«Me dis­gus­ta la campaña del PSOE, por­que el 27 te­ne­mos que lla­mar­nos»

Es­tá con­ven­ci­do de que van a dispu­tar va­rios es­ca­ños al PP y de que el cam­bio de­pen­de­rá de los ma­yo­res y del ru­ral

La Voz de Galicia (Lugo) - - A Fondo - JUAN CAPEÁNS

Eu­fó­ri­co por las bue­nas ex­pec­ta­ti­vas de «to­das» las en­cues­tas, Íñi­go Erre­jón Gal­ván (Madrid, 1983) ate­rri­zó en A Co­ru­ña, mi­ti­neó, co­mió li­ge­ro y sa­lió vo­lan­do ha­cia la ca­pi­tal pa­ra pre­pa­rar el de­ba­te a sie­te de es­ta no­che. No se ba­jó de la nu­be en nin­gún mo­men­to.

—Con to­dos los res­pe­tos por us­ted, pe­ro al­gu­nos echan de me­nos a Pa­blo Igle­sias en Ga­li­cia. —Él no es­tá aquí por pro­ble­mas de agen­da, pe­ro ve­ni­mos mu­cho a Ga­li­cia. —Co­mo director de campaña, ¿va­rió la es­tra­te­gia la en­cues­ta que ade­lan­ta­ba el «sor­pas­so»? —No­so­tros y creo que la gran ma­yo­ría de la gen­te no ve es­to co­mo unas nue­vas elecciones, sino co­mo un des­em­pa­te, por­que los proyectos y los can­di­da­tos son los mis­mos, so­lo que aho­ra se de­ci­de en­tre dos po­los, el con­ser­va­dor o el pro­gre­sis­ta.

—Y el ganador se­rá... —La po­si­ción en la que que­de­mos res­pec­to al PSOE no es el da­to im­por­tan­te. En­tien­do el in­te­rés po­pu­lar por es­ta cir­cuns­tan­cia, pe­ro lo fun­da­men­tal es sa­ber si hay una ma­yo­ría pro­gre- sis­ta que quie­re el cam­bio. Téc­ni­ca­men­te di­ré que so­mos no­so­tros los que es­ta­mos dis­pu­tán­do­le al PP es­ca­ño a es­ca­ño en ca­da pro­vin­cia y los que más es­ta­mos apor­tan­do a ese cam­bio, si le ha­ce­mos ca­so a las en­cues­tas. —¿Se da cuen­ta de que es­tos días no se pa­ra de ha­blar del PSOE? —Es que el lu­nes 27 el PSOE tie­ne que to­mar una de­ci­sión que ha es­ca­ti­ma­do to­da la campaña. Si apo­ya un Go­bierno de cam­bio o si, por ac­ti­va o por pa­si­va, de­ja go­ber­nar al PP. Son ellos los que tie­nen que pre­gun­tar­se qué quie­re ser el PSOE en el fu­tu­ro de Es­pa­ña y, sobre to­do, qué quie­re su gen­te: y yo creo que su gen­te no com­par­te la du­re­za con la que nos tra­tan en campaña. —¿Tan da­ñi­nos fue­ron los úl­ti­mos seis me­ses? —Me dis­gus­ta la campaña del PSOE, con pa­la­bras grue­sas, por­que el 27 por la ma­ña­na te­ne­mos que lla­mar­nos pa­ra con­for­mar Go­bierno. No es­tu­vi­mos de acuer­do en al­gu­nas co­sas, es cier­to, y cho­ca­mos, pe­ro con al­gu­nos miem­bros de la co­mi­sión ne­go­cia­do­ra se ge­ne­ró una re­la­ción de con­fian­za y fui­mos ca­pa­ces de man­te­ner un ca­nal de diá­lo­go in­clu­so cuan­do to­do es­ta­ba blo­quea­do. —Al­gu­na cul­pa ten­dría Po­de­mos en el fra­ca­so de la ne­go­cia­ción. —Creo que la ron­da pa­ra in­ten­tar los acuer­dos es­tu­vo de­ma­sia­do me­dia­ti­za­da, hu­bo una in­fla­ción de la in­for­ma­ción po­lí­ti­ca cuan­do a ve­ces no se mo­vían tan­to las co­sas, y en­tien­do que esos pro­ce­sos de ne­go­cia­ción hay que tra­ba­jar­los y mi­mar­los más len­ta­men­te, sin vi­vir en un ré­gi­men de rue­da de pren­sa per­ma­nen­te. Y lue­go es­tá que no­so­tros nun­ca nos ha­bía­mos en­fren­ta­do a una si­tua­ción así. Se­gu­ra­men­te hay co­sas pun­tua­les que po­dría­mos ha­cer me­jor y tam­bién ex­pli­car­las de otra ma­ne­ra. —¿Igle­sias se ex­ce­dió con la fa­mo­sa rue­da de pren­sa del reparto de mi­nis­te­rios? —Nues­tras for­mas tam­bién po­drían cam­biar, pe­ro en esen­cia es­toy de acuer­do con la pro­pues­ta que de­fen­di­mos, por­que lo que no pue­den pen­sar los de la vie­ja po­lí­ti­ca es que es­to se va a re­sol­ver co­mo an­tes, en­tre­gan­do tres com­pe­ten­cias a pe­que­ños gru­pos ca­ta­la­nes o vas­cos. El PSOE te­nía 5,4 mi­llo­nes de vo­tos y no­so­tros 5,1, y ahí de­be­ría re­si­dir el equi­li­brio del pac­to. To­can go­bier­nos de coa­li­ción, co­mo en Eu­ro­pa. —¿Qué va a cam­biar pa­ra pen­sar que aho­ra sí se en­ten­de­rán con los so­cia­lis­tas? —Es­tu­ve en las ne­go­cia­cio­nes y el plan­tea­mien­to que te­nía­mos era dis­tin­to. El PSOE pre­fe­ría avan­zar en los te­mas sen­ci­llos y Po­de­mos op­tó por ir a los nu­dos com­pli­ca­dos des­de el prin­ci­pio. No­so­tros ne­ce­si­ta­mos a los so­cia­lis­tas, y lo de­ci­mos, pe­ro son aque­llos que no pue­den res­pon­der a la pre­gun­ta de con quién quie­ren pac­tar los que es­tán pa­san­do más di­fi­cul­ta­des. Des­de el pri­mer mo­men­to se sa­bía que es­ta campaña era una en­cru­ci­ja­da, pe­ro no es un mo­men­to pun­tual, es­to es pa­ra una dé­ca­da o más, y el ciu­da­dano tie­ne de­re­cho a sa­ber a qué par­ti­do vo­ta, pe­ro tam­bién a qué go­bierno. —Ha­bla co­mo si es­ta vez es­tu­vie­ra to­do el pes­ca­do ven­di­do. —Ha­blo con la cau­te­la que hay que te­ner con las en­cues­tas, pe­ro a di­fe­ren­cia de di­ciem­bre, es­ta vez to­das coin­ci­den en el reparto de por­cen­ta­jes. Eso sí, con 1.500 en­tre­vis­tas pa­ra to­da Es­pa­ña no pue­des sa­ber de qué la­do caen los es­ca­ños, y es­toy se­gu­ro de que es­ta­mos pe­leán­do­nos con el PP por mu­chos. Un pe­que­ño mo­vi­mien­to en ca­da te­rri­to­rio pue­de ser gran­de en Es­pa­ña. —¿Qué es­pe­ran us­te­des de Ga­li­cia en es­tas elecciones? —Es­tas elecciones se van a de­ci­dir en las pro­vin­cias me­nos po­bla­das y con per­so­nas ma­yo­res. En los cen­tros ur­ba­nos y en­tre los jó­ve­nes ya ca­ló el cam­bio po­lí­ti­co, así que se­rán los ma­yo­res y los nú­cleos ru­ra­les los que in­cli­na­rán la ba­lan­za.

M. MÍGUEZ

Erre­jón, en A Co­ru­ña.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.