El jue­go de los ju­ga­do­res

La Voz de Galicia (Lugo) - - DEPORTES -

En con­tra del ba­lon­ces­to se di­ce a ve­ces que es un de­por­te di­fí­cil. Lleno de re­glas com­pli­ca­das. Tác­ti­ca­men­te en­re­ve­sa­do de en­ten­der pa­ra el afi­cio­na­do que más allá del siem­pre ju­go­so fue­ra de jue­go, ne­ce­si­ta un as­pi­ran­te a en­tre­na­dor a su la­do, pa­ra en­con­trar so­lu­cio­nes a las po­lé­mi­cas co­ti­dia­nas.

El en­tre­na­dor es par­te de ese en­dia­bla­do jue­go. Una par­te, se di­ce, en mu­chos mo­men­tos de­ci­si­va. Así nos con­vie­ne. Así lo cree­mos. Pe­ro mira por don­de, pa­re­ce ser que en la NBA, es­te ac­tor prin­ci­pal —el coach— pa­sa a un plano muy li­mi­ta­do. Así ha que­da­do de­mos­tra­do. ¿No? Pa­ra gus­tos, co­lo­res. Cle­ve­land Ca­va­liers, con un en­tre­na­dor no­va­to, sin ex­pe­rien­cia en esas li­des, su­plien­do al año­ra­do Da­vid Blatt rom­pió to­das las es­ta­dís­ti­cas po­si­bles. Y no se­rá por da­tos. Que pa­ra eso los nor­te­ame­ri­ca­nos son los años y due­ños del scou­ting, de la lec­tu­ra des­me­nu­za­da de los en­cuen­tros. La di­sec­ción lle­va­da al lí­mi­te. En esos equi­pos, pongamos que hay un cin­co a uno, en el nú­me­ro de en­tre­na­do­res, ayu­dan­tes, asis­ten­tes, co­la­bo­ra­do­res y vo­lun­ta­rios al ser­vi­cio de los ju­ga­do­res. El aná­li­sis in­fi­ni­to.

Aho­ra más que nun­ca me en­tra la du­da. ¿Qué por­cen­ta­je le da­mos al staff téc­ni­co en la vic­to­ria por 4 a 3 de Cle­ve­land so­bre Gol­den Sta­te? ¿Por qué Blatt vuel­ve a un pro­yec­to co­mo Da­rus­sa­fa­ka y no si­gue allí? ¿Por qué los en­tre­na­do­res fa­mo­sos —y ri­cos, tam­bién es ver­dad— del ba­lon­ces­to uni­ver­si­ta­rio no quie­ren ir a la NBA? Pa­re­ce fá­cil de­cir­lo. Pe­ro, ¿quien no sue­ña con po­der es­tar en un ban­qui­llo de esos? ¿No?

To­do es­to me vie­ne a la men­te tras el pe­lo­ta­zo que LeB­ron Ja­mes le ha da­do en la ca­ra a Step­hen Curry. Es­tos chi­cos de Akron van a con­ver­tir en le­yen­da sus en­fren­ta­mien­tos. Por­que aho­ra ya has­ta pa­re­cen un po­co ma­lo­tes. So­bre to­do el fi­li­gra­nas. Una fa­ce­ta nue­va de su jue­go. A LeB­ron ya lo co­no­cía­mos por ese as­pec­to. Su fí­si­co se lo per­mi­tía. Tem­po­ra­da pa­ra los li­bros. Ré­cord y una fi­nal de­fi­ni­da en una vuel­ta a la tor­ti­lla pa­ra re­pa­sar con cal­ma du­ran­te el ve­rano. Lle­ga la Sum­mer Lea­gue. Allí nos ve­mos.

Al­ber­to Blan­co

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.