Los crus­tá­ceos de los ju­gue­tes son ino­cuos pa­ra el hom­bre, pe­ro da­ñan a es­pe­cies au­tóc­to­nas

Las ju­gue­te­rías de Lu­go a las que se le re­qui­só el jue­go se mues­tran tran­qui­las y ase­gu­ran que la de­man­da era ba­ja

La Voz de Galicia (Lugo) - - Portada - TANIA TABOADA

En tien­das de A Co­ru­ña to­da­vía se pue­de ad­qui­rir el acua­rio que se re­qui­só en Lu­go

Que es­té prohi­bi­do co­mer­cia­li­zar los crus­tá­ceos del ti­po triops lon­gi­cau­da­tus no sig­ni­fi­ca que su­pon­ga un ries­go pa­ra la sa­lud hu­ma­na. Bió­lo­gos y ex­per­tos en es­ta ma­te­ria afir­man que es­ta es­pe­cie es ino­cua pa­ra las per­so­nas. Se­gún ex­pli­can, co­mer­cia­li­zar con es­tos crus­tá­ceos es­tá prohi­bi­do des­de que es­ta es­pe­cie se ha in­clui­do en el Ca­tá­lo­go Na­cio­nal de Es­pe­cies In­va­so­ras. En es­te sen­ti­do, los bió­lo­gos echan mano de la ley y ma­ni­fies­tan que es­tá prohi­bi­da la co­mer­cia­li­za­ción, el trans­por­te y la te­nen­cia tan­to del ani­mal en­te­ro co­mo de sus res­tos por­que se tra­ta de una es­pe­cie in­va­so­ra y el he­cho de que ter­mi­ne ha­bi­tan­do por nues­tro te­rri­to­rio des­pla­za­ría a las es­pe­cies au­tóc­to­nas. «Tie­nen más ca­pa­ci­dad de re­pro­duc­ción y los de­pre­da­do­res no las co­men por­que les re­sul­tan des­co­no­ci­das», ex­pli­can bió­lo­gos ex­per­tos en es­ta ma­te­ria.

Las ju­gue­te­rías Por otra par­te, en las tien­das de ju­gue­tes de Lu­go a las que acu­dió el pa­sa­do mar­tes el Ser­vi­cio de Pro­tec­ción de la Na­tu­ra­le­za de la Guar­dia Ci­vil (Se­pro­na) pa­ra re­qui­sar un to­tal de 43 ca­jas de es­te jue­go se en­fren­tan al pro­ble­ma con tran­qui­li­dad. «Tu­vi­mos es­te jue­go has­ta la se­ma­na pa­sa­da y lo he­mos re­ti­ra­do an­tes de que lo in­mo­vi­li­za­se la Guar­dia Ci­vil», ex­pli­có la em­plea­da de una tien­da, que cons­ta­tó que es­te jue­go se ven­dió muy po­co es­ta tem­po­ra­da. «Su­pos­ta­men­te non se sa­be con exac­ti­tu­de de on­de vi­ña es­te crus­tá­ceo e que­ren ex­plo­rar iso», re­la­ta­ba una de las tra­ba­ja­do­ras de otra ju­gue­te­ría don­de el mar­tes se pre­sen­ta­ron los agen­tes en la tien­da pa­ra in­mo­vi­li­zar el ma­te­rial. «Es un ju­gue­te que es­tá a la ven­ta des­de ha­ce mu­chos años. Lo man­da­ron re­ti­rar pa­ra in­ves­ti­gar», re­la­tó la en­car­ga­da de otra ju­gue­te­ría de Lu­go don­de los agen­tes in­mo­vi­li­za­ron más de cin­co ca­jas de es­te ti­po de jue­go. «Es­tá pa­ra­da la mer­can­cía, pe­ro no era de los ju­gue­tes más de­man­da­dos», co­men­ta­ba otra tra­ba­ja­do­ra de una ju­gue­te­ría, que mos­tra­ba su sorpresa por el he­cho de que la Ad­mi­nis­tra­ción per­mi­tie­se lle­gar has­ta las tien­das un acua­rio que en­tra­ña ries­gos.

En el res­to de las ju­gue­te­rías de Ga­li­cia no han te­ni­do es­te pro­ble­ma. En tien­das de A Co­ru­ña, don­de se pue­de ad­qui­rir es­te acua­rio, ma­ni­fes­ta­ron que no hay nin­gu­na alar­ma. «No hay nin­gu­na aler­ta y se­gui­mos co­mer­cia­li­zan­do es­te ju­gue­te». En otra ju­gue­te­ría ex­pli­ca­ron que no de­tec­ta­ron nin­gún pro­ble­ma con es­te ju­gue­te edu­ca­ti­vo, aun­que aho­ra no lo es­tán co­mer­cia­li­zan­do. «Se aca­ba­ron ha­ce ya va­rios me­ses y no vol­vie­ron a ve­nir». En otro de los es­ta­ble­ci­mien­tos co­no­cían es­te acua­rio y ma­ni­fes­ta­ron que te­nían jue­gos de es­te ti­po, pe­ro pa­ra ni­ños me­no­res de ocho años.

Va­rias ju­gue­te­rías de Fe­rrol, Vi­la­gar­cía y Ou­ren­se acla­ra­ron que no dis­po­nen de es­te acua­rio in­fan­til. «No tra­ba­ja­mos con es­te pro­duc­to y na­die ha es­ta­do aquí ha­cien­do com­pro­ba­cio­nes».

Con la in­mo­vi­li­za­ción de las 43 ca­jas de ju­gue­tes con hue­vos de crus­tá­ceos en cua­tro tien­das de Lu­go es la se­gun­da vez en lo que va de año que el Ser­vi­cio de Pro­tec­ción de la Na­tu­ra­le­za de la Guar­dia Ci­vil in­ter­vie­ne pa­ra re­ti­rar es­te ti­po de acua­rios.

A fi­na­les de abril, los agen­tes re­ti­ra­ron un to­tal de seis jue­gos in­fan­ti­les edu­ca­ti­vos en dos tien­das de Me­nor­ca por con­te­ner es­pe­cies exó­ti­cas in­va­so­ras, con­cre­ta­men­te los triops lon­gi­cau­da­tus. Ca­be re­cor­dar que se tra­ta de unos pe­que­ños crus­tá­ceos de agua dul­ce con apa­rien­cia de can­gre­jo ca­ce­ro­la. Su­pues­ta­men­te, los es­pe­cí­me­nes in­clui­dos en los ju­gue­tes re­ti­ra­dos de Lu­go po­drían es­tar in­clui­dos en el ca­tá­lo­go es­pa­ñol de es­pe­cies exó­ti­cas in­va­so­ras en todo el te­rri­to­rio na­cio­nal. Es­tas es­pe­cies cons­ti­tu­yen una de las prin­ci­pa­les cau­sas de pér­di­da de bio­di­ver­si­dad, agra­ván­do­se en há­bi­tats y eco­sis­te­mas es­pe­cial­men­te vul­ne­ra­bles.

«Triops le­pi­du­rus apus», la es­pe­cie que exis­te en Ga­li­cia y que se ve­ría afec­ta­da por la «lon­gi­cau­da­tus».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.