«El Cer­ce­da so­mos to­dos»

Ar­zúa, Mi­la­gro­sa, Lou­ren­zá y Cos­pei­to, que se be­ne­fi­cia­rían de su as­cen­so, es­ta­rán en O Ro­xo pa­ra ani­mar­lo

La Voz de Galicia (Lugo) - - Deportes - JO­SÉ M. FE­RREI­RO

El Cer­ce­da es­tá a 90 mi­nu­tos de la ges­ta más im­por­tan­te des­de su fun­da­ción, en la tem­po­ra­da 19681969, a pe­sar de sus seis tí­tu­los de liga (uno en Se­gun­da Au­to­nó­mi­ca, otro en Re­gio­nal Pre­fe­ren­te y tres en Ter­ce­ra División), Y es­te no es otro que con­se­guir el as­cen­so a Se­gun­da División B.

El equipo de Án­gel Cué­llar lo­gró un va­lio­so empate en el cam­po del Atlé­ti­co San­lu­que­ño (0-0), que aho­ra de­be­rá sa­car­le par­ti­do con un buen re­sutla­do el pró­xi­mo sá­ba­do en O Ro­xo.

Pe­ro la for­ma­ción cer­ce­den­se no es­ta­rá so­la y ten­drá a se­gui­do­res del Ar­zúa, el Mi­la­gro­sa de Lu­go, el Lou­ren­zá y el Cos­pei­to en el re­cin­to. El mo­ti­vo fue una cu­rio­sa ocu­rren­cia del ju­ga­dor del Lou­ren­zá, Diego Re­go, y el se­gun­do en­tre­na­dor del Mi­la­gro­sa, Ru­bén Ba­rrios. Am­bos es­ta­ban en el Bar Pi­po­te, de Lou­ren­zá, el lu­nes día 6 cuan­do se co­no­ció que el Cer­ce­da de­be­ría en­fren­tar­se al At. San­lu­que­ño pa­ra as­cen­der. En ese mo­men­to, Diego pen­só en crear una cuen­ta de what­sApp pa­ra au­nar fuer­zas e in­ten­tar ayu­dar al Cer­ce­da en su ca­mino al as­cen­so. ¿Por qué de esa idea? Pues por­que si el Cer­ce­da lo­gra su­bir, el Ar­zúa as­cen­de­rá a Ter­ce­ra División, el Mi­la­gro­sa evi­ta­rá ba­jar a Pre­fe­ren­te, el Lou­ren­zá as­cen­de­rá a Pri­me­ra Au­to­nó­mi­ca y el Cos­pei­to no des­cen­de­rá en Se­gun­da.

Así co­men­zó to­do a fun­cio­nar en la red so­cial. Aun­que ha­bía que dar­le un nom­bre y Diego Re­go no se lo pen­só dos ve­ces: «Gloria o in­fierno».

Los te­lé­fo­nos no pa­ra­ron des­de ese mo­men­to. Más de 70 per­so­nas in­ter­co­nec­ta­das y pro­gra­man­do via­jes des­de sus res­pec­ti­vas lo­ca­li­da­des pa­ra des­pla­zar­se a Cer­ce­da el sá­ba­do. Aun­que ese des­pla­za­mien­to se­rá una fies­ta. Lle­ga­rán a la lo­ca­li­dad, co­me­rán y después, al es­ta­dio Ro­xo do Pi­ñei­ro dis­pues­tos a ani­mar al Cer­ce­da.

«To­do foi co­mo soe oco­rrer sem­pre —di­ce Diego Re­go— dian­te dun­has ca­ñas e fa­lan­do de có­mo se po­día ar­te­llar al­go pa­ra que to­dos saí­se­mos beneficiados. E en­tre os dous pen­sa­mos nun gru­po de What­sApp». Esa idea ger­mi­nó rá­pi­da­men­te y se fue su­man­do más gen­te: «Non só es­ta­mos xo­ga­do­res, se­nón ta­mén di­rec­ti­vos, afec­cio­na­dos e in­clu­so pe­rio­dis­tas. To­dos que­re­mos que ga­ñe o Cer­ce­da».

Des­de Lou­ren­zá, los in­tere­sa­dos en acu­dir su­pe­ran la vein­te­na en es­te mo­men­to y va cre­cien­do; en Ar­zúa ya es­tán pre­vis­tos dos au­to­ca­res, por lo que tam­bién po­dría su­pe­rar la me­dia cen­te­na; de Cos­pei­to se es­pe­ra un au­to­car y des­de la ciudad de Lu­go, por medio del Mi­la­gro­sa, hay mo­vi­mien­to pe­ro se des­co­no­ce, por aho­ra, el nú­me­ro que se po­drán des­pla­zar.

Pa­ra Diego Re­go la idea de crear «Gloria o in­fierno» fue in­me­dia­ta: «Saíu así, co­mo saen to­das as cou­sas can­do non se pen­sa moi­to. O no­me pa­ré­ce­nos do mais ló­xi­co. Gloria se to­dos saí­mos ben pa­ra­dos ou in­ferno, se non sae co­mo to­dos de­xe­ma­mos». El Cer­ce­da ten­drá unas gar­gan­tas es­pe­cia­les a su fa­vor, que se de­ja­rán no­tar co­mo nun­ca se hi­cie­ron sen­tir has­ta es­te mo­men­to en el re­cin­to O Ro­xo.

ILUS­TRA­CIÓN PI­LAR CANICOBA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.