Ma­ta a una co­no­ci­da, la des­cuar­ti­za y va arro­jan­do los tro­zos a un río en Vi­to­ria du­ran­te dos días

La Voz de Galicia (Lugo) - - España - D. G.

La Er­tzain­tza lo­ca­li­zó ayer en el río Za­do­rra, en Vi­to­ria, los res­tos hu­ma­nos que su­pues­ta­men­te per­te­ne­cen a la mu­jer de 60 años cu­yo pre­sun­to ase­si­na­to y des­cuar­ti­za­mien­to con­fe­só un hom­bre de 43 años, ya de­te­ni­do, re­si­den­te en el cas­co me­die­val de la ciudad. Los agen­tes acu­die­ron a su ca­sa tras re­ci­bir una lla­ma­da ciu­da­da­na que in­for­ma­ba de la po­si­ble co­mi­sión de un ho­mi­ci­dio en la vi­vien­da.

El pri­mer ha­llaz­go fue la ca­be­za y se pro­du­jo en el cau­ce del río que cir­cun­va­la el cas­co ur­bano de la ca­pi­tal ala­ve­sa, una zo­na que es­ta­ba sien­do exa­mi­na­da ayer por do­ta­cio­nes de bu­zos y pe­rros adies­tra­dos de la Po­li­cía vas­ca. Por la tar­de, un pe­rro en­con­tró el tron­co. Ade­más, la Er­tzain­tza lo­ca­li­zó una sie­rra, un ma­zo y un ca­ble.

El cri­men, la se­gun­da muer­te vio­len­ta que se re­gis­tra en la ciudad es­te año, ha con­mo­cio­na­do a la ca­pi­tal vas­ca. De mo­men­to no exis­te nin­gún in­di­cio de que am­bos man­tu­vie­ran una re­la­ción sen­ti­men­tal o afec­ti­va, aun­que la Er­tzain­tza apun­tó que ella dor­mía en oca­sio­nes en la vi­vien­da. Ve­ci­nos e in­ves­ti­ga­do­res si­túan a am­bos en un mun­do de al­cohol y dro­gas. El he­cho de que no exis­tie­ra re­la­ción sen­ti­men­tal ha­ce que no se pue­da con­si­de­rar a efec­tos le­ga­les co­mo un ca­so de vio­len­cia ma­chis­ta.

El juez de­cre­tó el se­cre­to de su­ma­rio, aun­que an­tes la Po­li­cía vas­ca di­fun­dió el re­la­to de lo ocu­rri­do. El pa­sa­do miér­co­les por la no­che, se­gún el tes­ti­mo­nio del pre­sun­to ho­mi­ci­da, es­te gol­peó con una ma­ce­ta a la mu­jer, oca­sio­nán­do­le la muer­te. Tras ello, «ha­bría de­ci­di­do des­cuar­ti­zar el cuer­po, cor­tán­do­lo con una sie­rra, pa­ra des­ha­cer­se después de los res­tos arro­ján­do­los al río Za­do­rra, has­ta don­de los ha­bría lle­va­do en una ma­le­ta en su­ce­si­vos via­jes du­ran­te las si­guien­tes jor­na­das, en­tre el jue­ves y el sá­ba­do». Tam­bién se ha­bría des­he­cho de la do­cu­men­ta­ción de la víc­ti­ma arro­ján­do­la por una al­can­ta­ri­lla.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.