Seis de ca­da diez con­duc­to­res se dis­traen al vo­lan­te con fre­cuen­cia, se­gún un es­tu­dio

La Voz de Galicia (Lugo) - - Sociedad -

Los con­duc­to­res se dis­traen mu­cho en el co­che. Apar­te de las ope­ra­cio­nes nor­ma­les co­mo ba­jar las ven­ta­ni­llas o po­ner las lu­ces, los usua­rios re­co­no­cen en una en­cues­ta del RACE y BP que rea­li­zan di­fe­ren­tes ta­reas que les ha­cer per­der la aten­ción du­ran­te unos se­gun­dos so­bre la cal­za­da. Ac­cio­nes que se de­be­rían ha­cer an­tes de po­ner­se el cin­tu­rón. Por ejem­plo, exis­te un 42 % de con­duc­to­res que re­gu­la los re­tro­vi­so­res mien­tras con­du­ce, el 22 % con­fie­sa re­gu­lar la po­si­ción del asien­to o re­po­sa­ca­be­zas, y un 28 % de los con­duc­to­res reconoce que ma­ne­ja el na­ve­ga­dor mien­tras es­tá en cir­cu­la­ción. Lue­go hay otras ac­cio­nes con­si­de­ra­das por los pro­pios usua­rios co­mo mu­cho más pe­li­gro­sas co­mo ac­ce­der a In­ter­net (un 4 % con­fie­sa ha­ber­lo he­cho), la sin­cro­ni­za­ción de dis­po­si­ti­vos (un 14 %), bus­car ob­je­tos en la guan­te­ra (16 %) o en el or­de­na­dor de a bor­do (22 %). En to­tal, seis de ca­da diez con­duc­to­res re­co­no­cen es­tas dis­trac­cio­nes, que se pro­du­cen en tra­yec­tos co­no­ci­dos. «Da igual que sean cor­tos o lar­gos.

En los ca­mi­nos ha­bi­tua­les es cuan­do se pro­du­cen más dis­trac­cio­nes. Cuan­do va­mos de va­ca­cio­nes, a si­tios des­co­no­ci­dos, es­ta­mos más aten­tos», ar­gu­men­ta Jor­ge Cas­te­lla­nos, coordinador del Area de Mo­vi­li­dad y Se­gu­ri­dad Vial del RACE.

Nue­ve de ca­da diez con­duc­to­res des­co­no­cen có­mo se uti­li­za el sis­te­ma de de­tec­ción de la fa­ti­ga; igual su­ce­de con el sis­te­ma de aler­ta de cho­que in­mi­nen­te (82 % no sa­bría có­mo ac­tuar), o con el sis­te­ma de aler­ta de cam­bio de ca­rril (un 76 %, se­gún la en­cues­ta).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.