El re­pun­te de ca­sos de ga­tos do­més­ti­cos en­ve­ne­na­dos y des­apa­re­ci­dos en Ares alar­ma a los ve­ci­nos

La Voz de Galicia (Lugo) - - GALICIA -

La vi­lla de Ares vuel­ve a es­tar en alerta. Des­de ha­ce tres años, ca­da cier­tos me­ses re­sur­gen los ca­sos de ga­tos do­més­ti­cos que sa­len de sus fin­cas y que, o bien vuel­ven a ca­sa en­ve­ne­na­dos, o des­apa­re­cen.

Tras va­rios me­ses «tran­qui­los», han vuel­to a re­gis­trar­se nue­vos ca­sos en las zo­nas de O Re­guei­ro y A Paz. «A mi me han des­apa­re­ci­do dos», re­la­ta Lau­ra, una afec­ta­da. Otros dos due­ños pu­die­ron cons­ta­tar el en­ve­ne­na­mien­to de sus mas­co­tas. «Mi ve­ci­na lo en­con­tró en ca­sa, con dia­rrea y vó­mi­tos», ex­pli­ca otra pro­pie­ta­ria de ani­ma­les, Lo­li. Has­ta aho­ra siem­pre pre­sen­ta­ban la mis­ma sin­to­ma­to­lo­gía, des­orien­ta­ción y vó­mi­tos. Pe­ro es­ta vez su­fren tam­bién la caí­da del pe­lo.

El al­cal­de are­sano, Ju­lio Igle­sias, re­cor­dó que el Con­ce­llo pi­dió ayu­da al Se­pro­na, or­ga­nis­mo al que tras­la­dó la si­tua­ción pa­ra to­mar me­di­das. «La Po­li­cía Lo­cal ins­pec­cio­nó to­dos los es­pa­cios pú­bli­cos de la zo­na, jar­di­nes y ca­lles, y no se en­con­tró na­da», ex­pli­ca el re­gi­dor.

Los agen­tes creen que los ga­tos se en­ve­ne­nan con ra­ti­ci­da que echa al­gún ve­cino en su ca­sa, y des­pués de tan­to tiem­po aler­tan­do de los en­ve­ne­na­mien­tos, to­do apun­ta a que pue­de tra­tar­se de una ac­ción in­ten­cio­na­da, ya que es una pro­ble­má­ti­ca que ca­da po­cos me­ses re­sur­ge. Es­tos he­chos po­drían cons­ti­tuir un de­li­to de sa­lud pú­bli­ca y ser ob­je­to de san­ción de en­tre 600 y 6.000 eu­ros. Igle­sias reite­ra que los agen­tes «no pue­den en­trar en pro­pie­da­des pri­va­das». Una de las lí­neas que si­gue el operativo apun­ta a que los en­ve­ne­na­mien­tos re­apa­re­cen en épo­ca de va­ca­cio­nes co­mo el ve­rano o la Se­ma­na San­ta, por lo que tam­bién pue­de ser que se tra­te de al­guien que no re­si­de en Ares con asi­dui­dad.

En­fren­ta­mien­to ve­ci­nal

Es­ta pro­ble­má­ti­ca in­tran­qui­li­za a los re­si­den­tes en es­ta zo­na, que quie­ren que se es­cla­rez­ca de una vez la si­tua­ción. Por un la­do los pro­pie­ta­rios de mas­co­tas y, por el otro, quie­nes se que­jan de que en­tran los fe­li­nos en sus pro­pie­da­des. De he­cho, los afec­ta­dos de­nun­cian que cuan­do apa­re­cen en otras de­pen­den­cias lla­man al re­fu­gio de ani­ma­les man­co­mu­na­do Mou­gá pa­ra que los re­co­ja. «Yo el mío lo vi en Fa­ce­book y por eso pu­de ir a por él», ex­pli­ca otra afec­ta­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.