Lon­dres prefiere que­dar­se

Los elec­to­res con­fie­san de for­ma ma­yo­ri­ta­ria, a pie de ca­lle, su de­seo de se­guir en la UE

La Voz de Galicia (Lugo) - - A Fondo - RI­TA ÁL­VA­REZ TUDELA

«Es­ta vo­ta­ción es ex­tre­ma­da­men­te im­por­tan­te pa­ra el fu­tu­ro de mis hi­jas», cuen­ta Kelly. Aca­ba de ir con ellas de la mano a de­po­si­tar su vo­to en una igle­sia en las in­me­dia­cio­nes de Por­to­be­llo por­que quie­re in­cul­car­les des­de pe­que­ñas la im­por­tan­cia de se­guir en la UE. Lynch es­tá con­ven­ci­da de que Lon­dres di­rá sí a se­guir en el blo­que co­mún, pe­ro tie­ne du­das de lo que ocu­rri­rá en otras zo­nas del país en las que el des­em­pleo es más al­to y se cul­pa de ello a la in­mi­gra­ción. Es­tá bien in­for­ma­da y por tan­to preo­cu­pa­da: cree que, de im­po­ner­se el bre­xit, la in­de­pen­den­cia de Es­co­cia se­ría inevi­ta­ble y la de Ga­les no tar­da­ría en po­ner­se so­bre la me­sa.

Mar­ga­ret y su ma­ri­do acu­den al mis­mo co­le­gio elec­to­ral. Son ir­lan­de­ses pe­ro lle­van más de seis dé­ca­das en Reino Uni­do. «Si ga­na la sa­li­da todo se rom­pe­rá, vol­ve­rán las fron­te­ras con Ir­lan­da y con el res­to de Eu­ro­pa», se la­men­ta ella. Co­nor, un lon­di­nen­se de 28 años, acu­de a las ur­nas con mie­do al ries­go eco­nó­mi­co que trae­ría el di­vor­cio con la UE. «To­dos pa­ga­re­mos las con­se­cuen­cias y no ten­dre­mos a quién pe­dir ayu­da», afir­ma. En su opi­nión, el blo­que co­mún hi­zo co­sas gran­des en­tre las que ci­ta la so­li­da­ri­dad en­tre paí­ses ve­ci­nos.

A los po­cos mi­nu­tos lle­ga Na­tas­ha, na­ci­da en Reino Uni­do pe­ro de ori­gen ser­bio. Es una eu­ro­pea con­ven­ci­da y no se ima­gi­na un fu­tu­ro con fron­te­ras y sin li­ber­tad de mo­vi­mien­tos. Li­cen­cia­da en Es­tu­dios Eu­ro­peos, hi­zo un Eras­mus, ha­bla ita­liano, fran­cés e in­glés. «Es­te en un te­ma muy sen­si­ble pa­ra mí. Me en­can­ta la va­rie­dad de cul­tu­ras eu­ro­peas y me he en­ri­que­ci­do con ellas. No quie­ro que ten­ga­mos más in­fluen­cia es­ta­dou­ni­den­se. Me gus­tan los va­lo­res eu­ro­peos», ex­pli­ca.

Al otro la­do de la ciu­dad, en el Cen­tro Me­to­dis­ta en West­mins­ter, el mis­mo don­de vo­tó Ca­me­ron a pri­me­ra ho­ra, hay va­rios eu­ro­es­cép­ti­cos. «Es­te país no tie­ne nin­gún po­der, ne­ce­si­ta­mos re­cu­pe­rar­lo», cuen­ta Mar­tin. En­tre sus ar­gu­men­tos men­cio­na que la UE es an­ti­de­mo­crá­ti­ca y que que es cues­tión de tiem­po que ter­mi­ne rom­pién­do­se. Una opi­nión que no com­par­te Mark, na­ci­do en Kent y par­ti­da­rio de que Lon­dres si­ga ha­cien­do co­sas den­tro de la UE. «No ha­bía ne­ce­si­dad de con­vo­car es­te re­fe­ren­do y pro­vo­car es­ta di­vi­sión. Ya ele­gi­mos a nues­tros re­pre­sen­tan­tes de for­ma de­mo­crá­ti­ca en las pa­sa­das elec­cio­nes», ar­gu­men­ta.

Otros ciu­da­da­nos si­guen in­de­ci­sos y apro­ve­chan su ho­ra de co­mer pa­ra in­ten­tar me­di­tar el sen­ti­do de su de­ci­sión. «Vo­ta­ré se­gu­ro cuan­do sal­ga de tra­ba­jar, pe­ro la cam­pa­ña me ha pa­re­ci­do ri­dí­cu­la: hu­bo de­ma­sia­das men­ti­ras en am­bos la­dos», afir­ma Sa­ni­ra. A su la­do es­tá Ka­te, de 35 años y pro­fe­so­ra. «Quie­ro se­guir vi­vien­do en paz, que los jó­ve­nes pue­dan mo­ver­se y ten­gan op­cio­nes pa­ra tra­ba­jar en cual­quier rin­cón de la UE», de­fien­de en un per­fec­to es­pa­ñol.

Al otro la­do del Tá­me­sis, en Lam­beth, una de las zo­nas de Lon­dres que las en­cues­tas pre­di­cen que ten­drá más par­ti­da­rios de se­guir en la UE. Ahí vo­tó Mi­che­lle, que tra­ba­ja en una con­sul­to­ría de la zo­na y cree que en ca­so de bre­xit ha­brá una fu­ga de em­pre­sas y ca­pi­ta­les. «Lon­dres es global, tie­ne tra­ba­ja­do­res de todo el mun­do, es una ce­le­bra­ción de la di­ver­si­dad. No quie­ro que cam­bie».

RI­TA ÁL­VA­REZ

Las pe­que­ñas his­to­rias de­trás de una gran

de­ci­sión. Na­tas­ha es de ori­gen ser­bio y no con­ci­be el fu­tu­ro del Reino Uni­do le­jos de Eu­ro­pa. Mar­ga­ret y su ma­ri­do son ir­lan­de­ses que re­si­den en In­gla­te­rra des­de ha­ce más de 60 años. Kelly no qui­so se­pa­rar­se de sus hi­jas, por­que la de­ci­sión con­di­cio­na­rá sus vi­das fu­tu­ras.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.