Un por­ta­con­te­ne­do­res grie­go abre una nue­va era pa­ra el ca­nal de Pa­na­má

La ca­pa­ci­dad del pa­so ca­si se du­pli­ca y cam­bia el trá­fi­co ma­rí­ti­mo in­ter­na­cio­nal

La Voz de Galicia (Lugo) - - Marítima - MONCHO ARES

So­la­men­te los bu­ques tri­ple E no pue­den atra­ve­sar la ins­ta­la­ción cen­troa­me­ri­ca­na

Si el va­por An­cón, que des­pla­za­ba unas 9.500 to­ne­la­das y te­nía una es­lo­ra de 149,2 me­tros, fue el pri­mer bar­co que cru­zó el ca­nal de Pa­na­má el 15 de agos­to de 1914, inau­gu­ran­do así una nue­va era en el trans­por­te ma­rí­ti­mo in­ter­na­cio­nal, el por­ta­con­te­ne­do­res Cos­co Ship­ping Pa­na­ma, con una ca­pa­ci­dad de car­ga de 9.400 TEU (ca­da TEU co­rres­pon­de a la ca­pa­ci­dad de car­ga de un con­te­ne­dor con un pe­so ne­to de 23.600 ki­los) y una es­lo­ra de 300 me­tros, ten­drá hoy el pri­vi­le­gio de abrir otra eta­pa his­tó­ri­ca en el co­mer­cio de mer­can­cías a ni­vel mun­dial. Es­ta no­che, sal­vo sor­pre­sa, se­rá el pri­mer bu­que que pa­se del océano Atlán­ti­co al Pa­cí­fi­co por la nue­va es­clu­sa pa­na­me­ña, he­cha por un con­sor­cio li­de­ra­do por la cons­truc­to­ra es­pa­ño­la Sacyr.

Ima­gi­nan­do sen­das ma­nio­bras se­pa­ra­das por 102 años es fá­cil de­du­cir la mag­ni­tud del fla­man­te pro­yec­to y sus re­per­cu­sio­nes, por­que es­te nue­vo jue­go de es­clu­sas igua­la la ca­pa­ci­dad de las dos que en su día cons­tru­yó Es­ta­dos Uni­dos, país que a su vez asu­mió los de­re­chos del fra­ca­sa­do pro­yec­to fran­cés que, ini­cial­men­te, tra­tó de ha­cer un pa­so ex­ca­va­do has­ta el ni­vel de los dos océa­nos.

Una vez que los tres ca­rri­les del ca­nal es­tán ope­ra­ti­vos, la ca­pa­ci­dad má­xi­ma del pa­so au­men­ta de los 330 mi­llo­nes de to­ne­la­das de mer­can­cía anua­les a las 600 y ga­ran­ti­za el fu­tu­ro de la in­fraes­truc­tu­ra, que se en­con­tra­ba es­tan­ca­da pues­to que por ella no po­dían tran­si­tar los bu­ques con una man­ga su­pe­rior a los 32 me­tros, que son los gran­des por­ta­con­te­ne­do­res y los su­per­pe­tro­le­ros.

Es­tos enor­mes bar­cos se de­no­mi­nan post pa­na­max y new pa­na­max, por­que la in­fluen­cia del ca­nal en la na­ve­ga­ción fue tal a lo lar­go de la his­to­ria que has­ta la cons­truc­ción na­val im­plan­tó el ta­ma­ño pa­na­max, que se co­rres­pon­día con las na­ves que te­nían las di­men­sio­nes pa­ra cru­zar por es­te es­tre­cho.

Apro­ba­do en referéndum

Si a los po­cos años de su cons­truc­ción ya se plan­teó la ne­ce­si­dad de am­pliar el ca­nal, fue en el 2006 cuan­do los pa­na­me­ños apro­ba­ron en re­fe­ren­do el pro­yec­to de ex­pan­sión, cu­ya eje­cu­ción fue ad­ju­di­ca­da en el 2009 al Gru­po Uni­dos por el Ca­nal (GUPC), in­te­gra­do por Sacyr (ac­cio­nis­ta ma­yo­ri­ta­rio), la em­pre­sa ita­lia­na Im­pre­glio, la bel­ga Jan de Nul y la pa­na­me­ña CUSA.

La in­ten­ción de la Au­to­ri­dad del Ca­nal de Pa­na­má era inau­gu­rar el nue­vo jue­go de es­clu­sas el 15 de agos­to del 2014, cuan­do se cum­plía un si­glo des­de la pri­me­ra cons­truc­ción. No obs­tan­te, una se­rie de di­fi­cul­ta­des en­con­tra­das a me­di­da que avan­za­ban las obras fue­ron re­tra­san­do la eje­cu­ción y en­ca­re­cién­do­las, mo­ti­vo por el cual se en­cuen­tran en fa­se de re­cla­ma­ción los des­ajus­tes pre­su­pues­ta­rios.

A par­tir de aho­ra, so­lo un ti­po de por­ta­con­te­ne­do­res no pue­de pa­sar por el ca­nal. Son los de­no­mi­na­dos tri­ple E, una ex­cep­ción en el trans­por­te ma­rí­ti­mo in­ter­na­cio­nal pe­ro que, no obs­tan­te, ya se pue­den con­si­de­rar la evi­den­cia de que po­dría ha­ber una ter­ce­ra fa­se si hay de­man­da.

ALE­JAN­DRO BO­LÍ­VAR

El bu­que «Cos­co Hous­ton» reali­zó es­ta se­ma­na un pa­so de prue­ba por el ter­cer jue­go de es­clu­sas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.