Al­ma­ce­nes Nue­va York echó el cie­rre tras 70 años de ac­ti­vi­dad en Sa­rria

Abrió en 1947 fren­te al Con­ce­llo y se tras­la­dó en 1950 a Cal­vo So­te­lo

La Voz de Galicia (Lugo) - - San Xoán De Sarria - X. R. PENOUCOS

Sa­rria es un ayun­ta­mien­to que se dis­tin­gue por con­tar con un comercio de gran ca­li­dad y uno de sus má­xi­mos ex­po­nen­tes en las úl­ti­mas dé­ca­das era Al­ma­ce­nes Nue­va York, cu­yos pro­pie­ta­rios de­ci­die­ron ba­jar la per­sia­na ha­ce unas se­ma­nas.

La his­to­ria de es­te popular comercio, que pu­sie­ron en mar­cha el ma­tri­mo­nio for­ma­do por Je­sús y Jua­ni­ta, co­men­za­ba en el año 1947 cuan­do abría sus puertas en un lo­cal en ple­na Rúa Maior en­fren­te al Con­ce­llo. La ac­ti­vi­dad la tras­la­da­ron en 1950 a la ca­lle Cal­vo So­te­lo, lu­gar en el que se man­tu­vie­ron has­ta la ac­tua­li­dad.

El es­ta­ble­ci­mien­to pa­só a ser re­gen­ta­do por los des­cen­dien­tes de los pro­pie­ta­rios, Fran­cis­co Gon­zá­lez y Ma­ría Lui­sa Arias, quie­nes ha­ce dos dé­ca­das cum­plie­ron uno de sus sue­ños, com­prar el lo­cal en el que tra­ba­ja­ron ca­si to­da su vi­da.

Al­ma­ce­nes Nue­va York na­ció como un ne­go­cio de mer­ce­ría en el que tam­bién ven­dían tra­jes, za­ma­rras, abri­gos o ca­mi­sas. El gran cam­bio se pro­du­jo ha­ce una vein­te­na de años cuan­do de­ter­mi­na­ron cam­biar de ac­ti­vi­dad y cen­trar­se en la ven­ta de col­cho­nes y pro­duc­tos pa­ra el ho­gar. «Ca­si nos vi­mos obli­ga­dos a lle­var a ca­bo es­te cam­bio, ya que con la lle­ga­da al comercio de los chi­nos el sec­tor de la mer­ce­ría es­ta­ba abo­ca­do al desas­tre», re­cuer­da Fran­cis­co Gon­zá­lez.

Mi­les de col­cho­nes

Una ac­ti­vi­dad tan di­la­ta­da hi­zo que ven­die­ran mi­les de col­cho­nes en to­da la pro­vin­cia. «Ade­más de a los par­ti­cu­la­res, ven­di­mos mu­chí­si­mos col­cho­nes a gran par­te de los al­ber­gues de Sa­rria, así como a los de otras lo­ca­li­da­des del ca­mino como Por­to­ma­rín y en ayun­ta­mien­tos como Gun­tín, don­de te­nía­mos clien­tes muy fie­les», ex­pli- Fran­cis­co Gon­zá­lez po­sa an­te la en­tra­da prin­ci­pal de Al­ma­ce­nes Nue­va York

có Fran­cis­co Gon­zá­lez, quien re­cuer­da que ins­ta­ló cor­ti­nas en to­da Ga­li­cia y tam­bién en ciu­da­des como Madrid.

En el úl­ti­mo año se cen­tra­ron en li­qui­dar las exis­ten­cias que te­nían y el ni­vel de ven­tas fue ex­ce­len­te. «Ven­di­mos al­re­de­dor de seis trái­le­res en­te­ros de col­cho­nes y ago­ta­mos to­do lo que te­nía­mos. El úl­ti­mo día aún re­par­ti­mos diez col­cho­nes», re­cuer­da Fran­cis­co Gon­zá­lez.

En lo que res­pec­ta al fu­tu­ro, Fran­cis­co Gon­zá­lez ase­gu­ra que so­lo pien­sa en dis­fru­tar de la ju­bi­la­ción des­pués de una in­ten­sa vi­da de tra­ba­jo y no sa­be si al­qui­la­rá o ven­de­rá el lo­cal. Los mos­tra­do­res de es­ta tien­da son re­cor­da­dos por los sa­rria­nos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.