Bro­cha­zos de hu­mor grue­so

La Voz de Galicia (Lugo) - - Cultura - MI­GUEL AN­XO FER­NÁN­DEZ

Man­ten­gá­mo­nos en las ca­si­llas. La pri­me­ra es­tá en la di­fe­ren­te per­cep­ción que tie­nen del hu­mor grue­so en el ac­tual país del Tío Sam. La se­gun­da es que Malditos ve­ci­nos 2 se in­te­gra en el en­gra­na­je del ci­ne in­dus­trial des­ti­na­do a ha­cer ca­ja con la ri­so­ta­da y la car­ca­ja­da fá­cil. Si nos po­ne­mos eu­ro­peos, pre­fe­ri­mos el hu­mor in­te­li­gen­te y la iro­nía su­til, sin des­car­tar el hu­mor ne­gro a la bri­tá­ni­ca. Ellos op­tan por la bro­cha gor­da, que es una op­ción y es­tán en su de­re­cho. Si una cría de dos años jue­ga con un con­so­la­dor y lo en­cuen­tran des­ter­ni­llan­te, pues mira. O si bro­mean so­bre una em­ba­ra­za­da afir­man­do que «tie­ne un be­bé ju­dío en el horno», pues jo, jo, pe­ro te has pa­sao, pe­lao… No vie­ne a cuen­to (ha­cer­lo se­ría de mal gus­to in­te­lec­tual) evo­car la me­mo­ria de la co­me­dia clá­si­ca de Holly­wood, aque­lla em­pe­ra­do­ra de la su­ti­le­za in­clu­so cuan­do re­ga­ban con vi­trio­lo, sim­ple­men­te por­que es­to es otra co­sa, un ar­te­fac­to (eso sí, bien fac­tu­ra­do) orien- ta­do a re­lu­cir el gag más ca­fre pe­ro fa­ci­lón, aun re­co­no­cien­do su cohe­ren­cia.

Di­cho lo an­te­rior, la evi­den­cia es­tá en que en el 2014 la pri­me­ra par­te fue un cho­llo (cos­tó 18 mi­llo­nes de dó­la­res y en­ju­gó 150 en el mer­ca­do lo­cal), aun­que en es­ta oca­sión pa­re­cen ha­ber pa­ti­na­do (35 mi­llo­nes fren­te a 54 un mes des­pués). Lo cual pa­ra­dó­ji­ca­men­te in­di­ca que Ni­cho­las Sto­ller (y el pro­pio Seth Ro­gen en­tre los guio­nis­tas) qui­zá ha­ya acer­ta­do in­tro­du­cien­do al­gu­nas pin­ce­la­das so­bre el fe­mi­nis­mo, el ma­tri­mo­nio y al­gu­na co­si­lla más, eso sí, en per­so­na­jes y si­tua­cio­nes pe­lea­dos con la ve­ro­si­mi­li­tud (lo del ne­go­cio «ma­riano» es la re­pe­ra…), a par­tir de la idea de unos nue­vos ve­ci­nos, chi­cas re­cien­tes uni­ver­si­ta­rias, que pre­ten­den mon­tar su pro­pia her­man­dad, na­tu­ral­men­te rui­do­sa e in­có­mo­da. ¿Fun­cio­na? Pa­ra quien desee ma­sa­jear­se la gar­gan­ta a car­ca­ja­das, es la su­ya. Y re­gre­san­do a lo de la vie­ja co­me­dia, asu­ma­mos que des­de la apues­ta de los Fa­rrelly por la es­ca­to­lo­gía ya na­da es lo mis­mo, por mu­cho que Jud Apa­tow y su gen­te (Sto­ller es­tá en­tre ellos) ha­yan in­ten­ta­do un plus de in­te­li­gen­cia. Allá ellos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.