Ale­ma­nia ape­la a su esen­cia

Los ger­ma­nos se exa­mi­nan fren­te a Es­lo­va­quia pa­ra pa­sar a cuar­tos de fi­nal

La Voz de Galicia (Lugo) - - Eurocopa - IG­NA­CIO TYLKO

«Sa­be­mos lo que se nos vie­ne en­ci­ma, por­que ha­ce un mes ya per­di­mos con ellos». Joa­chim Löw, ele­gan­te téc­ni­co ale­mán aun­que las cá­ma­ras le ca­cen con cier­tos ges­tos in­fan­ti­les des­agra­da­bles que dan la vuel­ta al mun­do y de los que de­be dis­cul­par­se, des­con­fía con ra­zón del cho­que de oc­ta­vos de fi­nal que hoy en­fren­ta a Ale­ma­nia y a Es­lo­va­quia, 18.00 ho­ras, en Li­lle. Los cam­peo­nes del mun­do son in­dis­cu­ti­bles fa­vo­ri­tos y la his­to­ria cuen­ta que sus gran­des ha­za­ñas sue­len ve­nir pre­ce­di­das de fa­ses de cla­si­fi­ca­ción dis­cre­tas, pe­ro ha­cen bien en ir con pies de plo­mo. Tie­nen muy re­cien­te la de­rro­ta su­fri­da el 29 de ma­yo an­te es­te mis­mo ri­val en un amis­to­so ju­ga­do en Augs­bur­go (1-3). Los go­les de Ma­rek Ham­sik, Mi­chal Du­ris y Ju­raj Kuc­ka evi­den­cia­ron que la má­qui­na ger­ma­na aún no es­ta­ba bien en­gra­sa­da. No fi­gu­ró en el car­tel el mu­ro Ma­nuel Neuer, sino el su­plen­te Bernd Leno, pe­ro se tra­ta de un an­te­ce­den­te muy pró­xi­mo y, por lo tan­to, a con­si­de­rar.

Los his­to­ria­do­res del fút­bol re­cuer­dan un pre­ce­den­te mu­cho más le­jano, tan­to que nin­guno de los dos paí­ses exis­tían co­mo son hoy. La Re­pú­bli­ca Fe­de­ral Ale­ma­na se pre­sen­tó en la Eu­ro­co­pa de Yu­gos­la­via 76 co­mo gran can­di­da­ta al tí­tu­lo, tras con­quis­tar el cer­ta­men con­ti­nen­tal an­te­rior y el Mun­dial de 1974. Pe­ro en la fi­nal, dispu­tada en Bel­gra­do, se im­pu­so por pe­nal­tis una Che- cos­lo­va­quia con pre­pon­de­ran­cia es­lo­va­ca. Ese gran due­lo de ha­ce 40 años se re­cor­da­rá por aque­lla má­xi­ma con la An­to­nin Pa­nen­ka sor­pren­dió de su­til va­se­li­na a Sepp Maier. Pe­ro pa­ra lle­gar has­ta ahí se pro­du­jo una ba­ta­lla épi­ca. Jan Sch­ve­lic y Ka­rol Do­bias, dos es­lo­va­cos, ade­lan­ta­ron a su se­lec­ción y obli­ga­ron a una reac­ción so­ber­bia, li­de­ra­da por los go­les de «Torpe­do» Mü­ller y Bernd Holz­bein. Ade­más de los rea­li­za­do­res, otros seis es­lo­va­cos con­tri­bu­ye­ron al úni­co gran tí­tu­lo de Che­cos­lo­va­quia, sub­cam­peo­na del mun­do en 1934 y 1962.

Los es­lo­va­cos y la his­to­ria

Ya co­mo país in­de­pen­dien­te des­de 1993, Es­lo­va­quia so­lo ha­bía lo­gra­do acu­dir an­tes de es­ta Eu­ro­co­pa a un gran tor­neo, el Mun­dial de Su­dá­fri­ca 2010. En el gran con­ti­nen­te afri­cano dio la sor­pre­sa al im­po­ner­se 3-2 a la «Azu­rra», que de­fen­día el tí­tu­lo con­quis­ta­do cua­tro años an­tes en Ber­lín. Los es­lo­va­cos per­de­rían en oc­ta­vos an­te Ho­lan­da (2-1), pe­ro ahí que­dó su ges­ta. Aho­ra, an­te Ale­ma­nia, pue­den lo­grar el ma­yor éxi­to de su his­to­ria co­mo equi­po y emu­lar a sus an­te­pa­sa­dos.

Di­si­par du­das

Ale­ma­nia es­tá obli­ga­da a ga­nar y a di­si­par las du­das ge­ne­ra­das en el co­mien­zo del tor­neo. Aca­bó lí­der con sie­te pun­tos y su cla­si­fi­ca­ción nun­ca es­tu­vo en pe­li­gro, pe­ro ca­re­ció de bri­llo, con­tun­den­cia y esa fres­cu­ra que le ca­rac­te­ri­za­ron en el Mun­dial de Bra­sil. Tras ga­nar 2-0 a Ucra­nia, se es­tre­lla­ron an­te la mu­ra­lla po­la­ca (0-0) y lue­go so­lo pu­die­ron ga­nar 1-0 a Ir­lan­da del Nor­te. Se mi­den a un ri­val si­mi­lar a los de la pri­me­ra fa­se, con de­fen­sa fuer­te, mu­cho fí­si­co y al­gún ju­ga­dor des­equi­li­bran­te al con­tra­gol­pe.

Los es­lo­va­cos lo fían ca­si to­do a Ma­rek Ham­sik, el ído­lo de la cres­ta. «To­do el mun­do co­no­ce sus re­ma­tes. Ha mar­ca­do go­les pre­cio­sos con el Ná­po­les», de­cla­ró el in­vic­to Neuer. La prin­ci­pal in­cóg­ni­ta se­rá el es­ta­do fí­si­co del cen­tral Je­ro­me Boa­teng, sus­ti­tui­do an­te los no­rir­lan­de­ses por pro­ble­mas en un ge­me­lo.

Si no fra­ca­sa y ha­ce añi­cos los pro­nós­ti­cos an­te un enemi­go con fa­ma de cre­cer­se an­te los gran­des re­tos, Ale­ma­nia aco­me­te­rá unos cuar­tos de fi­nal de la Eu­ro­co­pa exi­gen­tes, ya que se en­fren­ta­ría en Bur­deos al ga­na­dor al su­per­vi­vien­te de la ba­ta­lla que di­ri­men es­te lu­nes Ita­lia y Es­pa­ña en el Sta­de de Fran­ce. Pe­ro, prag­má­ti­cos ellos, no pien­san más allá que en so­me­ter a un ri­val que ya ven­ció a Es­pa­ña en la fa­se de cla­si­fi­ca­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.