Es­co­cia quie­re ne­go­ciar di­rec­ta­men­te su fu­tu­ro con la Unión Eu­ro­pea

La Voz de Galicia (Lugo) - - A Fondo - RO­SA PAÍNO

El ries­go de se­ce­sión in­ter­na en el Reino Uni­do dio ayer sus pri­me­ros pa­sos. Es­co­cia pre­ten­de ne­go­ciar di­rec­ta, e in­me­dia­ta­men­te, con Bru­se­las y otros paí­ses eu­ro­peos su fu­tu­ro en una Unión sin el Reino Uni­do, a la vez que re­bus­ca en la le­gis­la­ción ata­jos pa­ra con­vo­car un se­gun­do re­fe­ren­do de in­de­pen­den­cia. Tam­bién el Sinn Féin quie­re con­vo­car otro re­fe­ren­do, pe­ro es­te pa­ra vo­tar la uni­dad de Ir­lan­da del Nor­te con la Re­pú­bli­ca ir­lan­de­sa del sur.

La mi­nis­tra prin­ci­pal es­co­ce­sa, Ni­co­la Stur­geon, con­vo­có ayer de ur­gen­cia a su Ga­bi­ne­te pa­ra de­ci­dir «los pa­sos a se­guir» a la luz de los re­sul­ta­dos en la re­gión: el 62 % es­co­ce­ses vo­ta­ron en ma­sa a fa­vor de per­ma­ne­cer en la UE fren­te al 38 % que apo­yó de­jar el blo­que.

Tras la reunión con sus mi­nis­tros, anun­ció a la pren­sa en Edim­bur­go que pe­di­rá ini­ciar «con­ver­sa­cio­nes de in­me­dia­to» con los di­ri­gen­tes de Bru­se­las y con «otros Es­ta­dos miem­bros» pa­ra «pro­te­ger el lu­gar de Es­co­cia en la UE».

La lí­der in­de­pen­den­tis­ta, que go­bier­na en ma­yo­ría, con­fir­mó ade­más que ya es­tá en es­tu­dio la le­gis­la­ción ne­ce­sa­ria pa­ra fa­ci­li­tar un po­si­ble se­gun­do re­fe­ren­do de in­de­pen­den­cia en Es­co­cia. El pri­me­ro, ce­le­bra­do el 18 de sep­tiem­bre del 2014, los in­de­pen­den­tis­tas per­die­ron por el 45 % de los vo­tos fren­te al 55 % que apo­yó la uni­dad con el Reino Uni­do. El pe­rió­di­co es­co­cés Daily Re­cord, que en­ton­ces apo­yó la unión, de­fen­dió en su edi­ción de ayer la po­si­bi­li­dad de ce­le­brar un se­gun­do.

Por úl­ti­mo, Stur­geon di­jo que su ob­je­ti­vo es «pro­te­ger de­ci­si­va­men­te los in­tere­ses» de la na­ción his­tó­ri­ca y tra­ba­jar du­ro pa­ra ase­gu­rar que si­gue sien­do «un lu­gar atrac­ti­vo pa­ra los ne­go­cios». Al co­no­cer la vic­to­ria del bre­xit, nu­me­ro­sos es­co­ce­ses se ma­ni­fes­ta­ron el vier­nes an­te el Par­la­men­to de Edim­bur­go y en Glas­gow pa­ra mos­trar su des­agra­do con el re­sul­ta­do y pro­tes­tar con­tra «el to­rren­te de ra­cis­mo» que se desató en la cam­pa­ña, des­pués de que los eu­ro­es­cép­ti­cos cen­tra­ran sus ar­gu­men­tos en la in­mi­gra­ción.

Al igual que Es­co­cia, Ir­lan­da del Nor­te op­tó ma­yo­ri­ta­ria­men­te el 23J por se­guir en la UE. An­te es­te pa­no­ra­ma el pre­si­den­te del par­ti­do na­cio­na­lis­ta Sinn Féin, Gerry Adams, de­fen­dió ayer la ce­le­bra­ción de un re­fe­ren­do pa­ra la uni­dad con la Re­pú­bli­ca de Ir­lan­da co­mo un «im­pe­ra­ti­vo de­mo­crá­ti­co». «El Go­bierno bri­tá­ni­co de­be res­pe­tar los de­seos de­mo­crá­ti­cos de la gen­te del nor­te», sen­ten­ció.

Con­tro­les fron­te­ri­zos

Adams enume­ró las «con­se­cuen­cias ad­ver­sas» que ten­drá el bre­xit «en las dos eco­no­mías de es­ta is­la». «Ten­drá gra­ves con­se­cuen­cias pa­ra el em­pleo, la in­ver­sión, las fa­mi­lias y co­mu­ni­da­des», ad­vir­tió. En ese sen­ti­do, se­ña­ló que «po­drían vol­ver a im­po­ner­se con­tro­les fron­te­ri­zos en­tre el nor­te y el sur y tam­bién se po­drían ins­tau­rar adua­nas».

Por úl­ti­mo con­si­de­ró que «el bre­xit tam­bién su­po­ne un pro­ble­ma pa­ra la apli­ca­ción del Acuer­do del Vier­nes San­to», ya que «el Go­bierno bri­tá­ni­co no pue­de ya re­pre­sen­tar de­mo­crá­ti­ca­men­te al nor­te en nin­gu­na ne­go­cia­ción con la UE».

El Sinn Féin de­fien­de un re­fe­ren­do pa­ra la uni­dad de Ir­lan­da con el Úls­ter

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.