Des­de la ma­ña­na el cas­co his­tó­ri­co se fue lle­nan­do de vi­si­tan­tes y por la tar­de las ca­lles es­ta­ban re­ple­tas

La Voz de Galicia (Lugo) - - La Voz De Lugo - E.G. SOUTO

La ma­ña­na de ayer ya anun­cia­ba lo que ven­dría a par­tir de me­dio­día: un ver­da­de­ro alu­vión de gen­te en las ca­lles de Lu­go pa­ra dis­fru­tar de Ar­de Lu­cus, la exi­to­sa fies­ta de re­crea­ción his­tó­ri­ca na­ci­da quin­ce años atrás. A Lu­go lle­ga­ron ayer vi­si­tan­tes de dis­tin­tos pun­tos de Es­pa­ña, ma­yor­men­te de Galicia. Pa­sa­da la me­dia tar­de, el tráfico pea­to­nal se co­lap­só por mo­men­tos en tra­mos de la Rúa No­va e in­clu­so en el Ca­rril dos Fran­cis­ca­nos.

El Ar­de Lu­cus lo lle­nó to­do ayer en el cas­co his­tó­ri­co. Atas­ca­da, co­mo otros mu­chos fren­te a los Fran­cis­ca­nos, una mu­jer, que ca­pi­ta­nea­ba con ener­gía un nu­me­ro­so gru­po fa­mi­liar, se re­co­no­cía sor­pren­di­da por la mul- ti­tud: «Cuán­ta gen­te hay, Dios mío». Sí, era así, ha­bía mu­chí­si­ma gen­te. Y la gen­te lle­gó a Lu­go so­bre rue­das. Mu­chos, en mo­to y eli­gie­ron la cén­tri­ca pla­za de Santo Do­min­go pa­ra apar­car. Mu­chos se des­pla­za­ron en au­to­bús (en San Fiz, apar­ca­ron al me­nos seis, y en Di­nam, tres), y una gran par­te en co­ches par­ti­cu­la­res (en al­gu­nas ca­lles, las ace­ras fue­ron te­rri­to­rio au­to­mo­vi­lís­ti­co); hu­bo re­ten­cio­nes en Qui­ro­ga Ballesteros y Santo Do­min­go.

Has­ta en A Ti­ne­ría en los negocios de hos­te­le­ría ha­bía abun­dan­te mo­vi­mien­to de ro­ma­nos y celtas en la tar­de de ayer. Eso sí, en el his­tó­ri­co As­tu­rias pa­re­cía rei­nar la tran­qui­li­dad, mien­tras en otra ca­lle del barrio una iza em­pu­ja­ba es­ca­le­ras arri­ba a un clien­te re­mi­so. Ar­de Lu­cus sigue hoy; el fue­go de la fies­ta con­ti­núa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.