Res­tau­ran­te po­lí­glo­ta en el Ca­mino

El Ro­ma tra­du­jo su car­ta a ocho idio­mas en­tre ellos chino, ja­po­nés y coreano

La Voz de Galicia (Lugo) - - Sociedad - X. R. PENOUCOS

La pro­li­fe­ra­ción de pe­re­gri­nos ex­tran­je­ros en el Ca­mino Fran­cés obli­ga a los lo­ca­les de hos­te­le­ría a in­ter­na­cio­na­li­zar­se. Uno de los que me­jor se ha sa­bi­do adap­tar es el Res­tau­ran­te Ro­ma de Sa­rria, cu­yos res­pon­sa­bles, Jo­sé y Vi­cen­te Fon­tal, han de­ci­di­do des­de ha­ce años im­pri­mir sus car­tas en va­rios idio­mas, en­tre los que es­tán el chino, el coreano y el ja­po­nés, ade­más de fran­cés, ita­liano, ale­mán o in­glés. Les fal­ta el por­tu­gués, ca­ren­cia que pre­ten­den sol­ven­tar de in­me­dia­to.

La es­pe­cia­li­dad del es­ta­ble­ci­mien­to es la car­ne de ter­ne­ra ga­lle­ga en cual­quie­ra de sus va­rian­tes, aun­que des­ta­can es­pe­cial­men­te por el chu­rras­co y el chu­le­tón. La prue­ba evi­den­te de la ca­li­dad de su car­nes a la bra­sa es que el lo­cal es co­no­ci­do en to­da la co­mar­ca de Sa­rria co­mo La Pa­rri­lla.

Los clien­tes que no sean car­ní­vo­ros pue­den es­tar tran­qui­los si vi­si­tan es­te es­ta­ble­ci­mien­to, ya que tam­bién po­drán dis­fru­tar de la bue­na co­ci­na eli­gien­do pro­duc­tos de la com­ple­ta ofer­ta ve­ge­ta­ria­na con la que cuen­ta el lo­cal des­de ha­ce años.

La abun­dan­cia de la car­ta tan­to en en­tran­tes co­mo en pla­tos fuer­tes o pos­tres es otra no­ta dis­tin­ti­va de un ne­go­cio que abrió sus puer­tas en 1930 y que ha sa­bi­do man­te­ner las re­ce­tas tra­di­cio­na­les de ha­ce ca­si un si­glo con crea­cio­nes no­ve­do­sas. Los clien­tes que ten­gan en­tres sus ma­nos una car­ta de es­te lo­cal por pri­me­ra vez se­gu­ro que se lle­va­rán una gra­ta sor­pre­sa al com­pro­bar que dis­po­nen has­ta de una do­ce­na de pla­tos de cu­cha­ra en­tre los que es­co­ger.

La car­ne es la estrella, pero tam­po­co se pue­de des­pre­ciar la opor­tu­ni­dad de pro­bar pes­ca­do de crian­za o sal­va­je, así co­mo los ma­ris­cos, en­tre los que tie­nen un lu­gar pre­fe­ren­te las al­me­jas, gra­cias al to­que es­pe­cial de la tradicional sal­sa Vi­cen­ta, así co­mo los arro­ces.

Los pos­tres son to­dos ca­se­ros y el úni­co pro­ble­ma que pre­sen­tan, so­bre to­do pa­ra los más go­lo­sos, es que la ofer­ta es am­plia y re­sul­ta com­pli­ca­do ele­gir.

Las tra­di­cio­na­les ca­ñas de cre­ma, fla­nes de to­do ti­po, bra­zo de gi­tano, cre­pes de to­dos los sa­bo­res o mil­ho­jas son al­gu­nas de las op­cio­nes en­tre las que pue­den es­co­ger los clien­tes, pero la me­jor ma­ne­ra pa­ra te­ner una di­ges­tión per­fec­ta es de­can­tar­se por una se­lec­ción de he­la­dos ar­te­sa­nos en la que no pue­den fal­tar los de oru­jo o que­so de O Ce­brei­ro. Si la vi­si­ta al lo­cal es en épo­ca na­vi­de­ña es más que re­co­men­da­ble apos­tar por pro­bar al­gu­na de las múl­ti­ples va­rie­da­des de tu­rro­nes ar­te­sa­na­les.

Con una car­ta que per­mi­te co­mer por 20 eu­ros, la re­la­ción ca­li­dad pre­cio es ex­ce­len­te.

El res­tau­ran­te Ro­ma de Sa­rria cuen­ta con un con­si­de­ra­ble nú­me­ro de clien­tes ex­tran­je­ros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.