Las ca­sas de apues­tas fre­nan el «bre­xit»

El ase­si­na­to de Jo Cox su­pu­so el pun­to de in­fle­xión en la cam­pa­ña eu­ro­fó­bi­ca y las en­cues­tas y los apos­ta­do­res coin­ci­den en que el Reino Uni­do se­gui­rá en la UE

La Voz de Galicia (Lugo) - - LA VOZ DE GALICIA - FRAN­CIS­CO ESPIÑEIRA

In­gla­te­rra tie­ne mu­chas tra­di­cio­nes que na­die se atre­ve a dis­cu­tir. El té de las cin­co, el fish and chips —aun­que aho­ra le echen ba­ca­lao—, la pin­ta en el pub, Wim­ble­don, As­cott y, por su­pues­to, las apues­tas so­bre cual­quier co­sa que a un ser hu­mano se le pue­da ocu­rrir. Fres­co es­tá el ca­so del hin­cha del Lei­ces­ter que se apos­tó 20 li­bras (al­go más de vein­te eu­ros) a que su equi­po, co­lis­ta bue­na par­te de la pa­sa­da tem­po­ra­da, se­ría cam­peón y se lle­vó una ta­ja­da de va­rias de­ce­nas de mi­les de li­bras.

Con el bre­xit, na­die se ha­rá mi­llo­na­rio. Las po­si­bi­li­da­des, sí o no (re­main o lea­ve en la ter­mi­no­lo­gía in­gle­sa), son tan re­du­ci­das que las co­ti­za­cio­nes nun­ca han lle­ga­do a su­pe­rar los sie­te eu­ros a fa­vor de una u otra al­ter­na­ti­va, lo que su­po­ne un con­si­de­ra­ble pe­lo­ta­zo, pe­ro a años luz de los cin­co mil a uno por los que apos­tó el afi­cio­na­do del Lei­ces­ter.

Al pre­mier bri­tá­ni­co, Da­vid Ca­me­ron, tam­bién le gus­ta apos­tar. Y no le ha ido mal has­ta el mo­men­to. Sa­lió re­for­za­do en sep­tiem­bre del 2014 del ór­da­go en Es­co­cia, cuan­do el es­ce­na­rio pin­ta­ba muy ne­ga­ti­vo. Y to­do apun­ta a que vol­ve­rá a con­se­guir­lo con el te­mi­do bre­xit. Eso es al me­nos lo que se des­pren­de de to­das las en­cues­tas en mar­cha en el Reino Uni­do, don­de se re­gis­tró un cam­bio de ten­den­cia el pa­sa­do jue­ves, a raíz del ase­si­na­to de la dipu­tada la­bo­ris­ta Jo Cox a ma­nos de un ul­tra­na­cio­na­lis­ta in­glés que no ha pa­ra­do de lan­zar con­sig­nas eu­ro­fó­bi­cas des­de que se pro­du­jo su de­ten­ción por la po­li­cía. Aun­que hay quien di­ce que los in­gle­ses em­pe­za­ron a pen­sar tam­bién con la car­te­ra unos días an­tes, de­bi­do BBC News The In­de­pen­dent a la ame­na­za de de­va­lua­ción de la li­bra y a los po­si­bles re­cor­tes de­ri­va­dos del aban­dono de la dis­ci­pli­na co­mu­ni­ta­ria.

Esos son­deos re­co­gen cla­ra­men­te las ten­den­cias de las nu­me­ro­sas ca­sas de apues­tas exis­ten­tes en el Reino Uni­do. Has­ta 26 de esas em­pre­sas han te­ni­do apues­tas so­bre el bre­xit en su mos­tra­dor de ofer­tas. Tres de ellas ya las han re­ti­ra­do y una cuar­ta so­lo pro­po­ne apos­tar a fa­vor de la per­ma­nen­cia de In­gla­te­rra den­tro de la Unión Eu­ro­pea. A úl­ti­ma ho­ra de la tar­de ayer, el re­cuen­to de to­das las apues­tas emi­ti­das —va­rios cien­tos de mi­les— da­ba un ve­re­dic­to con­tun­den­te: un 56,71 por cien­to de los bo­le­tos se­lla­dos en el Reino Uni­do dan por se­gu­ra la vic­to­ria del re­main. O sea, la per­ma­nen­cia den­tro de las es­truc­tu­ras de la Unión Eu­ro­pea, con to­das las pe­cu­lia­ri­da­des que con­ser­van los bri­tá­ni­cos. Y so­lo un 43,29 por cien­to de los apos­tan­tes creen en el lea­ve, una ten­den­cia que ha ido per­dien­do adep­tos a lo lar­go de la úl­ti­ma se­ma­na. En al­gu­nas ca­sas es­pe­cia­li­za­das, co­mo Bet­fair, con al­gu­nas pe­cu­lia­ri­da­des en el sis­te­ma de apues­tas, los que con­fían en el bre­xit son ape­nas uno de ca­da cua­tro clien­tes, se­gún los da­tos de ayer por la tar­de a úl­ti­ma ho­ra.

Las ci­fras de las ca­sas de apues­tas dan un mar­gen mu­cho ma­yor que el de las em­pre­sas de son­deos es­pe­cia­li­za­das. YouGov, una de las más po­pu­la­res de los úl­ti­mos tiem­pos, re­fle­ja una vic­to­ria de los eu­ro­peís­tas —aun­que qui­zá sea muy op­ti­mis­ta de­fi­nir­los así— por ape­nas un pun­to: 44-43, pe­ro con una bol­sa de in­de­ci­sos ci­fra­das en el tre­ce por cien­to que aún pue­de al­te­rar de for­ma con­si­de­ra­ble el re­sul­ta­do fi­nal.

Po­co más hol­ga­do es el mar­gen del re­main en las en­cues­tas que Sur­va­tion hi­zo el do­min­go pa­ra el Mail on Sun­day y que ac­tua­li­za dia­ria­men­te pa­ra la BBC y que otor­ga una vic­to­ria por tres pun­tos a fa­vor de la per­ma­nen­cia. So­lo el son­deo he­cho pú­bli­co por The Ob­ser­ver de­ja la cues­tión en el ai­re con un em­pa­te en­tre las dos pos­tu­ras en un fi­nal de cam­pa­ña que anuncia co­mo muy apre­ta­do.

Pe­ro, vol­vien­do al di­ne­ro, las ca­sas de apues­tas ya han em­pe­za­do a re­cor­tar már­ge­nes. Al­gu­nas de las más pres­ti­gio­sas, co­mo Lad­bro­kes o Bet­fair se mue­ven en már­ge­nes de 1,3 a 1, muy si­mi­la­res a cuan­do uno de los gran­des del fút­bol, léa­se Real Ma­drid o Bar­ce­lo­na, se mi­den a un co­lis­ta de su li­ga o a al­gún exó­ti­co ri­val. Co­mo mues­tra de esa pér­di­da de in­te­rés, la apues­tas más mo­vi­da ayer, la de la Eu­ro­co­pa pa­ra el cho­que en­tre Es­lo­va­quia e In­gla­te­rra, no te­nía nin­gu­na cuo­ta más ba­ra­ta que la pro­pues­ta pa­ra el re­fe­ren­do eu­ro­peo. Y si la ban­ca, en es­te ca­so las ca­sas de apues­tas, siem­pre ga­na, pa­re­ce cla­ro el ve­re­dic­to pa­ra la ci­ta con las ur­nas del pró­xi­mo jue­ves.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.