El «out» ex­pul­sa el ta­len­to del país

Cien­tí­fi­cos ga­lle­gos te­men por sus con­di­cio­nes la­bo­ra­les y so­cia­les y ad­vier­ten que Reino Uni­do de­ja­rá de ser un Es­ta­do atrac­ti­vo pa­ra los nue­vos in­ves­ti­ga­do­res

La Voz de Galicia (Lugo) - - A Fondo - R. ROMAR

«La at­mós­fe­ra en el la­bo­ra­to­rio es hoy de­pre­si­va. Mu­chas per­so­nas co­men­tan que los in­ves­ti­ga­do­res jó­ve­nes ha­rían bien en mar­char­se aho­ra fue­ra del Reino Uni­do». El tes­ti­mo­nio, re­co­gi­do un día des­pués del bre­xit por la re­vis­ta cien­tí­fi­ca Na­tu­re, no es de nin­gún in­ves­ti­ga­dor eu­ro­peo que se es­tá re­plan­tean­do su fu­tu­ro des­pués del re­sul­ta­do de la con­sul­ta, sino el de Emily Mo­rris, una jo­ven bri­tá­ni­ca que rea­li­za el doc­to­ra­do en la Uni­ver­si­dad de Not­ting­ham. La su­ya es una im­pre­sión com­par­ti­da con la de sus co­le­gas ga­lle­gos que tra­ba­jan en las is­las. Frus­tra­ción, de­sola­ción, in­quie­tud y, so­bre to­do, mu­cha preo­cu­pa­ción es su sen­ti­mien­to ge­ne­ra­li­za­do.

«En mi ca­so, a cor­to pla­zo no se ve­rá afec­ta­da mi po­si­ción, pe­ro en un fu­tu­ro pue­de ser que ne­ce­si­te­mos un spon­sor pa­ra con­ti­nuar en Gran Bre­ta­ña», ad­vier­te Juan Fer­nán­dez, que em­pe­zó a tra­ba­jar en la Uni­ver­si­dad de Ox­ford con una be­ca de la Fun­da­ción Ba­rrié y que aho­ra go­za de una Ma­rie Sklo­dows­ka-Cu­rie de la UE. La po­si­ble fu­ga de ta­len­to es la prin­ci­pal ame­na­za que se cier­ne so­bre el sis­te­ma de I+D bri­tá­ni­co, in­clu­so más aún que la pér­di­da de fi­nan­cia­ción por par­te de los pro­gra­mas eu­ro­peos, de los que los cien­tí­fi­cos que tra­ba­jan en el Reino Uni­do son los más be­ne­fi­cia­dos, tan­to en las con­vo­ca­to­rias del Ho­ri­zon­te 2020 co­mo de las Grant del Con­se­jo Eu­ro­peo de In­ves­ti­ga­ción (ERC), el au­tén­ti­co bu­que in­sig­nia.

Por ejem­plo, las uni­ver­si­da­des de Cam­brid­ge, Ox­ford y del Im­pe­rial Co­lle­ge de Lon­dres son, por es­te or­den, los que más re­ci­ben es­tas pres­ti­gio­sas ayu­das. Es cier­to que era tam­bién uno de los paí­ses que más con­tri­buían a su­fra­gar la I+D co­mu­ni­ta­ria, pe­ro el sal­do ne­to es cla­ra­men­te a su fa­vor. Por los 6.000 mi­llo­nes que in­vir­tió en el fon­do co­mún en el pe­río­do 2007-2013 ob­tu­vo un re­torno de 8.800 mi­llo­nes de eu­ros. Es ver­dad que cap­ta fon­dos por­que su sis­te­ma de I+D es el más com­pe­ti­ti­vo, pe­ro lo es por su ca­pa­ci­dad de re­co­ger ta­len­to en el ca­la­de­ro eu­ro­peo gra­cias a la mo­vi­li­dad que aho­ra exis­te al am­pa­ro de las be­cas Ma­rie Sklo­dows­ka-Cu­rie, que pa­ga Bru­se­las.

«Es­tán en ries­go mu­chas in­ves­ti­ga­cio­nes muy im­por­tan­tes y la ca­pa­ci­dad de la cien­cia bri­tá­ni­ca de atraer ta­len­to, ya que es pre­vi­si­ble que, si no ya, en un par de años ten­drá me­nos ac­ce­so o na­da a fon­dos del ERC, a las ac­cio­nes Ma­rie Cu­rie y a otros pro­gra­mas. Es­to pue­de su­po­ner un va­ra­pa­lo im­por­tan­te pa­ra los in­ves­ti­ga­do­res de es­te país, pe­ro so­bre to­do pa­ra el pro­gre­so de la cien­cia», re­su­me Eduar­do Oli­ver, pre­si­den­te de la So­cie­dad de Cien­tí­fi­cos Es­pa­ño­les en Reino Uni­do, que agru­pa a 600 so­cios de los cer­ca de 3.000 que se cal­cu­la que tra­ba­jan en la is­la.

«Nun­ca ha­bría ido allí»

«Yo me fui a In­gla­te­rra pri­me­ro con un con­tra­to de Es­pa­ña y lue­go se­guí con una be­ca Ma­rie Cu­rie, pe­ro si hu­bie­ran cam­bia­do las con­di­cio­nes nun­ca hu­bie­ra ido allí», sub­ra­ya Jo­sé Ma­nuel Cas­tro Tu­bío, aho­ra en la Uni­ver­si­da­de de Vi­go y que pa­só los úl­ti­mos cin­co años en la de Cam­brid­ge. «Va a su­po­ner un em­po­bre­ci­mien­to du­rí­si­mo pa­ra ellos», aña­de. Y Eduar­do Oli­ver abun­da en ello: «No es des­ca­be­lla­do pen­sar —di­ce— que ha­ya in­ves­ti­ga­do­res que pue­dan lo­grar una ERC que de­ci­dan emi­grar a paí­ses don­de ten­gan más po­si­bi­li­da­des».

Tam­po­co es op­ti­mis­ta Al­ber­to Na­vei­ra, ca­te­drá­ti­co de Ocea­no­gra­fía Fí­si­ca en la Uni­ver­si­dad de Sout­ham­pton. «Ha­be­rá —di­ce— me­nos es­tu­dan­tes e cien­tí­fi­cos que quei­ran vir a es­tu­dar ou tra­ba­llar, po­lo au­men­to en ta­xas uni­ver­si­ta­rias ou po­lo re­cor­te de de­rei­tos ci­da­dáns. Ao di­mi­nuír a ba­se de ta­len­to, a com­pe­ti­ti­vi­da­de da cien­cia bri­tá­ni­ca re­du­ci­ra­se». Tam­bién cree que sal­drán per­ju­di­ca­dos los in­ves­ti­ga­do­res es­pa­ño­les y eu­ro­peos «po­lo re­cor­te de de­rei­tos que a saí­da da UE trae­rá pa­ra nos. Hai un sen­ti­men­to xe­ne­ra­li­za­do de de­cep­ción coa maio­ría da so­cie­da­de bri­tá­ni­ca».

«Lo que sus­ten­ta el sis­te­ma de in­ves­ti­ga­ción en UK es la mo­vi­li­dad y la cap­tu­ra de ta­len­to de otros paí­ses» Juan Fer­nán­dez In­ves­ti­ga­dor en la Uni­ver­si­dad de Ox­ford «Os cien­tí­fi­cos es­pa­ñois sai­re­mos pre­xu­di­ca­dos po­lo re­cor­te de de­rei­tos que a saí­da da UE trae­rá pa­ra nós» Al­ber­to Na­vei­ra Ocea­nó­gra­fo en Sout­ham­pton «Afec­ta­rá más a los que ven­gan en el fu­tu­ro, por­que la mo­vi­li­dad se­rá mu­cho más com­pli­ca­da» Iria Gó­mez Troi­ti­ño In­ves­ti­ga­do­ra en el Im­pe­rial Co­lle­ge

L. JACK­SON

Haw­king fue uno de los que ad­vir­tió que el «bre­xit» se­rá un «desas­tre» pa­ra la cien­cia bri­tá­ni­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.