«Los paí­ses de­cla­ran lu­char con­tra la pes­ca ile­gal, que lo ha­gan o no...»

Morón re­cla­ma transparencia en las li­cen­cias pes­que­ras que con­ce­den al­gu­nos paí­ses ri­be­re­ños

La Voz de Galicia (Lugo) - - Marítima - F. FER­NÁN­DEZ

La or­ga­ni­za­ción de pro­duc­to­res aso­cia­dos de gran­des atu­ne­ros congeladores (Opagac) aca­ba de aliar­se con los eco­lo­gis­tas de WWF pa­ra ana­li­zar qué más es­fuer­zos se pue­den rea­li­zar pa­ra pre­ser­var el eco­sis­te­ma ma­rino. Tam­bién tie­ne en mar­cha des­de el año pa­sa­do un pro­yec­to de I+D pa­ra desa­rro­llar dis­po­si­ti­vos de con­cen­tra­ción de pe­ces (FAD) bio­de­gra­da­bles, es de­cir, que se des­com­pon­gan. To­do en aras de al­can­zar el im­pac­to ca­si ce­ro en el me­dio ma­rino. Ju­lio Morón Ayala, doc­tor en Cien­cias Bio­ló­gi­cas y director ge­ren­te de Opagac, sub­ra­ya que es­tán rea­li­zan­do es­fuer­zos ti­tá­ni­cos pa­ra no de­jar hue­lla en el me­dio am­bien­te. La or­ga­ni­za­ción es­tá in­te­gra­da por 40 bu­ques congeladores, la ma­yor par­te de ar­ma­do­res ga­lle­gos, que dan em­pleo di­rec­to a 2.000 tra­ba­ja­do­res que cap­tu­ran 300.000 to­ne­la­das de atún al año en tres océa­nos.

—¿Tan­to les pre­sio­nan los eco­lo­gis­tas? —Los dis­po­si­ti­vos de con­cen­tra­ción de pe­ces es­tán cues­tio­na­dos por­que di­cen que afec­tan al eco­sis­te­ma. No­so­tros lle­va­mos mu­cho tiem­po tra­ba­jan­do pa­ra in­ten­tar re­du­cir el im­pac­to de es­te ar­te de pes­ca y aho­ra es­ta­mos apli­can­do ya FAD ma­llan­tes pa­ra que ni tor­tu­gas ni ti­bu­ro­nes ni otras es­pe­cies que­den atra­pa­dos. Te­ne­mos co­ber­tu­ra del 100 % de ob­ser­va­do­res pa­ra dar fe de que se usan es­tos dis­po­si­ti­vos, pe­ro tam­bién hay crí­ti­cas de oe­ne­gés de que es­tos FAD son un me­dio de po­lu­ción ma­ri­na y no­so­tros lo que es­ta­mos in­ten­tan­do es ade­lan­tar­nos a esa crí­ti­ca ha­cien­do esos dis­po­si­ti­vos con ma­te­ria­les bio­de­gra­da­bles. Ese es el pro­yec­to que que­re­mos lan­zar aho­ra.

—Pa­re­cen muy em­pe­ña­dos en no con­ta­mi­nar. —Es­ta­mos ha­cien­do mu­cho es­fuer­zo, sí. En los dos úl­ti­mos años he­mos gas­ta­do más de cua­tro mi­llo­nes de eu­ros en la mo­di­fi­ca­ción de los sis­te­mas de con­cen­tra­ción de pe­ces, en cam­biar los an­ti­guos que eran de re­des vie­jas y cau­sa­ban cier­tas in­ter­ac­cio­nes con el eco­sis­te­ma, y he­mos re­du­ci­do el im­pac­to de nues­tra pes­ca en es­pe­cies sen­si­bles co- mo las tor­tu­gas, las man­tas raya, los ti­bu­ro­nes...

—El im­pac­to ce­ro se­rá im­po­si­ble. —A ver, se ha avan­za­do mu­cho, pe­ro evi­den­te­men­te to­do ar­te de pes­ca tie­ne im­pac­to, el nues­tro tam­bién, pe­ro com­pa­ra­do con otros... Nues­tra cap­tu­ra ac­ci­den­tal es de un 2 % y ese im­pac­to lo es­ta­mos in­ten­tan­do re­du­cir al má­xi­mo. —En una con­fe­ren­cia re­cien­te en Ma­rrue­cos, Opagac abo­gó por que ha­ya ma­yor transparencia en la tra­mi­ta­ción de li­cen­cias de pes­ca en los es­ta­dos ri­be­re­ños del Atlán­ti­co, ¿tan opa­cos son? —Pe­di­mos que lo que ya ha­ce­mos no­so­tros lo ha­gan otras flo­tas en los paí­ses ri­be­re­ños, o sea, que el mo­de­lo eu­ro­peo sir­va de es­tán­dar a la ho­ra de sa­car li­cen­cias en paí­ses en los que com­pi­ten di­rec­ta­men­te con no­so­tros.

—O sea que us­te­des lo tie­nen más di­fí­cil. —Co­mo flo­ta ope­ra­mos en cer­ca de 19 paí­ses del océano Atlán­ti­co, con to­dos ellos te­ne­mos un sis­te­ma su­ma­men­te trans­pa­ren­te, en­tre acuer­dos co­mu­ni­ta­rios y pri­va­dos. Pe­ro hay otras flo­tas que ope­ran por la re­gión que na­die sa­be có­mo lo ha­cen por­que los paí­ses pue­den dar­les li­cen­cias o per­mi­sos tem­po­ra­les, arre­glos que no se es­tán pu­bli­can­do en nin­gún la­do. Es­to es com­pe­ten­cia des­leal a fin de cuen­tas. El cos­te de nues­tras ope­ra­cio­nes tie­ne que asu­mir to­dos los re­qui­si­tos que nos po­ne la Unión Eu­ro­pea y hay otros que van por li­bre. Es una cru­za­da ge­ne­ral con­tra la pes­ca ile­gal, que pa­sa por me­jo­rar la ca­pa­ci­dad de los paí­ses cos­te­ros pa­ra con­tro­lar sus zo­nas eco­nó­mi­cas ex­clu­si­vas. La Unión Eu­ro­pea les es­tá dan­do unos fon­dos adi­cio­na­les pa­ra eso.

—Pe­ro ¿cree que hay vo­lun­tad ver­da­de­ra por par­te de esos paí­ses de erra­di­car la pes­ca ile­gal? —Eso es di­fí­cil de de­cir, los paí­ses de­cla­ran es­tar lu­chan­do con­tra la pes­ca ile­gal, que lo ha­gan o no... Es di­fí­cil de va­lo­rar. —La lu­cha con­tra los pi­ra­tas del mar pa­re­ce de las pe­lí­cu­las, pe­ro si­gue sien­do uno de sus que­bra­de­ros de ca­be­za, ¿no? —Si­guen sien­do un pro­ble­ma im­por­tan­te por­que mien­tras se si­gan per­mi­tien­do trans­bor­dos en al­ta mar y no ha­ya co­ber­tu­ra de ob­ser­va­do­res co­mo en los bar­cos le­ga­les esas ac­ti­vi­da­des se­gui­rán afec­tan­do muy du­ra­men­te a la com­pe­ten­cia de nues­tro sec­tor.

—¿Qué zo­na es el peor te­rri­to­rio Co­man­che? —El in­te­rior del gol­fo de Gui­nea es muy pe­li­gro­so, pe­ro de­pen­de de las épo­cas, la ver­dad es que se ha­bla mu­cho del efec­to de la pes­ca ile­gal y de su valor, pe­ro en reali­dad na­die sa­be dón­de es­tá. Se de­tec­tan ca­sos en ca­da país pe­ro es di­fí­cil apun­tar a una zo­na en con­cre­to. —¿Se pro­du­cen en­fren­ta­mien­tos con pes­que­ros ile­ga­les? —No, eso no ha si­do un pro­ble­ma di­rec­to pa­ra nues­tra flo­ta. —Pe­ro sí se ha avan­za­do en esa lu­cha, ¿o no? —Si, cla­ro, el re­gla­men­to de la UE con­tra la pes­ca ile­gal ha su­pues­to un cam­bio en la per­cep­ción del mun­do pes­que­ro en ge­ne­ral pa­ra cen­trar las po­lí­ti­cas en me­jo­rar la go­ber­nan­za de los océa­nos y po­ner me­dios con­tra la lu­cha ile­gal. Los es­ta­dos miem­bros es­tán con­tro­lan­do el mer­ca­do pa­ra li­mi­tar la en­tra­da de pro­duc­tos ile­ga­les y Es­pa­ña es­tá a la ca­be­za en la apli­ca­ción de ese re­gla­men­to co­mu­ni­ta­rio, pe­ro hay otros paí­ses que no tie­nen tan­to cui­da­do.

—¿Có­mo afron­ta su flo­ta las ca­da vez más exi­guas cuo­tas? —Nos es­ta­mos re­cu­pe­ran­do de dos años de pro­fun­da cri­sis por un des­plo­me de los pre­cios a ni­vel in­ter­na­cio­nal por una so­bre­pes­ca ma­si­va en Chi­na, Co­rea y Tai­wán. Pa­re­ce que se es­tá re­cu­pe­ran­do, a ver cuán­to aguan­ta es­ta ten­den­cia.

—¿Han re­gis­tra­do ba­jas en la flo­ta du­ran­te es­ta cri­sis? —No­so­tros va­mos aguan­tan­do co­mo po­de­mos, y eso que te­ne­mos unos cos­tes mu­cho más al­tos que los de­más. Pe­ro sí ha ha­bi­do bar­cos de otras flo­tas que han pa­ra­do, co­mo la nor­te­ame­ri­ca­na, du­ran­te los dos pri­me­ros me­ses de es­te año.

—¿Hay pa­ro en su seg­men­to de ne­go­cio? —A ve­ces no en­con­tra­mos téc­ni­cos, pe­ro por lo ge­ne­ral so­le­mos es­tar bien sur­ti­dos de tri­pu­la­cio­nes por­que so­mos un sec­tor que pa­ga bien y que es­tá bas­tan­te so­li­ci­ta­do.

«To­do ar­te de pes­ca tie­ne im­pac­to, el nues­tro tam­bién, pe­ro com­pa­ra­do con otros...» «So­le­mos es­tar bien sur­ti­dos de tra­ba­ja­do­res por­que pa­ga­mos bien»

D. BOLUDA

Morón avan­za que lle­van in­ver­ti­dos cua­tro mi­llo­nes en re­du­cir el im­pac­to am­bien­tal de su flo­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.