El ex­re­clu­so de Guan­tá­na­mo de­te­ni­do en Ma­drid di­ce que es con­si­de­ra­do co­mo un in­fil­tra­do

La Voz de Galicia (Lugo) - - ESPAÑA -

Lah­cen Ikass­rien, el ma­rro­quí que es­tu­vo en Guan­tá­na­mo (Cu­ba) y que fue ex­tra­di­ta­do a Es­pa­ña, nie­ga ser el emir de la Bri­ga­da Al An­da­lus, una cé­lu­la yiha­dis­ta des­man­te­la­da en Ma­drid y Ávi­la ha­ce dos años y que, se­gún los ser­vi­cios an­ti­te­rro­ris­tas de la Po­li­cía Na­cio­nal, se de­di­ca­ba a cap­tar a po­si­bles mu­yahi­di­nes pa­ra en­gro­sar las filas del en­ton­ces emer­gen­te Es­ta­do Is­lá­mi­co.

Tras ser en­tre­ga­do a Es­pa­ña, Ikass­rien, co­no­ci­do co­mo Chej Has­san, fue ab­suel­to en el 2006 de co­la­bo­ra­ción con Al Qai­da. Ayer fue juz­ga­do en la Au­dien­cia Na­cio­nal, jun­to a los otros su­pues­tos miem­bros del gru­po des­man­te­la­do en ju­nio del 2014. Se­gún el prin­ci­pal impu­tado, es im­po­si­ble que pu­die­ra di­ri­gir cual­quier cé­lu­la por­que la co­mu­ni­dad mu­sul­ma­na en Ma­drid le con­si­de­ra un «in­fil­tra­do» de la Po­li­cía es­pa­ño­la y ma­rro­quí por ha­ber lo­gra­do sa­lir de Guan­tá­na­mo y ha­ber si­do ab­suel­to. «¿Có­mo voy a de­cir a la gen­te có­mo ir a Si­ria?», se pre­gun­tó Lah­cen Ikass­rien, quien se con­vir­tió en un mi­li­tan­te pro de­re­chos hu­ma­nos y que se en­fren­ta a una pe­ti­ción de on­ce años y me­dio de pri­sión por per­te­nen­cia a gru­po te­rro­ris­ta y fal­si­fi­ca­ción de do­cu­men­to ofi­cial. La Fis­ca­lía re­cla­ma pa­ra el res­to ocho años de re­clu­sión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.