Un va­ga­bun­do da una pa­ta­da al al­cal­de de Ou­ren­se cuan­do acu­día a un mi­tin

La Voz de Galicia (Lugo) - - Elecciones - M. A.

So­bre las sie­te de la tar­de de ayer, cuan­do el al­cal­de de Ou­ren­se, Je­sús Váz­quez (PP), sa­lía del Con­ce­llo, un hom­bre se acer­có a él en la pla­za Maior y, al gri­to de «na­zi», en­tre otros in­sul­tos, le dio una pa­ta­da en el es­tó­ma­go. Va­rios vian­dan­tes sa­lie­ron en su au­xi­lio y lo ani­ma­ron a de­nun­ciar, pe­ro de­ci­dió no ha­cer­lo y con­mi­nó al agre­sor —un va­ga­bun­do, se­gún va­rios tes­ti­gos— a ir­se de allí. El re­gi­dor no ne­ce­si­tó asis­ten­cia mé­di­ca y lue­go dio un mi­tin con ab­so­lu­ta nor­ma­li­dad y tra­tan­do de res­tar im­por­tan­cia a lo que ha­bía su­ce­di­do. De he­cho, se li­mi­tó a co­men­tar el in­ci­den­te du­ran­te su in­ter­ven­ción, pe­ro desis­tió de pre­sen­tar una de­nun­cia an­te la po­li­cía por lo que ha­bía ocu­rri­do.

La de­ci­sión no fue com­par­ti­da por el gru­po de De­mo­cra­cia Ou­ren­sa­na, que con­si­de­ra «un error» no ha­ber pues­to los he­chos en co­no­ci­mien­to de la po­li­cía de ma­ne­ra in­me­dia­ta, ya que «la agresión de hoy es todo un ata­que a la de­mo­cra­cia; y no es so­lo una agresión a Je­sús Váz­quez, es una agresión a sus 16.000 vo­tan­tes re­pre­sen­ta­dos por su per­so­na». El res­to de las for­ma­cio­nes po­lí­ti­cas mos­tra­ron tam­bién su con­de­na a la agresión su­fri­da por el re­gi­dor, que re­ci­bió la so­li­da­ri­dad de nu­me­ro­sos ciu­da­da­nos tam­bién en las re­des so­cia­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.