El pre­si­den­te, tras el ca­so Mar­tí­nez, no pue­de de­jar que se cues­tio­ne el va­lor de sus com­pro­mi­sos

La Voz de Galicia (Lugo) - - La Voz De Lugo -

El pre­si­den­te de la Dipu­tación, Da­río Campos, no pue­de per­mi­tir­se el lu­jo de que, de nue­vo, la pa­la­bra da­da, o, más con­cre­ta­men­te, su fir­ma es­tam­pa­da en un pa­pel, se vea de nue­vo cues­tio­na­da, co­mo ocu­rrió en las ne­go­cia­cio­nes del prin­ci­pio del man­da­to con Ma­nuel Mar­tí­nez. Por eso, el Blo­que se ve­rá obli­ga­do a li­mi­tar sus aco­ta­cio­nes al acuer­do Campos-Can­dia a as­pec­tos que pue­dan ser asu­mi­bles por los po­pu­la­res en el mar­co del ci­ta­do acuer­do.

Campos in­ten­ta —de ahí el apla­za­mien­to del pleno— con­se­guir al­gu­na ce­sión del PP que no al­te­re el acuer­do, pe­ro que de­je res­qui­cio al Blo­que pa­ra no ver­se en una si­tua­ción de con­fron­ta­ción con los so­cia­lis­tas. En­tre otras co­sas, por la re­per­cu­sión que pu­die­ra te­ner en otros ám­bi­tos den­tro de Ga­li­cia.

Por su par­te, el dipu­tado no ads­cri­to Ma­nuel Mar­tí­nez di­ce que apo­ya­rá el pre­su­pues­to si in­clu­ye la par­ti­da ne­ce­sa­ria pa­ra la re­si­den­cia de la ter­ce­ra edad de Be­ce­rreá, don­de es al­cal­de.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.