El de­da­zo del can­di­da­to úni­co

Los crí­ti­cos de C´s cen­su­ran el per­so­na­lis­mo de Al­bert Ri­ve­ra, mien­tras el ex­dipu­tado An­to­nio Ro­drí­guez re­ve­la que le pa­ra­ron una ini­cia­ti­va so­bre el na­val ga­lle­go

La Voz de Galicia (Lugo) - - Elecciones - CAR­LOS PUNZÓN

La cabeza de lista de Ciu­da­da­nos en Ga­li­cia que cuen­ta con un gra­do de co­no­ci­mien­to más ele­va­do en­tre el elec­to­ra­do ape­nas su­pera el 18,4 %. Pe­ro ella, Isa­bel Cen­dán, la can­di­da­ta de Lu­go re­ba­sa en 5,8 pun­tos in­clu­so a José Ca­ne­do, el as­pi­ran­te a re­te­ner el es­ca­ño que C´s ob­tu­vo en A Co­ru­ña en di­ciem­bre pa­sa­do, y que es el me­nos co­no­ci­do de los cua­tro, se­gún la en­cues­ta rea­li­za­da por Son­da­xe y pu­bli­ca­da el lu­nes en La Voz.

Pe­ro pe­se a la exi­gua ca­pa­ci­dad pa­ra dis­tin­guir quié­nes son las per­so­nas a las que Ciu­da­da­nos ha con­fia­do su proyecto y re­pre­sen­ta­ción en Ga­li­cia, el partido na­ran­ja no apro­ve­chó el lu­nes en Vi­go la opor­tu­ni­dad que su­po­nía que fue­se el lí­der de la for­ma­ción, Al­bert Ri­ve­ra, quien los pre­sen­ta­se, los arro­pa­se en sus dis­cur­sos y les die­ra a co­no­cer en el ac­to cen­tral de C´s Ga­li­cia de to­da la cam­pa­ña. No lo hi­zo, ape­nas alu­dió a la cabeza de car­tel de Pon­te­ve­dra pa­ra res­pon­der a una pre­gun­ta so­bre las po­lé­mi­cas en las que se ha vis­to en­vuel­ta en los úl­ti­mos días, y ob­vió ex­pli­car in­clu­so la au­sen­cia de la nú­me­ro uno de Lu­go en el ac­to elec­to­ral.

En­tre el pe­lo­tón de ex­pul­sa­dos del partido por ser re­vo­ca­das sus fi­chas de mi­li­tan­tes, o los apar­ta­dos por des­viar­se de la lí­nea que se mar­ca des­de la pre­si­den­cia de Ri­ve­ra y su equi­po, se reite­ra que to­do se de­ci­de en un gru­po re­du­ci­do pa­ra re­mar­car el per­fil del lí­der, sien­do muy me­di­da la par­ti­ci­pa­ción de la mi­li­tan­cia.

«Mi­li­tan­tes tó­xi­cos»

«Cuan­do no te plie­gas a los in­tere­ses de ellos es que eres tó­xi­co, esa es la pa­la­bra que uti­li­za Fran Her­vías pa­ra se­ña­lar a quien hay que echar», di­ce el ex­dipu­tado co­ru­ñés de Ciu­da­da­nos, An­to­nio Ro­drí­guez, so­bre su se­cre­ta­rio de Or­ga­ni­za­ción, apo­da­do en­tre los su­yos como «se­ñor Lo­bo», el en­car­ga­do en la pe­lí­cu­la Pulp Fic­tion de ha­cer des­apa­re­cer ca­dá­ve­res de es­ce­na.

«No sé por qué no me echan», se pre­gun­ta Ro­drí­guez tras pro­ta­go­ni­zar se­ma­nas de de­nun­cia con­tra el «de­da­zo» que le ha apar­ta­do de la lista que se vo­ta­rá el do­min­go, pe­se a re­sul­tar ele­gi­do dipu­tado en di­ciem­bre y an­tes can­di­da­to en las pri­ma­rias ce­le­bra­das en­tre su mi­li­tan­cia. «Cuan­do tu po­nes a al­guien a de­do, eso es co­rrup­ción», reite­ra aún do­li­do Ro­drí­guez por ha­ber si­do apea­do de las lis­tas y ser víc­ti­ma, di­ce, de una cam­pa­ña de des­pres­ti­gio des­de den­tro de su for­ma­ción «tras ha­ber si­do ame­na­za­do con ello si no me ple­ga­ba al cam­bio, como sé que le pa­só a otros dos com­pa­ñe­ros que al fi­nal tran­si­gie­ron», aña­de.

El ex­dipu­tado re­ve­la aho­ra que ade­más de es­ta­ble­cer­se fil­tros «por afi­ni­dad per­so­nal», tam­bién hay pre­fe­ren­cias a la ho­ra de cur­sar reivin­di­ca­cio­nes te­rri­to­ria­les den­tro del partido. Ro­drí­guez se­ña­la que en abril re­mi­tió al gru­po par­la­men­ta­rio una pre­gun­ta so­bre los con­tra­tos de Na­van­tia pa­ra Ara­bia Sau­dí. «Cu­rio­sa­men­te de las seis que pre­sen­té re­sul­ta que se per­dió esa. Es muy sos­pe­cho­so y las co­sas van cua­dran­do», di­ce pa­ra dar por he­cha una apues­ta de C´s por el na­val an­da­luz an­tes que por el ga­lle­go por es­tra­te­gia elec­to­ral de su lí­der.

Al­bert Ri­ve­ra pa­só por Vi­go sin de­jar ha­blar a nin­guno de los can­di­da­tos ga­lle­gos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.