Mes­si en­tra en la his­to­ria del fút­bol ar­gen­tino

La Voz de Galicia (Lugo) - - Deportes - A. GONZÁLEZ, C. CA­MI­NOS

El as­tro Lio­nel Mes­si anotó su gol nú­me­ro 54 con la ca­mi­se­ta ar­gen­ti­na e igua­ló el ré­cord de Ga­briel Ba­tis­tu­ta co­mo má­xi­mo ar­ti­lle­ro de la se­lec­ción na­cio­nal, al mar­car en la vic­to­ria por 4-1 a Ve­ne­zue­la en los cuar­tos de fi­nal de la Co­pa Amé­ri­ca Cen­te­na­rio. Tras ar­mar una pared con Ni­co­lás Gai­tán, Mes­si con­vir­tió a los 60 mi­nu­tos el ter­cer gol ar­gen­tino en el es­ta­dio Gi­llet­te de Fox­bo­rough, cer­ca de Bos­ton.

Mes­si di­jo es­tar «muy fe­liz» por es­te re­gis­tro, aun­que tan­to co­mo por el re­sul­ta­do an­te Ve­ne­zue­la y el pa­se a se­mi­fi­na­les. «Bus­ca­mos siem­pre el par­ti­do y que­re­mos ser los pro­ta­go­nis­tas sea quien sea el ri­val», in­di­có.

Pu­do ha­ber lo­gra­do la mar­ca en el pa­sa­do par­ti­do an­te Bo­li­via en el cie­rre del Gru­po D, pe­ro otra vez el con­jun­to de Ju­lio Cé­sar Bal­di­vie­so se con­vir­tió en una mu­ra­lla in­sal­va­ble pa­ra la Pul­ga, co­mo ya lo ha­bía si­do en mar­zo cuan­do bus­ca­ba ha­cer el gol nú­me­ro 500 de su ca­rre­ra.

Ba­tis­tu­ta, que os­ten­ta­ba en so­le­dad el ré­cord en la se­lec­ción ar­gen­ti­na des­de el 2002, re­co­no­ció se­ma­nas atrás que «un po­qui­to» le iba a do­ler per­der la mar­ca. «Pe­ro no me lo qui­ta cual­quie­ra, no me lo sa­ca un nor­mal, no, me lo sa­ca un marciano. Eso me de­ja un po­co más tran­qui­lo», de­cla­ró al diario ar­gen­tino «La Na­ción». Ba­ti hi­zo su úl­ti­mo gol con la ca­mi­se­ta al­bi­ce­les­te con 33 años.

Mes­si tie­ne 28 y to­do in­di­ca que po­dría su­pe­rar con cre­ces la ci­fra, al ca­bo ya es­tá acos­tum­bra­do a rom­per to­dos los ré­cords en el Bar­ce­lo­na, equi­po con el que ga­nó to­dos los tí­tu­los po­si­bles. Só­lo le fal­ta con­quis­tar un tro­feo con la se­lec­ción ma­yor ar­gen­ti­na, su gran me­ta en el cam­peo­na­to que se dispu­ta en Es­ta­dos Uni­dos.

Sin em­bar­go, el en­tre­na­dor Ge­rar­do Mar­tino fue más allá e in­clu­so di­jo que es­pe­ra­ba que Mes­si su­pe­rara los 54 go­les de Ba­tis­tu­ta du­ran­te la pre­sen­te Co­pa pa­ra li­de­rar a Ar­gen­ti­na al tí­tu­lo. «Me gus­ta­ría que que­de co­mo go­lea­dor his­tó­ri­co en es­ta Co­pa Amé­ri­ca, me gus­ta­ría que que­de so­lo co­mo go­lea­dor his­tó­ri­co de Ar­gen­ti­na, por­que me pa­re­ce que ese es el ver­da­de­ro ré­cord», re­cal­có Mar­tino.

Fin a una ma­la ra­cha

Mes­si pu­so ade­más fin a una se­quía de nue­ve años de go­les en una eli­mi­na­to­ria, por­que no lo ha­cía des­de la Co­pa Amé­ri­ca de Ve­ne­zue­la del 2007. En aque­lla oca­sión con­vir­tió pri­me­ro an­te Pe­rú en el triun­fo 4-0 en cuar­tos de fi­nal y des­pués el se­gun- do gol —aquel som­bre­ri­to inol­vi­da­ble— en el triun­fo por 3 a 1 fren­te al com­bi­na­do de Mé­xi­co. Aquel par­ti­do an­te la se­lec­cion cen­troa­me­ri­ca­na fue el 11 de ju­lio de 2007.

Pos­te­rior­men­te ven­dría el pe­río­do más tor­men­to­so de Mes­si con la al­bi­ce­les­te, al ir­se sin go­les en Su­dá­fri­ca 2010 y en la Co­pa Amé­ri­ca Ar­gen­ti­na 2011. En am­bos ca­sos, el ju­ga­dor na­ci­do en la ciu­dad ar­gen­ti­na de Ro­sa­rio fue el prin­ci­pal blan­co de la ira po­pu­lar por las de­cep­cio­nan­tes ac­tua­cio­nes de Ar­gen­ti­na.

Des­de in­sul­tos por «pe­cho frío» has­ta abu­cheos, pa­san­do por in­có­mo­das com­pa­ra­cio­nes con Die­go Ma­ra­do­na o cues­tio­na­mien­tos de por qué con el Bar­ce­lo­na «la rom­pía» ca­da se­ma­na mien­tras con Ar­gen­ti­na su jue­go es­ta­ba mar­ca­do por los al­ti­ba­jos.

Ca­be­za fría

En me­dio de la tor­men­ta, Mes­si man­tu­vo la cal­ma e hi­zo fren­te a es­te pe­rio­do gris fiel a su per­so­na­li­dad: guar­dan­do si­len­cio y es­pe­ran­do a que lle­ga­ra su opor­tu­ni­dad.

Fi­nal­men­te, en Bra­sil 2014 se ve­ría a la me­jor ver­sión de Mes­si con la se­lec­ción. El «10» fue de más a me­nos al ano­tar cua­tro go­les -to­dos de­ci­si­vos- en la fa­se de gru­pos que per­mi­tie­ron a Ar­gen­ti­na ga­nar sus tres par­ti­dos.

Sin em­bar­go, en la se­gun­da ron­da no pu­do ano­tar, y aun­que si­guió sien­do de­ter­mi­nan­te, Mes­si se ale­jó va­rios me­tros del ar­co y bri­lló más co­mo ce­re­bro del equi­po gra­cias a un pa­se de­ci­si­vo en el úni­co gol de Gon­za­lo Hi­guaín an­te Bél­gi­ca y una asis­ten­cia en el gol de Án­gel Di Ma­ría an­te Sui­za. En la fi­nal an­te Ale­ma­nia, Mes­si fue anu­la­do por el se­ve­ro mar­ca­je al que le so­me­tió la Manns­chaft y tu­vo que ver co­mo Ar­gen­ti­na per­dió la fi­nal 1-0 en el tiem­po agre­ga­do. En la Co­pa Amé­ri­ca de Chi­le 2015 Mes­si so­lo anotó en la fa­se de gru­pos an­te Pa­ra­guay, aun­que li­de­ró a su equi­po has­ta la fi­nal que per­dió por pe­nal­tis fren­te a Chi­le.

MAU­RI­CIO DUE­ÑAS CAS­TA­ÑE­DA EFE

Hi­guaín le­van­ta a Mes­si des­pués del tan­to que mar­có con­tra Ve­ne­zue­la.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.