, se ma­ni­fies­ta co­mo la vie­ja iz­quier­da es­pa­ño­la del si­glo XX, uni­na­cio­nal in­mó­vil y clien­te­lar, y ya ha per­di­do los dos pun­tos de vo­tos vá­li­dos que co­men­tá­ba­mos. El otro es Al­bert Ri­ve­ra, que pue­de me­jo­rar su re­sul­ta­do si se de­di­ca a exi­gir la abs­ten­ción del PSOE, por­que la gen­te sa­be que ga­na­rá Ra­joy, ese es el pa­pel del cuar­to y el que es­pe­ran los vo­tan­tes de Ciu­da­da­nos. Y es­to, lo con­tra­rio que po­ner di­fi­cul­ta­des.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.