Cua­tro de ca­da diez con­tra­tos in­de­fi­ni­dos du­ran me­nos de un año

Los pa­ra­dos ga­lle­gos tar­dan 18 me­ses en en­con­trar un em­pleo, el pe­río­do más lar­go en Es­pa­ña

La Voz de Galicia (Lugo) - - Economía - L. P.

Es ver­dad que en Es­pa­ña el em­pleo es­tá cre­cien­do a un rit­mo muy no­ta­ble, por en­ci­ma in­clu­so del 3 % que avan­za la eco­no­mía. Pe­ro se tra­ta esen­cial­men­te de em­pleo pre­ca­rio y de ba­ja pro­duc­ti­vi­dad, es de­cir, de ca­rác­ter tem­po­ral, con suel­dos muy ma­los, in­clu­so por de­ba­jo del sa­la­rio mí­ni­mo in­ter­pro­fe­sio­nal.

Es­ta es la de­nun­cia que ayer hi­zo UGT du­ran­te la pre­sen­ta­ción del in­for­me La pre­ca­rie­dad se ex­tien­de. Se crea em­pleo, pe­ro de ba­ja ca­li­dad. Pa­ra su se­cre­ta­ria de Po­lí­ti­ca Social, Ma­ri­car­men Ba­rre­ra, si tal y co­mo avi­san des­de al­gu­nas ins­tan­cias ma­cro­eco­nó­mi­cas se pro­du­je­ra una nue­va re­caí­da de la eco­no­mía, «el dé­bil mer­ca­do la­bo­ral es­pa­ñol no re­sis­ti­ría» y la ta­sa de des­em­pleo vol­ve­ría a si­tuar­se en un en­torno del 26 al 30%, y ha­bría de nue­vo más de 6 mi­llo­nes de pa­ra­dos.

¿Y qué es lo que se en­tien­de por em­pleo pre­ca­rio? Aquí se po­dría en­glo­bar a to­dos los tra­ba­ja­do­res con con­tra­tos tem­po­ra­les (más de 2,8 mi­llo­nes en el pri­mer tri­mes­tre del 2016), pe­ro ade­más ha­bría que in­cluir los in­de­fi­ni­dos que tie­nen un suel­do muy ba­jo o que no du­ran ni un año. Y, aun­que pa­rez­ca ex­tra­ño, son ya ca­si cua­tro de ca­da 10 con­tra­tos in­de­fi­ni­dos los que du­ran me­nos de 12 me­ses (un 36,5%).

Ade­más, el pe­so de los con­tra­tos a tiem­po par­cial de ca­rác­ter in­de­fi­ni­do so­bre el to­tal de in­de­fi­ni­dos ha pa­sa­do de un 27,5 % en el 2007 a un 42,6 % en el 2015. A su vez, el sin­di­ca­to de­nun­cia que el em­pleo in­de­fi­ni­do se ca­mu­fla ba­jo el con­tra­to de apo­yo a em­pren­de­do­res; de es­tos, uno de ca­da dos tam­po­co su­pera el año de du­ra­ción, un por­cen­ta­je que to­da­vía es ma­yor si no es­tán aco­gi­dos a bo­ni­fi­ca­cio­nes (un 57%).

Y mien­tras los con­tra­tos in­de­fi­ni­dos au­men­tan a un rit­mo que no lle­ga al 2 %, los tem­po­ra­les lo ha­cen a ta­sas su­pe­rio­res al 10%. Pa­ra col­mo, es­te ti­po de con­tra­tos ca­da vez tie­nen una du­ra­ción me­nor, has­ta el pun­to de que uno de ca­da cua­tro es de me­nos de sie­te días. Y si se ha­bla de sa­la­rios, UGT man­tie­ne que se ha per­di­do de me­dia 5 pun­tos de po­der ad­qui­si­ti­vo. Es una reali­dad que los suel­dos han caí­do, y lo han he­cho en to­dos los gru­pos, pe­ro el im­pac­to ha si­do mu­cho ma­yor en las ren­tas más ba­jas.

Y mien­tras au­men­ta la pre­ca­rie­dad en los da­tos de con­tra­ta­ción, los que es­tán bus­can­do un pues­to si­guen te­nien­do que es­pe­rar pa­ra dar con uno. Se­gún el úl­ti­mo in­for­me de Afi-Asem­pleo, los ga­lle­gos sin ocu­pa­ción tar­dan una me­dia de 18 me­ses en lo­grar em­plear­se. Muy le­jos de lo que su­ce­da en Na­va­rra y Ara­gón, don­de los pa­ra­dos con­tra­ta­dos a lo lar­go del úl­ti­mo año pa­sa­ron un me­nor tiem­po mano so­bre mano (unos 9 y 11 me­ses, res­pec­ti­va­men­te). Con todo, la ga­lle­ga es una de las co­mu­ni­da­des con me­nor ín­di­ce de pa­ro de lar­ga du­ra­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.