La som­bra de otro aten­ta­do pla­nea so­bre Bél­gi­ca

Una re­da­da lo­ca­li­za una cé­lu­la que iba a ac­tuar en la Eu­ro­co­pa

La Voz de Galicia (Lugo) - - Internacional - CRIS­TI­NA PORTEIRO

La po­li­cía bel­ga des­ba­ra­tó en la noche del vier­nes los pla­nes de una cé­lu­la yiha­dis­ta pre­pa­ra­da pa­ra aten­tar du­ran­te la Eu­ro­co­pa. El ob­je­ti­vo era pro­vo­car una ma­tan­za en al­gu­na de las aglo­me­ra­cio­nes de afi­cio­na­dos que ayer se die­ron ci­ta a me­dio­día pa­ra ver el en­fren­ta­mien­to en­tre la se­lec­ción bel­ga y la ir­lan­de­sa. «Las prue­bas re­ca­ba­das mos­tra­ron que era ne­ce­sa­ria una in­ter­ven­ción in­me­dia­ta», ase­gu­ró la Fis­ca­lía bel­ga.

Tres hom­bres fue­ron in­cul­pa­dos de «in­ten­to de ase­si­na­to en con­tex­to te­rro­ris­ta»: Sa­mir C., Mous­tap­ha B. y Ja­wad B., que for­ma­ban par­te de los 12 de­te­ni­dos du­ran­te esos alla­na­mien­tos. Tam­bién fue­ron acu­sa­dos for­mal­men­te de «par­ti­ci­pa­ción en ac­ti­vi­da­des de un gru­po te­rro­ris­ta» y pa­sa­ron a de­ten­ción pro­vi­sio­nal. Las re­da­das ma­si­vas efec­tua­das por las fuer­zas de se­gu­ri­dad en 16 mu­ni­ci­pios del país se sal­da­ron con 40 per­so­nas in­te­rro­ga­das y la de­ten­ción de 12 sos­pe­cho­sos que es­ta­rían pre­pa­ra­dos pa­ra ata­car. De es­tos, nue­ve fue­ron pues­tos en li­ber­tad tras ser in­te­rro­ga­dos.

A pe­sar del des­plie­gue, la po­li­cía no pu­do ha­llar ni ar­mas ni ex­plo­si­vos en los 152 ga­ra­jes ins­pec­cio­na­dos en ba­rrios co­mo Mo­len­beek y Schaer­beek, lu­gar de re­si­den­cia de al­gu­nos de los te­rro­ris­tas que ata­ca­ron el ae­ro­puer­to de Za­ven­tem y el me­tro de Mael­beek el pa­sa­do 22 de mar­zo. Sí se pu­die­ron in­cau­tar ob­je­tos sos­pe­cho­sos.

El or­ga­nis­mo pú­bli­co que eva­lúa la ame­na­za te­rro­ris­ta (Ocam) man­tie­ne la aler­ta en el ni­vel tres, que pre­di­ce una «ame­na­za po­si­ble y ve­ro­sí­mil». Sin em­bar­go, el Go­bierno fe­de­ral ha da­do la or­den de re­for­zar la se­gu­ri­dad. «Los even­tos públicos pre­vis­tos pa­ra los pró­xi­mos días se man­ten­drán, pero con me­di­das de se­gu­ri­dad com­ple­men­ta­rias», anun­ció el pri­mer mi­nis­tro, Char­les Mi­chel.

La ame­na­za lle­ga en un mo­men­to de aler­ta ex­tre­ma. Ha­ce so­lo cua­tro días que la pren­sa na­cio­nal se hi­zo eco del in­mi­nen­te re­gre­so de de­ce­nas de com­ba­tien­tes ex­tran­je­ros de Si­ria a Eu­ro­pa. To­dos ellos lis­tos pa­ra aten­tar de for­ma pa­ra­le­la en Bél­gi­ca y Fran­cia. Las fuer­zas de se­gu­ri­dad y la in­te­li­gen­cia bel­ga si­guen la pis­ta a mu­chos de ellos, pero se afa­nan en des­ar­ti­cu­lar a las cé­lu­las dur­mien­tes que re­si­den den­tro del país.

En esa lí­nea, la po­li­cía pu­do de­te­ner re­cien­te­men­te a Yous­sef E. A., sos­pe­cho­so de co­la­bo­rar en los aten­ta­dos del 22M. Se­gún el dia­rio bel­ga Het Nieuws­blad, el pre­sun­to yiha­dis­ta era ami­go de la in­fan­cia de Kha­lid El Ba­kraoui, uno de los te­rro­ris­tas que se in­mo­ló en el ae­ro­puer­to de Za­ven­tem.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.