Los tras­plan­ta­dos de hí­ga­do se re­cu­pe­ran me­jor con ejer­ci­cio fí­si­co per­so­na­li­za­do

La Voz de Galicia (Lugo) - - Sociedad -

Los tras­plan­ta­dos de hí­ga­do me­jo­ran en has­ta un 12,5 % su ca­pa­ci­dad ae­ró­bi­ca, un 77 % su fle­xi­bi­li­dad y un 21 % su fuer­za si rea­li­zan un pro­gra­ma de ejer­ci­cio fí­si­co per­so­na­li­za­do, se­gún re­ve­la un es­tu­dio pio­ne­ro que de­mues­tra los be­ne­fi­cios del de­por­te en las per­so­nas tras­plan­ta­das.

El es­tu­dio, desa­rro­lla­do du­ran­te año y me­dio, fue el te­ma ele­gi­do por Die­go Mo­ya, li­cen­cia­do en Cien­cias de la Ac­ti­vi­dad Fí­si­ca y el De­por­te, pa­ra ela­bo­rar su te­sis doc­to­ral. El tra­ba­jo con­sis­tió en apli­car un do­ble pro­gra­ma so­bre 54 pa­cien­tes que ha­bían si­do tras­plan­ta­dos de hí­ga­do en el Hos­pi­tal La Fe de Valencia.

Los pa­cien­tes fue­ron di­vi­di­dos en dos gru­pos: uno hi­zo seis me­ses de en­tre­na­mien­to dos días por se­ma­na con ejer­ci­cios de re­sis­ten­cia, fuer­za, equi­li­brio y fle­xi­bi­li­dad; y el otro, nin­gu­na ac­ti­vi­dad es­pe­cí­fi­ca. El ob­je­ti­vo era de­mos­trar que con un pro­gra­ma per­so­na­li­za­do, ba­sán­do­se en las prue­bas efec­tua­das tras en ca­da ca­so, no so­lo me­jo­ra­ban to­dos los as­pec­tos en los que se tra­ba­jó, sino que es­tos «no afec­ta­ban ne­ga­ti­va­men­te a su nue­vo hí­ga­do». Tam­po­co re­per­cu­tía en las zo­nas don­de se les ha­bía prac­ti­ca­do la ci­ru­gía, co­mo las que aca­ba­ban for­man­do una ci­ca­triz.

Un mes en ca­ma

Se­gún Die­go Mo­ya, los prin­ci­pa­les pro­ble­mas de es­tos pa­cien­tes es que pa­san co­mo mí­ni­mo un mes en ca­ma tras la ope­ra­ción, ya que la ci­ca­triz es muy gran­de, son se­den­ta­rios y re­ci­ben una me­di­ca­ción in­mu­no­su­pre­so­ra pa­ra evi­tar el re­cha­zo que ayu­da al desa­rro­llo de otras en­fer­me­da­des.

Pa­ra Mo­ya, la prin­ci­pal re­co­men­da­ción del mé­di­co es que an­den, «pues son con­ser­va­do­res a la ho­ra de en­tre­nar», pe­ro una vez es­tán re­cu­pe­ra­dos les ha fal­ta­do po­ten­ciar la mus­cu­la­tu­ra o la ca­pa­ci­dad pul­mo­nar o car­día­ca. Lo in­tere­san­te es que la ad­he­ren­cia a los ejer­ci­cios fue al­ta: de 48 cla­ses, so­lo fal­ta­ban a una o dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.