Los des­fi­bri­la­do­res han sal­va­do más de 700 vi­das ga­lle­gas los úl­ti­mos años

Sa­ni­da­de re­gu­la su ins­ta­la­ción ex­ter­na pa­ra fa­vo­re­cer que ha­ya más y se usen

La Voz de Galicia (Lugo) - - SOCIEDAD - J. GÓ­MEZ

El uso de un des­fi­bri­la­dor sal­vó el sá­ba­do la vi­da de una mu­jer en el com­ple­jo de En­ce en Lou­ri­zán (Pon­te­ve­dra); ha­ce unas se­ma­nas ocu­rrió una si­tua­ción se­me­jan­te en la pis­ci­na de Bertamiráns (Ames), o en Lu­go y Vi­go. Son ejem­plos de las más de 700 vi­das sal­va­das los úl­ti­mos años por el uso de des­fi­bri­la­do­res en Ga­li­cia, ex­pli­ca Jo­sé An­to­nio Igle­sias Váz­quez, di­rec­tor de la Fun­da­ción Pú­bli­ca Ur­xen­cias Sa­ni­ta­rias de Ga­li­cia-061. La ma­yo­ría se sal­va­ron por el uso de los apa­ra­tos que por­tan las am­bu­lan­cias del 061: en­tre el 2001 y el 2015 lo apli­ca­ron a 5.046 pa­cien­tes; y en el 26,3 % de los ca­sos —1.329 per­so­nas— sus des­car­gas fa­vo­re­cie­ron que 707 per­so­nas (el 53,19 % de ese gru­po) re­cu­pe­ra­sen el pul­so an­tes de lle­gar al hos­pi­tal. Pe­ro tam­bién se han con­se­gui­do éxi­tos, co­mo los in­di­ca­dos an­te­rior­men­te, por uti­li­zar los más de 700 des­fi­bri­la­do­res dis­po­ni­bles en ae­ro­puer­tos, cam­pos de fút­bol, y di­ver­sas em­pre­sas y cen­tros pri­va­dos.

Sa­ni­da­de pre­sen­tó ayer una ini­cia­ti­va pa­ra pro­mo­ver­los y fa­ci­li­tar que se ins­ta­len más fue­ra del en­torno hos­pi­ta­la­rio, y que más per­so­nas es­tén for­ma­das y en dis­po­si­ción pa­ra uti­li­zar­los. Por­que «usar un des­fi­bri­la­dor es muy sen­ci­llo. Per­so­nal del 061 lo en­se­ña en las ac­ti­vi­da­des for­ma- Los des­fi­bri­la­do­res se apli­ca­ron a 5.046 pa­cien­tes has­ta el 2015 y el 26 % re­cu­pe­ró el pul­so. ti­vas en co­le­gios, con el ob­je­ti­vo de que ca­da vez más po­bla­ción jo­ven del país se­pa usar­lo», ex­pli­ca Jo­sé An­to­nio Igle­sias.

En Ga­li­cia hay nor­ma­ti­va que re­gu­la la ins­ta­la­ción de des­fi­bri­la­do­res ex­ter­nos, fue­ra del ám­bi­to sa­ni­ta­rio, des­de el año 2000. El de­cre­to se mo­di­fi­có en el 2005, y «aho­ra tra­ta­mos de ha­cer las co­sas ca­da vez más sen­ci­llas, sim­pli­fi­car el pro­ce­di­mien­to ad­mi­nis­tra­ti­vo, pa­ra fo­men­tar que se ins­ta­len más», en­fa­ti­za Igle­sias.

Se pre­ten­de ha­cer un re­gis­tro au­to­nó­mi­co de des­fi­bri­la­do­res, y te­ner lo­ca­li­za­das per­so­nas que se presten vo­lun­ta­ria­men­te pa­ra uti­li­zar­los, por si fue­se pre­ci­so avi­sar­las pa­ra que ac­túen an­tes de que lle­gue el per­so­nal del 061. Ade­más, en la li­ci­ta­ción de con­tra­tos por par­te de la Ad­mi­nis­tra­ción pú­bli­ca la ofer­ta de des­fi­bri­la­do­res se va­lo­ra­rá con una me­jo­ra que con­ta­bi­li­za­rá en el con­cur­so.

En el úl­ti­mo Día del Co­ra­zón, el 1 de oc­tu­bre, se ad­vir­tió que en Es­pa­ña so­lo se re­cu­pe­ran un 5 % de las 40.000 per­so­nas que se es­ti­ma su­fren ca­da año un ata­que al co­ra­zón que pue­de des­en­ca­de­nar muer­te sú­bi­ta, mien­tras en otros paí­ses al­can­zan el 30 %. Pa­ra me­jo­rar, en­tre otras me­di­das se re­co­mien­da que ha­ya más des­fi­bri­la­do­res, y que se usen bien.

PEPA LO­SA­DA

En las pla­yas ga­lle­gas ca­da vez es más co­mún que los so­co­rris­tas ten­gan des­fi­bri­la­do­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.