Lau­ra Dia­mond re­su­ci­ta a Lau­ra Le­brel

Te­le­vi­sión Es­pa­ño­la es­tre­na la ver­sión nor­te­ame­ri­ca­na de «Los mis­te­rios de Lau­ra», pri­me­ra adap­ta­ción en Estados Uni­dos de una fic­ción es­pa­ño­la

La Voz de Galicia (Lugo) - - Alta Definición - B. P. L.

Los es­pec­ta­do­res de La 1 ya co­no­cen a Lau­ra Le­brel, la de­tec­ti­ve que triunfó con la se­rie Los mis­te­rios de Lau­ra. Hoy co­no­ce­rán a Lau­ra Dia­mond, que es la ver­sión ame­ri­ca­na de la mis­ma investigadora en la adap­ta­ción es­ta­dou­ni­den­se del mis­mo nom­bre. Te­le­vi­sión Es­pa­ño­la sus­ti­tu­ye des­de hoy la se­rie de José Mo­ta El hom­bre de tu vi­da por el es­treno de es­ta adap­ta­ción que War­ner hi­zo pa­ra la NBC de la fic­ción crea­da por Boo­me­rang TV.

Los mis­te­rios de Lau­ra, la ori­gi­nal, triunfó en Es­pa­ña con su pe­cu­liar mez­cla de co­me­dia, dra­ma y ac­ción per­so­ni­fi­ca­da en la fi­gu­ra de Lau­ra Le­brel, in­ter­pre­ta­da por la ac­triz ga­lle­ga Ma­ría Pu­jal­te. La pe­cu­lia­ri­dad del personaje de es­ta de­tec­ti­ve es­ta­ba en la com­bi­na­ción de su fa­ce­ta de sa­gaz investigadora con su pa­pel de ma­dre de un par de ge­me­los pe­que­ños des­bor­da­da por la con­ci­lia­ción fa­mi­liar y con de­ta­lles de per­de­do­ra que la con­vier­ten en un personaje muy real y re­co­no­ci­ble.

La Lau­ra de De­bra Mes­sing tam­bién es­tá di­vor­cia­da pe­ro, pa­ra em­pe­zar, ex­plo­ta más su be­lle­za y su as­pec­to que la es­pa­ño­la. Ade­más, el personaje tie­ne des­de el pri­mer mo­men­to más ac­ción y más co­me­dia, al gus­to de la fic­ción ame­ri­ca­na. Pe­ro la esen­cia del personaje, crea­do por el guio­nis­ta ga­lle­go Car­los Vi­la y por Javier Hol­ga­do, si­gue sien­do la mis­ma.

El epi­so­dio pi­lo­to de la nue­va se­rie con­ser­va el mis­mo es­que­ma del pri­mer ca­pí­tu­lo es­pa­ñol con pe­que­ñas va­ria­cio­nes. Lau­ra Dia­mond se pre­sen­ta como una ex­tra­or­di­na­ria de­tec­ti­ve de la po­li­cía de Nue­va York y ma­dre de dos ge­me­los de 6 años, co­no­ci­dos como «los mons­truos». Mien­tras que como de­tec­ti­ve tie­ne bri­llan­tes co­ra­zo­na­das que le per­mi­ten re­sol­ver los ca­sos, en su vi­da per­so­nal va más a re­mol­que, con dos ni­ños a los que se en­fren­ta con tor­pe­za y sin ayu­da del que pron­to se­rá su ex­ma­ri­do, Ja­ke Bro­de­rick (Josh Lucas), un en­can­ta­dor te­nien­te de po­li­cía.

A su la­do tie­ne al de­tec­ti­ve Billy So­to (Laz Alon­so), un buen po­li­cía de gran co­ra­zón que uti­li­za su atrac­ti­vo fí­si­co pa­ra con­se­guir in­for­ma­ción, y a Max Benz (Max Jen­kins), su in­ge­nio­so ayu­dan­te y ni­ñe­ro oca­sio­nal.

El se­gun­do epi­so­dio, que tam­bién se emi­te es­ta no­che y ti­tu­la­do El mis­te­rio de la ci­ta le­tal, es una crea­ción ame­ri­ca­na que se des­pe­ga del ori­gi­nal. Cuan­do una re­la­ción por In­ter­net ter­mi­na en ase­si­na­to, Lau­ra de­ci­de crear­se su pro­pio per­fil en una web de ci­tas y, ba­jo la aten­ta mi­ra­da de Billy, se pon­drá ella mis­ma como ce­bo pa­ra des­cu­brir al ase­sino.

Mien­tras Lau­ra ha­ce sus la­bo­res de de­tec­ti­ve en los lo­ca­les noc­tur­nos más ca­lien­tes de Man­hat­tan, Ja­ke fir­ma fi­nal­men­te los pa­pe­les del di­vor­cio, lo que lle­va a Lau­ra a re­con­si­de­rar se­ria­men­te si vol­ver al mun­do de las ci­tas en su vi­da real.

Los mis­te­rios de Lau­ra fue, jun­to con la fic­ción ca­ta­la­na Pul­se­ras ro­jas, la pri­me­ra se­rie es­pa­ño­la ven­di­da y adap­ta­da en Estados Uni­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.