El vo­to útil en es­tas elecciones ge­ne­ra­les

La Voz de Galicia (Lugo) - - La Voz Lugo -

He es­cu­cha­do re­pe­ti­das ve­ces a don Al­ber­to Nú­ñez Fei­joo de­cir que vo­tar a Ciu­da­da­nos es po­co me­nos que apo­yar a Po­de­mos o a En Ma­rea. Su­pon­go que es­tos días de aje­trea­da cam­pa­ña lo tie­nen con­fun­di­do: si cree que el vo­to útil es el que sir­ve pa­ra que na­da cam­bie, pa­ra que al­gu­nos si­gan con­fun­dien­do la ges­tión de los re­cur­sos pú­bli­cos con el en­ri­que­ci­mien­to per­so­nal, pa­ra que los re­cor­tes si­gan sus­ti­tu­yen­do a la ad­mi­nis­tra­ción res­pon­sa­ble y efi­cien­te; su de­fi­ni­ción de vo­to útil no coin­ci­de con la de la ma­yo­ría de es­pa­ño­les y ga­lle­gos.

Sería bueno que de­di­ca­se unos mo­men­tos a re­fle­xio­nar acer­ca del por­qué han sur­gi­do nue­vas fuer­zas po­lí­ti­cas. ¿Se­rá por­que mu­chos aca­ba­mos tan de­cep­cio­na­dos con la «vie­ja po­lí­ti­ca» que no vi­mos otra sa­li­da que dar un pa­so ade­lan­te pa­ra re­cu­pe­rar la confianza en las ins­ti­tu­cio­nes y en la cla­se po­lí­ti­ca?

Ciu­da­da­nos Ga­li­cia ha lle­ga­do pa­ra que­dar­se. A pe­sar de las crí­ti­cas, de los tro­pie­zos y del mal ha­cer de al­gu­nos. So­mos mu­chos, la ma­yo­ría de los afi­lia­dos y sim­pa­ti­zan­tes ga­lle­gos, los que tra­ba­ja­mos por nues­tra co­mu­ni­dad y nues­tros con­ce­llos. De­mos­tra­mos ca­da día que te­ne­mos un proyecto cla­ro y pro­pues­tas con­cre­tas, pe­se a que al­gu­nos quie­ran ven­der la idea de que no es así. Ocu­pa­mos un es­pa­cio po­lí­ti­co que ya no exis­tía, un cen­tro equi­li­bra­do y ho­nes­to que ex­cep­to de bo­qui­lla, otros aban­do­na­ron y des­cui­da­ron ha­ce ya tiem­po, y en el que por fin nos sen­ti­mos re­pre­sen­ta­dos.

Que­da mu­cho por ha­cer, en eso es­ta­mos com­ple­ta­men­te de acuer­do; y nos to­ca de­fen­der, reivin­di­car y apos­tar por nues­tra co­mu­ni­dad. Nun­ca mi­li­ta­ría en un partido, ni lo re­pre­sen­ta­ría, que no pen­sa­se en mi tie­rra y que no me per­mi­tie­se y me ani­ma­se a lu­char por ella.

No nos con­fun­da­mos; Ciu­da­da­nos no ha ve­ni­do a «ro­bar» los vo­tos de na­die; pe­se a lo que al­gu­nos pa­re­cen pen­sar, los vo­tos de los ciu­da­da­nos no les per­te­ne­cen. Ciu­da­da­nos ha ve­ni­do a pe­dir a los es­pa­ño­les y a los ga­lle­gos que pien­sen en quién quie­ren que ad­mi­nis­tre su vo­to con res­pon­sa­bi­li­dad y ho­nes­ti­dad. Ciu­da­da­nos Ga­li­cia ha lle­ga­do por una ra­zón: du­ran­te años ellos no han con­se­gui­do que Ga­li­cia es­té a la al­tu­ra de otras co­mu­ni­da­des; no han pues­to re­me­dio al gra­ve pro­ble­ma de­mo­grá­fi­co que pa­de­ce­mos y que se agra­va año a año; no han apos­ta­do por nues­tras po­ten­cia­li­da­des, ni por nues­tros sec­to­res es­tra­té­gi­cos; han per­mi­ti­do que nues­tros jó­ve­nes si­gan te­nien­do que emi­grar por ne­ce­si­dad. Re­me­diar es­to es lo que que­re­mos mu­chos de los que hoy re­pre­sen­ta­mos a Ciu­da­da­nos. No nos va­len el des­cré­di­to, ni la de­ma­go­gia, ni las pro­me­sas eter­na­men­te pen­dien­tes de cum­plir. He­chos son amo­res… Les ase­gu­ro que es­ta es mi mo­ti­va­ción y la de mu­chos más en Ciu­da­da­nos Ga­li­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.